El periodista de Cultura de EL ESPAÑOL y del vertical Series & Más, Javier Zurro, ha mantenido una entrevista en exclusiva con los suscriptores de este periódico. En ella ha contestado a todo tipo de preguntas del ámbito audiovisual y ha debatido sobre cómo la industria del cine y las series se han adaptado a esta nueva e incertidumbre época.

Noticias relacionadas

¿Cuáles son las películas que arrasarán en los Goya?, ¿sobrevivirán los cines a la crisis del coronavirus y al auge de las plataformas?, ¿han sustituido las series a las películas?, ¿qué momento vive el cine español en esta crisis? El redactor vallisoletano se ha mojado en las predicciones y espera que Adú arrase en los apartados técnicos, aunque no en lo principal. En lo que respecta a sus favoritos y favoritas, Zurro se decanta por Las niñas, de Pilar Palomero, y por La boda de Rosa, de Icíar Bollaín. A su vez, vaticina que Mario Casas vaya a ganar el premio a Mejor Actor por No Matarás. "Creo que es el año de Mario Casas; el cine español le merece un reconocimiento", considera.

La gala, tal y como se ha avanzado, tendrá un formato híbrido. "Es un despliegue brutal de miles de personas", expresa el periodista, que ha cubierto los premios durante años, y aplaude la decisión de la Academia. A la espera de los galardonados de esta compleja e inusual edición, el periodista ha contestado a otros temas candentes en la industria del cine.

Futuro de los cines

Lo cierto es que con los Goya en el horizonte, el cine no está ni mucho menos en su mejor momento. El confinamiento cerró las salas durante meses y pese a grandes estrenos principales, como pudo ser TenetPadre no hay más que uno 2, la crisis está a la orden del día y los directores se han lanzado a las plataformas.

"No tiene ningún sentido estrenar para que vayan dos personas al cine", se lamenta Zurro, y defiende que se acuda a los cines, los cuales han demostrado su fiabilidad ante la Covid-19. Por desgracia, muchos han tenido que cerrar, mientras que otros sobreviven difícilmente en tiempos de pandemia. Si el cine español ya era objeto de numerosas críticas por las subvenciones que recibía, a estos ataques se le ha sumado una crisis sin precedentes. Y la Cultura, para sobrevivir, necesita dinero.

El entrevistado lo tiene claro y para defender estas ayudas se basa en los datos. "Las ayudas al cine español se conceden por criterios objetivos basados en la solvencia económica o los éxitos anteriores de la productora. La temática de la película o su cásting no puntúan", aclaraba en una pieza publicada en este mismo periódico en 2019. "El cine español recibe ayudas muy pequeñas en comparación con lo que genera", ha insistido en el día de hoy.

Asimismo, y si fueran pocas las desgracias que envuelven al séptimo arte este 2021, los rodajes también han sufrido desajustes tanto a la hora de grabar como a la hora de planificar su presupuesto. "Los rodajes se han encarecido de media un 10%", revela el periodista.

El auge de las series

De esta forma, son las plataformas, y en consecuencia las series, las que han revolucionado el panorama audiovisual. El confinamiento empujó a muchos a suscribirse a Netflix, HBO o Amazon Prime, y una vez finalizado, no todos han decidido darse de baja. "La gente que ha descubierto las plataformas se ha quedado", asegura.

Por lo tanto, el problema es evidente: "Las películas que se están rodando tienen un plan B, que son las plataformas, pero las salas no tienen ese plan B". No obstante, no todo es un paraíso para estas plataformas. Cada vez son más y cada vez hay más oferta, por lo que el periodista opina que dentro de un tiempo habrá fusiones estratégicas. 

"En este caos de plataformas volverá la piratería; uno no puede pagar diez diferentes", opina. Está claro que esta pandemia, además de afectar negativamente a la industria audiovisual, ha acelerado debates que debían tener lugar los próximos años. Los premiados en los Goya, el futuro del cine y de las series y la supervivencia de la Cultura son temas en boca de todo el mundo. Javier Zurro nos ha brindado su conocimiento y predicción. El tiempo dirá.