Este fin de semana se celebró en el Wizink Center de Madrid el concierto Dragon Ball Symphonic Adventure. Una velada, centrada en la música del icónico anime, que tuvo un trágico final cuando el cantante Hiroki Takahashi se precipitó desde el escenario y tuvo que ser atendido por sanitarios.

Noticias relacionadas

El artista, que se encontraba interpretando el tema principal de Dragon Ball Z y la última canción del concierto, corrió hasta el borde derecho del escenario para animar a los espectadores de este extremo. Al llegar al límite de la plataforma, perdió el equilibrio y cayó 2 metros hasta el suelo.

De acuerdo a la agencia MOJOST, que representa a Takahashi, el artista tuvo que recibir atención médica inmediatamente. Los servicios sanitarios trasladaron al artista japonés al hospital Gregorio Marañón con pronóstico grave después de haber sufrido lesiones en la muñeca y en la cara. Según la empresa organizadora del evento, el cantante podrá ser trasladado a Japón en breve, donde acabará de recuperarse.

Los acontecimientos no han evitado que Takahashi se haya dirigido a su fans madrileños, a través de la compañía Overlook Events y de su agencia, para pedir disculpas por no haber podido concluir la actuación. No obstante, la compañía ha asegurado que la salud del artista "progresa adecuadamente":

Hiroki Takahashi es conocido por haber prestado su voz a un gran número de animes, entre ellos Death Note, Digimon, Yu-Gi-Oh! Duelo Monstruos o Street Fighter IV: The Ties That Bind. Las empresas relacionadas con el espectáculo han animado a los seguidores de Dragon Ball a enviar muestras de apoyo al cantante, que ellos mismos se comprometen a hacer llegar a Takahashi.