En 1935, en la aldea de Sluszkow, en el centro de Polonia, salió a la luz un gigantesco conjunto de 13.061 monedas y otros objetos de plata. En ese momento, el tesoro fue aclamado como la colección más grande del mundo de los llamados "denarios cruzados". Casi un siglo después, en noviembre de 2020, los arqueólogos regresaron al yacimiento para tomar nuevas fotografías sobre el lugar del hallazgo, pero su sorpresa fue mayúscula cuando descubrieron que la tierra escondía más secretos.

Noticias relacionadas

Los investigadores del Instituto de Arqueología y Etnología de la Academia Polaca de Ciencias han desenterrado un nuevo tesoro de 6.500 monedas de plata datadas entre los siglos XI y XII, además de alianzas de oro, anillos y más piezas de plata y plomo. Todos estos objetos estaban dentro de un recipiente de barro, y los expertos han calificado el hallazgo como uno de los más intrigantes del país hasta la fecha.

La campaña arqueológica fue una verdadera búsqueda del tesoro. Los vecinos desvelaron a los expertos una historia local sobre la presencia de algún lote de monedas enterrado en la parte norte del pueblo. Sin embargo, había otro posible escondite, recogido por el cura de la aldea en los años 80: un campo de maíz al lado de la carretera. Tras dos días de excavaciones, el nuevo tesoro de Sluszkow salió a la luz.

"Encontramos un tarro lleno hasta arriba de denarios cruzados. Es un tesoro increíblemente preciado para los arqueólogos, historiadores y museólogos", ha señalado Adam Kędzierski, de la Academia Polaca de Ciencias. Según los expertos, los objetos más sorprendentes del conjunto son dos juegos de alianza y anillos de oro. En uno de ellos se puede leer la inscripción: "Señor, ayuda a tu sierva María".

Esta mujer pudo haber sido una princesa del pueblo ruteno -los antepasados de los bielorrusos, rusinos y ucranianos-, aunque no está claro por qué el tesoro fue enterrado en Sluszkow. "Sabemos que en ese momento la esposa del rey Boleslao III era una princesa rutena llamada Zbysława. Según las fuentes medievales, tenía una hermana, María, que estaba casada con Piotr Włostowic. Se cree comúnmente que María era la hija de Światopełek Izjasławowicz (Príncipe de Kiev)", ha señalado el historiador Adrian Jusupović.

En este sentido, los expertos barajan que las monedas encontradas junto a los anillos pueden haber sido parte de una bendición que Włostowic le dio a su mujer y que fueron enterradas cuando el noble polaco tuvo que huir al ser acusado de traición por Vladislao II el Desterrado, el hijo de Boleslao. El incidente abrió una guerra civil con sus hermanos, que por el calificativo con el que se le recuerda ya se desprende el resultado. Los arqueólogos, después de este hallazgo, van a seguir estudiando los terrenos del pueblo de Sluszkow con herramientas de teledetección y nuevas excavaciones.