La fiscalía de Malasia ha imputado a Riza Aziz, productor de la película 'El lobo de Wall Street' e hijastro del ex primer ministro Najib Razak, con cinco cargos de lavado de dinero vinculados a una vasta trama de corrupción de un fondo estatal.

Noticias relacionadas

El empresario, de 42 años, está acusado de recibir en sus cuentas privadas 248,1 millones de dólares (219,8 millones de euros) procedentes de 1Malaysia Development Berhard (1MDB), el fondo inmerso en un escándalo de corrupción por el que también está imputado su padrastro.

El dinero fue transferido vía Suiza hacia dos cuentas de la productora Red Granite Pictures de Riza en Singapur y en Los Ángeles (EEUU) en cinco operaciones entre 2011 y 2012, según la documentación presentada por la fiscalía ante un tribunal en Kuala Lumpur.

Riza se declaró no culpable de las acusaciones, por las que se enfrenta a una pena máxima de cinco años de prisión y una multa de 5 millones de ringgit (1,2 millones de dólares o 1,07 millones de euros) por cada una de ellas.

Las autoridades de EEUU determinaron en 2016 que 155 millones de dólares (137 millones de euros) fueron desviados de 1MDB hacia las cuentas de la productora para financiar la película, protagonizada por Leonardo DiCaprio y dirigida por Martin Scorsese.

En 2018, Red Granite Pictures acordó pagar 60 millones de dólares (53 millones de euros) en concepto de compensación para poner fin a una demanda civil impulsada por la justicia estadounidense, dinero que posteriormente fue devuelto a Malasia.

La corrupción en 1MDB propició la caída del poder de Najib, derrotado en las elecciones de mayo de 2018 e imputado desde entonces con 42 cargos de lavado de dinero y abuso de poder.

También está imputada la esposa de Najib y madre de Riza, Rosmah Mansor, que se enfrenta a una veintena de acusaciones por el desvío de dinero del fondo a sus cuentas privadas.