Oriol Paulo da órdenes a Adriana Ugarte en el rodaje de Mirage.

Oriol Paulo da órdenes a Adriana Ugarte en el rodaje de Mirage.

Cine Cine Español

Así es la nueva película de Oriol Paulo, el director español por el que se pegan en China

El realizador español regresa tras reventarla taquilla china con Mirage, un thriller con toques fantásticos protagonizado por Adriana Ugarte y del que ya conocemos sus primeras claves.

Que China es el mercado más rentable del cine en la actualidad lo sabe todo el mundo. En Hollywood lo tienen claro, y cada vez más superproducciones introducen personajes asiáticos o guiños al país para atraer a un mercado que se prevé que en un par de años supere al de EEUU. Películas como Pacific Rim o Transformers ya han hecho más dinero allí que en el resto del mundo. Lo difícil es que una película nacida fuera de los grandes estudios norteamericanos arrase allí.

Es lo que ocurrió con Contratiempo, el thriller del español Oriol Paulo protagonizado por Mario Casas, que tras funcionar correctamente en nuestro país (tres millones de euros), se convirtió en un fenómeno inesperado en China, donde se estrenó con 7.000 pantallas y recaudó 30 millones de dólares. Tal y como explicaba hace poco su director y su agente de ventas, la clave fue la piratería, ya que Contratiempo se había convertido en un hit en descargas ilegales. Antes del estreno ya la habían visto más de un millón de chinos.

Fotograma de Mirage, lo nuevo de Oriol Paulo.

Fotograma de Mirage, lo nuevo de Oriol Paulo.

Tras convertirse en una revelación, ahora Paulo se encuentra en fase de montaje de su nueva película Mirage, donde sigue en el terreno del thriller, pero con un elemento fantástico. Su nuevo filme narra cómo una interferencia entre dos tiempos provoca un inquietante efecto mariposa. A consecuencia de esa incidencia, Vera, una madre felizmente casada, tiene la posibilidad de salvar la vida de un chico que vivió en su casa 25 años antes. Pero las consecuencias de su buena acción provocan una reacción en cadena que hace que despierte en una nueva realidad donde su hija nunca ha nacido y su marido ni siquiera la conoce.

Vuelve a producir Atresmedia y distribuir Warner en España. Adivinen qué, en China ya está vendida y promete convertirse en un taquillazo. El propio director ha avanzado algunas de las claves de esta esperada película que se estrena el 30 de noviembre.

Una trama más personal

Por primera vez Oriol Paulo hablará de emociones. Él mismo explica que el guion surge de una experiencia personal, de un momento en el que se plantea tener un hijo y al final decide que no. “Todo eso lo he canalizado para hablar sobre las decisiones que tomamos en la vida, de esas pequeñas decisiones del pasado, que algunas son conscientes y otras aleatorias”, cuenta.

'Mirage' es un thriller, pero de lo que habla la película es de emociones, de lo que hacemos y dejamos de hacer por amor

Por primera vez hay algo íntimo, y por primera vez hay un toque fantástico que conecta dos épocas. “De lo que habla la película es de emociones, de lo que hacemos y dejamos de hacer por amor. A mí me gusta hacer thrillers, historias que me mueven como espectador, pero tras esas reflexiones, tuve la necesidad de contar algo con más carga emocional. El Cuerpo y Contratiempo tienen algo de mí, pero tienen del yo niño leyendo novelas de misterio o viendo películas de suspense. Aquí esta eso, pero ya con un salto a que el motor de la película sea la emoción. No hay grandes giros, bueno los hay pero cuando gira lo hace desde la emoción”, zanja.

China

Por supuesto Mirage se estrenará en China, y como confirma Oriol Paulo lo hará muy cerca de la fecha de estreno española. “La película está vendida ya en China. Estuvieron aquí hace dos semanas, en Barcelona, y son los mismos que llevaron Contratiempo. Han visto la pieza que acabáis de ver, los diez primeros minutos y una escena de género puro que estaba bastante trabajada y se han ido bastante contentos. Eso sí, ya me han dicho que no me pase de las dos horas. A ver qué pasa con China… la idea es entregar pegado a aquí, pero no hay fecha porque tiene que pasar por ese proceso de aprobación del Gobierno. En septiembre presentarán la película para tener el sello y no deberíamos tener problema”, puntualiza.

La película ya está vendida en China, los distribuidores ya han visto los diez primeros minutos y se han ido contentos. Eso sí, ya me han dicho que no me pase de las dos horas

La campaña promocional será parecida a la de Contratiempo, pero más ambiciosa: un tour por decenas de ciudades chinas, aquellas que más afluencia a las salas tienen, encuentros con el público y jornadas maratonianas de entrevistas. La meta, superar esos 30 millones de recaudación.

Un título en inglés

A pesar de ese título en inglés, Oriol Paulo no ha tenido tentaciones de rodarlo con actores extranjeros para poder venderla mejor fuera. Sí que en las primeras versiones de guion (este proyecto estaba antes que Contratiempo) estuvo esa posibilidad.

El título “es inglés, francés y catalán, así que a mí no me suena raro y tiene una justificación”, explica Paulo que avanza que tiene que ver con un libro que es algo pequeño en la película pero que acaba siendo algo grande. Además juega con ese significado de reflejo, “de que tu vida cambia y decodificas toda tu vida anterior o la que estás viviendo ahora como un espejismo”.

Fotograma de Mirage

Fotograma de Mirage

El reparto

La protagonista es Adriana Ugarte, y ella fue la pieza central del puzzle que ha significado encontrar este reparto coral en el que también están Javier Gutiérrez, Nora Navas y Clara Segura (en la trama de 1989), y Chino Darín y Álvaro Morte (en la actual). “Adriana es emoción pura, tenía la edad perfecta y quería un casting fresco”, dice Oriol Paulo que también explica que Morte llegó antes del fenómeno de La casa de papel: “Eva y Yolanda me lo propusieron antes de la serie y ahora es un boom. Hemos estado en Cannes y tomando unas cervezas unos franceses nos preguntaron que de dónde eramos, y cuando oyeron España lo primero que dijeron es: ohh, La casa de papel. Brutal”.

El montaje

Una de las claves del resultado final de la película será el montaje, parte en la que están enfrascados ahora para dar sentido a un filme que se desarrolla en dos tiempos distintos y del que han rodado “muchos puntos de vista para dar la opción en montaje de darle la vuelta en algún momento”. “Ha sido un rodaje laborioso y duro. Jaume Martí, el montador, se incorporó en la segunda semana y ya fue trabajando. Es muy complicada porque están todas esas opciones, y ya del primer corte al que tenemos ahora hemos ido puliendo y tomando apuestas claras en cada secuencia, pero hay que encontrar el tono, y hay mucho montaje en paralelo. Es una película que te da la opción de jugar con el montaje”, zanja.