Un milenio antes de que Leonardo Da Vinci retratara a una de las mujeres más misteriosa de la Historia del Arte, en Grecia descansaba oculto un mosaico de una bella fémina que acaba de ser descubierto en Osmaniye, a poco más de 500 kilómetros de Ankara.

Noticias relacionadas

Mientras un equipo de investigadores excavaba en la antigua ciudad de Flaviapolis -fundada por Vespasiano-, ha emergido un mosaico en el que se puede apreciar el rostro de una mujer. Debido a su postura y apariencia, los arqueólogos enseguida la han catalogado como "la Mona Lisa de la Antigüedad".

"Esta área de mosaicos es la única zona conocida con figuras humanas en Osmaniye. Estos son los restos de una villa construida en los siglos I y II d.C", han explicado los investigadores. Desde 2015, la ciudad ha sido excavada continuamente en busca de posibles hallazgos valiosos. Nadie hubiera pensado encontrar un mosaico femenino en tal estado de conservación.

Los expertos creen que el mosaico representa a la dueña de la villa o a la esposa del posible dueño. En la época del Renacimiento, Da Vinci pintó la obra pictórica más representativa de la historia. A día de hoy, diferentes investigadores continúan analizando el cuadro para resolver cualquier incógnita. Mientras tanto, esta Mona Lisa de la Antigüedad deberá ser examinada para arrojar luz a un mosaico más de un milenio anterior. ¿Quién sabe si dentro de unos años será tan venerada como su homóloga renacentista?