Pedo Almodóvar, Javier Bardem, Joan Manuel Serrat, Luis Tosar, Alba Flores, Aitana Sánchez-Gijón, Paco León, Javier Gutiérrez, Pepe Viyuela, Melani Olivares, Itziar Ituño, Antonio de la Torre, Fernando Trueba... y así un largo etcétera. El mundo del arte se planta contra la inminente encarcelación del rapero Pablo Hasel, condenado por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias y calumnias a la Corona y a las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Noticias relacionadas

Todas estas figuras han dado su apoyo al cantante apoyando un manifiesto en el que se reclama su libertad, así como "que se expulsen del Código Penal este tipo de delitos que no hacen sino cercenar el derecho, no solo de libertad de expresión, sino de libertad ideológica y artística". Los firmantes aseguran que "el Estado español ha pasado a encabezar la lista de países que más artistas ha represaliado por el contenido de sus canciones", equiparándose con naciones como "Turquía o Marruecos".

"El encarcelamiento de Pablo Hasel hace que la espada de Damocles que cuelga sobre la cabeza de todos los personajes públicos que osemos criticar públicamente la actuación de alguna de las instituciones del Estado se haga aún más evidente", añaden. Por eso consideran que "es necesario que se difunda esta situación a nivel internacional": "Somos conscientes de que, si dejamos que Pablo sea encarcelado, mañana pueden ir a por cualquiera de nosotros, así hasta conseguir acallar cualquier suspiro disidente".

En el manifiesto, firmado por más de dos centenares de actores, artistas y cantantes españoles, también aparecen los nombres de Willy Toledo, Álvaro Morte, Abel Azcona, Ismael Serrano, Coque Malla, Brisa Fenoy, Raúl Arévalo, Emma Suárez, Victoria Pagés, El Drogas o los raperos Rayden, Tote King y Sho Hai. 

No al exilio

El rapero Pablo Rivadulla Duró, más conocido como Pablo Hasel, aseguró el pasado jueves que no acudirá voluntariamente a la prisión para cumplir con el plazo de diez días que le dio la Audiencia Nacional tras condenarle a nueve meses y un día de cárcel por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona.

"Yo no voy a presentarme voluntariamente porque, ante una sentencia tan injusta, lo consideraría una humillación. Ya es una cuestión de dignidad no acudir por mi propio pie a prisión, así que tendrán que venir a secuestrarme allí donde me encuentre, que probablemente será en mi domicilio", dijo Hasel en una videoconferencia organizada por la eurodiputada de JxCAT Clara Ponsatí.

La detención no debe producirse antes del viernes de la semana que viene, 12 de febrero, según explicó el cantante, que desconoce en qué centro penitenciario ingresará. "Si me dispersan, la reivindicación más inmediata, aparte de la puesta en libertad, va a ser que se me trasladen al centro penitenciario de mi ciudad de Lleida", dijo Hasel.

La pena para Hasel, ratificada por el Tribunal Supremo, se suma a anteriores condenas al rapero, como la impuesta en 2014 también por la Audiencia Nacional a dos años de prisión por enaltecimiento del terrorismo a causa de algunas letras de sus canciones sobre los Grapo, ETA o Terra Lliure, si bien esa pena fue entonces suspendida por el tribunal.

Hasel descartó irse de España para eludir la cárcel, como hizo Josep Miquel Arenas, alias Valtonyc, huyendo a Bélgica, donde está pendiente que la justicia resuelva la euroorden dictada contra él. "En cuanto al exilio, es una decisión que respeto mucho, que la medité profundamente pero decidí que en mi caso concreto (...) quedarme aquí iba a servir para dar más voz al mensaje que el Estado pretende silenciar", dijo el rapero, y aseguró que no va a pedir el indulto. "No voy a mendigar mi libertad ni voy a arrepentirme porque no tengo nada de lo que arrepentirme", concluyó.