Fotograma de Tierra y Libertad, de Ken Loach.

Fotograma de Tierra y Libertad, de Ken Loach.

Cine Cine e Historia

Adiós al tópico cuñado: el cine español casi no habla de la Guerra Civil

Desde 2010 se han estrenado 1249 películas españolas, de las que sólo 14 son largometrajes de ficción, un 1%. Se acaba la leyenda urbana.

Esta semana se ha anunciado el nuevo proyecto de Alejandro Amenábar. El director contaba en una entrevista a RAC1 que se rodará en primavera, que ya hay elegido protagonista y que, bajo el título de Mientras dure la guerra, hablará de la Guerra Civil, un tema que trata por primera vez en su exitosa carrera.

Tras publicar la noticia, este periódico vivió una oleada de comentarios en el texto y en redes sociales en las que se repetía una y otra vez lo mismo: ya está bien de películas de la Guerra, el cine español sólo sabe hacer obras sobre ese tema. Eso los más educados, otros dedicaban poemas en 140 caracteres que decían: "Amenábar, Amenábar Rojo de la progresía, si la pasta fuera tuya otra película harías". O señalaban a los realizadores porque “#no saben nada más que sembrar odio en la sociedad”.

Daba igual que no supieran nada más del proyecto, que Amenábar sea uno de los directores que más ha dado al cine de nuestro país (un Oscar incluido), o que la película ni se haya empezado a rodar. El tema sigue escociendo y para los directores siempre está ese tópico que se repite una y otra vez como un mantra,

Para comprobar si la horda tuitera tenía razón, hemos acudido a los anuarios del ICAA, el Instituto del Cine y las Artes Audiovisuales, donde se pueden encontrar todas las películas españolas estrenadas cada año, para revisar cada título proyectado en una sala española desde 2010 hasta la actualidad. El resultado echa por tierra el tópico cuñado: el cine español no hace casi películas sobre la Guerra Civil. En estos últimos ocho años sólo un 1,04% de los largometrajes de ficción estrenados se desarrollan en el conflicto bélico o tienen parte de su trama en la misma. Esto supone 15 obras de las 1249 que se han estrenado. Si se sumaran los documentales el resultado es un poco mayor, serían 23 filmes de 1249, y el porcentaje aumentaría hasta el 1,76%.

En 2017 hubo dos películas españolas que trataron el tema. Una de forma frontal, Incierta Gloria, de Agustí Villaronga, que narra el enfrentamiento de dos amigos, uno en cada lado del frente, y cómo la guerra corrompe a todo el mundo. El segundo, La hoguera de los bastardos, sólo desarrolla una pequeña parte de su historia allí. De hecho, Filmaffinity, una de las mayores bases de datos en internet, sólo considera al filme de Villaronga. En comparación, el cine español ha tenido dos películas cuya trama se sitúa, por completo, en la Segunda Guerra Mundial. Nuestra propia industria ha hablado más de aquel conflicto que del que ocurrió en nuestras tierras. El cine mundial ha estrenado el año pasado 17 títulos sobre el mismo tema. Es decir, en 365 días ha habido más obras sobre la Segunda Guerra Mundial que en ocho años sobre la Guerra Civil.

Fotograma de La mula.

Fotograma de La mula.

También el pasado curso se estrenó un documental, Lesa Humanitat, que habla de soslayo de lo ocurrido entre el 36 el 39 en España, ya que realmente da voz a las víctimas del franquismo y es un análisis sobre la importancia de la memoria histórica. La película tuve 230 espectadores, por lo que la mayor parte de los que se quejan de la sobredimensión de obras sobre el tema ni siquiera la conocerán. En 2017 sólo tres títulos de una producción de 177 estrenos. Menos leña encontrarán los que usan ese argumento en el 2016, ya que sólo hubo tres documentales. Todavía peor lo pasarán al comprobar que en 2015 no hubo ninguna, sólo un documental, El gran vuelo, que hablaba de los primeros años del franquismo. Ese año hubo también 177 películas españolas estrenadas.

El repaso sigue con un largometraje de ficción (Bajo un manto de estrellas) y un documental (Cinema en temps de guerra) en 2014; dos de ficción (La mula y Un dios prohibido) en 2013 y una en 2012 (Insensibles, película de terror que tampoco desarrolla su trama principal en la Guerra Civil). 2011 y 2010 fueron los dos cursos donde más películas sobre el tema se encontraron. Tres (de un total de 147) el primero (Encontrarás dragones, No lo llames amor, llámalo X y La voz dormida) y siete el segundo. De ellos tres fueron documentales. 2010 fue el que más presencia hubo, y todos ellos con un relativo éxito de público: Balada triste de trompeta (que en la Guerra Civil sólo localiza sus primeros minutos), Ispansi, Pájaros de papel, Izarren Argia y Pa negre (que arrasó en los Goya). Aun así el porcentaje sería de un 2,17%.

Fotograma de Balada triste de trompeta.

Fotograma de Balada triste de trompeta.

En la década anterior (según la web Educacomunicación), que realizó un estudio sobre el mismo tema, hay 15 películas de ficción sobre la Guerra Civil. Su creador, el escritor y profesor Enrique Martínez-Salanova Sánchez, coincide en su análisis con casi todas las obras publicadas al respecto. No existe casi películas sobre la Guerra Civil, sino que le cine español le ha prestado más atención a las consecuencias posteriores en los 40 años de franquismo que a la contienda. Así que Amenábar será, digan lo que digan los topicazos, uno de los pocos que ha hablado de un tema que marcó a fuego nuestro país y que todavía escuece recordar. La memoria histórica sigue siendo una deuda pendiente, y el cine tiene deberes por hacer.