Zahi Hawass es más célebre que la mayoría de faraones, a quienes lleva cuatro décadas estudiando. Dice que le gusta el sobrenombre del "Indiana Jones egipcio" y que su famoso sombrero, un éxito de ventas en las calles de El Cairo, no tiene nada que envidiarle al de Harrison Ford. Su discurso es arrollador por las formas, que desestima la cautela habitual de un investigador del pasado. Pero a pesar de todas las polémicas —véase el hallazgo de la tumba de Cleopatra—, está considerado como el mayor egiptólogo del mundo.

Noticias relacionadas

Hawass, exsecretario general del Consejo Superior de Antigüedades y ahora estrella televisiva, se encuentra en Madrid para ofrecer este sábado una conferencia, enmarcada en la exposición dedicada a Tutankamón y los secretos de su cámara funeraria en Espacio 5.1 de IFEMA, en la que repasará los últimos hallazgos arqueológicos registrados en el Valle de los Reyes, la necrópolis faraónica del Antiguo Egipto, y analizará el estado de algunas de las investigaciones actuales, como la búsqueda del templo funerario de Nefertiti. En esta entrevista avanza lo que puede deparar este nuevo año en el que se inaugura el esperado Gran Museo Egipcio.

¿Qué misterios quedan por resolver sobre la figura de Tutankamón?

He averiguado y descubierto muchas cosas sobre él, como el ADN de su familia o que no fue asesinado. Pero quedan por probar las consecuencias del accidente que sufrió unos días antes de su muerte, de si esto le provocó una infección en la pierna izquierda [la momia presentaba una fractura] o no. Estoy empezando el proyecto de Momia Egipcia, en el que contamos con una máquina especial de una empresa de San Diego (EEUU) con la que vamos a poder resolver el interrogante. Pero la teoría del asesinato se ha terminado [el faraón niño también padecía malaria y es otra de las causas del fallecimiento que se barajan].

Dentro de poco se cumple un siglo del hallazgo de su cámara funeraria. ¿Cree que es el descubrimiento más importante de la historia?

Lo es, pero en mi opinión hay otro que tuvo lugar hace tres años que es más relevante. Se trata de los papiros más antiguos encontrados, una especie de diario sobre la forma en que se construyeron y organizaron las pirámides. Para mí es más importante que Tutankamón porque cierra todas las conspiraciones sobre alienígenas y esas cosas.

Zahi Hawass, analizando una momia egipcia.

¿Qué ha pasado finalmente con la tumba de Cleopatra? Se anunció su descubrimiento y luego que fue un error de traducción.

Creo que la teoría publicada por la arqueóloga dominicana Katheleen Martínez de que Cleopatra y Marco Antonio estaban enterrados en el templo de Taposiris Magna [45 kilómetros al oeste de Alejandría] es incorrecta. Hemos buscado por todas partes y no hay nada sobre Cleopatra. En absoluto. Ahora pienso que fue enterrada en una tumba justo al lado de su palacio en Alejandría, y que ambas cosas se encuentran bajo el agua. A mi no me gusta bucear, lo odio, y por lo tanto le voy a pedir a un equipo de arqueólogos franceses que busquen ahí.

¿Qué pruebas tiene que indiquen esa localización sumergida?

No hay pruebas. Lo único que sé es que ella se construyó un mausoleo junto a su palacio. Eso lo sabemos. Así que tiene que estar ahí enterrada.

De encontrarla, ¿estará Marco Antonio con ella?

Él también tenía su propio palacio, y no sabemos si estaban cerca. La vida de Cleopatra es un misterio, no sabemos prácticamente nada. Pero siempre digo que hay que seguir buscando, aunque ahora lo que más me interesa es la búsqueda de Nefertiti en el Valle de los Reyes.

Ahora pienso que la tumba de Cleopatra está bajo el agua en Alejandría

¿Cómo van las investigaciones sobre esa tumba?

Todavía sigo trabajando en la excavación en el Valle de los Reyes, que tiene una parte oriental, donde está la tumba de Tutankamón, y otra occidental, donde hay cuatro más, la más famosa es la de Amenhotep III. Creo que Nefertiti está enterrada en esa zona. Luego hay otra parte del Valle de los Reyes de la que nadie sabe nada. Creo que todas las reinas de la Dinastía XVIII fueron enterradas ahí y tengo a unos 300 trabajadores a mi cargo. Soy muy optimista porque hemos realizado descubrimientos muy importantes en los últimos meses: un polígono industrial con treinta talleres y las herramientas que los egipcios utilizaban para construir las tumbas y momificar los cuerpos.

En resumen, hay tres investigaciones actuales sobre tres de los faraones más importantes del Antiguo Egipto.

Tengo la sensación de que va a pasar algo importante porque en 2020 también se va a abrir el Gran Museo Egipcio y las momias reales van a ser transferidas desde el Museo de El Cairo. Creo que va a ser una gran año para la arqueología y que voy a descubrir la tumba de Nefertiti.

El arqueólogo Zahi Hawass en la tumba de Tutankamón. Reuters

Pero en ese museo no van a poder exhibir, por ejemplo, la Piedra Rosseta o el busto de esta faraona.

He hecho todo lo posible para recuperar el busto de Nefertiti [Neues Museum de Berlín], la Piedra Rosetta [British Museum] y el Zodiaco de Dendera [Museo del Louvre]. Son tres objetos únicos que fueron sacados de forma ilegal de Egipto, su casa. Ahora mismo estoy liderando un equipo, con intelectuales de todo el mundo, que escribirá una solicitud para concienciar y recuperar lo que se ha robado. Macron, el presidente de Francia, ha reconocido que hay que devolver las obras expoliadas durante el colonialismo. Hay que atacar a estos tres museos para que devuelvan los tesoros y mostrarlos en el Gran Museo Egipcio que se inaugurará a finales de este año. Estamos haciendo un museo que no se puede comparar con nada, es el proyecto cultural más importante del mundo.

¿Qué va a tener ese museo para que usted diga que no tiene parangón?

Yo he sido su impulsor y ha sido mi idea mostrar todos los artefactos, por primera vez, de una forma bella. El Museo de El Cairo tenía demasiada gente y solo hemos retirado los tesoros de la tumba de Tutankamón, que se van a mostrar en dos grandes galerías. La máscara tendrá un gran espacio propio y te podrías sentar delante de ella durante un día. En la entrada habrá un centenar de estatuas de faraones como Ramsés II para recibir a los visitantes. También habrá otras tres grandes galerías llenas de piezas antiguas y la barca de Keops.

El Gran Museo Egipcio es el proyecto cultural más importante del mundo

¿Será un sitio seguro si estalla una nueva revolución como la de 2011?

La revolución nunca ha ido contra las antigüedades, pero lo más importante es que ahora tenemos un Gobierno fuerte, que protege nuestro patrimonio y ha convertido Egipto en un lugar seguro.

Para la inauguración usted ha elaborado la Ópera de Tutankamón. Incluso se dice que va a estar acompañado de Plácido Domingo.

La he coescrito con la ayuda de Francesco Santocono y la música la ha compuesto Giovanni Zamboni. Estamos finalizando ahora los contratos con muchas estrellas como Plácido Domingo. Este 12 de febrero vamos a ir a firmar un acuerdo con la Opera House en El Cairo para que nos ayuden a preparar la actuación de cara a la inauguración del Gran Museo. Luego, el 4 de noviembre de 2022, coincidiendo con el centenario del descubrimiento de la tumba de Tutankamón, se realizará en el mismo Valle de los Reyes. De ahí la llevaremos a las grandes capitales del mundo: Londres, Madrid, París, Nueva York, Berlín…

Vista de una de las salas de la exposición sobre Tutankamón en IFEMA. Theo O. Krath

Usted se apunta a todo. Hace poco le vimos abriendo una tumba en directo para una cadena estadounidense. ¿Es necesario comunicar los hallazgos de una forma tan mediática?

La arqueología es aburrida y tienes que educar al público mostrándosela de una forma divertida, como una aventura. Eso es lo que yo hago. Ahora estamos negociando con Disney para hacer unos dibujos que se llamarían El pequeño Zahi, un niño que llevaría mi sombrero y mi uniforme e iría viviendo diversas aventuras, no solo con faraones, sino también con cualquier civilización antigua. Estamos tratando de convencerles.

¿Cuántos tesoros del Antiguo Egipto quedan todavía por descubrir?

Hasta ahora solo hemos encontrado un 30% de lo que hay bajo tierra. La mayoría del Egipto moderno se ha construido sobre el Antiguo Egipto. Uno puede excavar en el patio de su casa y descubrir antigüedades. Ahora mismo tenemos 240 expediciones extranjeras trabajando en nuestro país, cinco de ellas españolas. Toda esta gente está realizando descubrimientos y yo por primera vez estoy liderando una expedición egipcia en el Valle de los Reyes.