El juez de la Corte Suprema de Nueva York James Burke ha condenado este miércoles a 23 años de prisión al exproductor de cine Harvey Weinstein. Hace tres semanas, un jurado había declarado culpable al magnate de Hollywood de dos delitos sexuales: por un acto sexual criminal en primer grado (sexo oral forzado) contra la asistente de producción Mimi Haleyi y de violación en tercer grado (sexo sin consentimiento expreso) contra la aspirante a actriz Jessica Mann.

Noticias relacionadas

La pena máxima que le podía caer a Weinstein, que se libró de las acusaciones más graves -asalto sexual y violación en primer grado- y de la cadena perpetua, era de 29 años. Su caso fue el detonante del movimiento #MeToo, que ve su victoria reconocida con esta sentencia. "Siento una gran pena por todos los hombres que están pasando por esta lucha", dijo el magnate antes de escuchar el veredicto, según la agencia Reuters.

Weinstein señaló que le preocupaba que a "miles de hombres" se les negara el debido proceso judicial en la era del #MeToo. En su declaración añadió que estaba "confundido" y que creía que tenía una "amistad seria" con Mann y Haleyi.

Durante la vista, el fiscal Joan Illuzzi reclamó al juez Burke la pena de 25 años de prisión para Weinstein por el delito de acto sexual criminal en primer grado, a lo que se sumarían 4 más por la violación en tercer grado. Además de Weinstein, que apareció en silla de ruedas, también estuvieron presentes en la lectura las seis mujeres que testificaron en el juicio contra el exproductor de cine.

Los abogados del acusado habían reclamado al magistrado la pena mínima permitida por la ley para su cliente: cinco meses de cárcel. Como defensa, alegaban que a Weinstein le quedarían en torno a unos doce años de vida y que por ello, una condena mayor sería probable que significaes "una cadena perpetua de facto".

Dibujo de Harvey Weistein en el momento de la lectura de la sentencia. Reuters

En un conmovedor testimonio durante el juicio, Haleyi habló del trauma al que tuvo que hacer frente desde el ataque: "Me asustó profundamente, tanto mental como emocionalmente, quizá de forma irreparable, quizá para siempre", dijo. En total, más de un centenar de mujeres, algunas de ellas de primera fila, señalaron la conducta sexual inapropiada de Weinstein durante durante décadas.

"Agradecemos al tribunal imponer una sentencia que pone sobre aviso a los depredadores sexuales y parejas abusivas en todos los segmentos de la sociedad", afirmó el fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance, en un comunicado en el que también agradeció a las víctimas "sus notables declaraciones de hoy y su indescriptible coraje durante los dos últimos años".