Este 28 de enero, el rapero Pablo Hasel, condenado por un delito de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona, hacía público que tenía un límite de diez días para entrar en la cárcel. "Al final no ha habido la suficiente solidaridad para parar esto que nos afecta a la mayoría que no tenemos garantizada la libertad de expresión. Van a encarcelarme por contar hechos objetivos, pero jamás van a doblegarme", escribió en su cuenta de Twitter.

Noticias relacionadas

Hoy ha vuelto a lanzar un comunicado en el que, además de acusar de "terrorismo" al Estado, arremete contra el Gobierno de coalición y esa falta de solidaridad que ya manifestaba ayer. "El régimen se crece ante la falta de resistencia y cada día nos quita más derechos y libertades sin pensárselo dos veces a la hora de tocarnos, necesitamos organizar la autodefensa ante sus ataques sistemáticos", ha apuntado en sus redes sociales.

"Hace falta mucha difusión para que todo el mundo se entere de lo que hacen y se tome conciencia, pero sobre todo urge la organización no solo para llevar la solidaridad a los hechos en las calles y coordinarla bien, también para defender todos los derechos que pisotean con impunidad", ha insistido Hasel.

Este nuevo comunicado señala directamente a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias. En una entrevista concedida a este mismo medio, hace ya cuatro años, el leridano consideraba que Podemos había recortado su programa inicial hasta reducirlo a la socialdemocracia más rancia. "No se mojan ni contra la OTAN ni contra la monarquía, son otros palmeros del régimen. Soy comunista y creo que el partido que tanto en su programa como en sus hechos nos ha representado más, es el PCE (r) y está ilegalizado por ello, además de silenciados".

Ahora que están en el Gobierno, ha querido mandar un mensaje tras la orden emitida para entrar en prisión: "Es necesario señalar al tan mal llamado Gobierno 'progresista' por permitir esto y tanto más, mientras protegen a la Monarquía y le aumentan el presupuesto, no tocan la ley mordaza y otras leyes represivas".

Además, el rapero se pregunta si con un cambio de color en el Gobierno habría más revuelo por su encarcelamiento. "Qué duda cabe de que si nos encarcelaran con un gobierno de PP y Vox habría mucho más escándalo, pero son estos farsantes quienes diciéndose de izquierdas ni se han opuesto firmemente a esto".

Por su parte, el vicepresidente Pablo Iglesias ha querido lanzar un mensaje en Twitter en defensa de Hasel. "Que Hasel vaya a la cárcel, pienso que generará la sensación de que la ley no siempre es igual para todos". Este tweet de solidaridad no ha gustado al leridano, quien exige más que palabras: "Ni esto es una democracia y por eso pasa lo que pasa, ni merecemos otra condena, ni tienen honor ni merecen prestigio quienes denunciamos entre los que te incluyo por farsante y culpable, ni habéis hecho absolutamente nada por impedir nuestros encarcelamientos y demás represión".

Rechaza el exilio

Tal y como ha hecho en otras ocasiones, también ha reiterado su rechazo a abandonar el país para no entrar en prisión. "La cárcel es otra trinchera desde la que seguiré aportando y creciendo, como tantas otras personas yo empecé a luchar inspirado por el ejemplo de resistencia y otros aportes de numerosos presos políticos", ha indicado.

El rapero Pablo Hasel en la Audiencia Nacional. Efe

Eso sí, también expresa su negativa a ingresar en la cárcel voluntariamente: "En 10 días vendrá a secuestrarme a la fuerza el brazo armado del Estado para encarcelarme porque no voy a presentarme de forma voluntaria en prisión. No sé a qué cárcel me llevarán ni cuánto tiempo".

La sentencia del TS ya descartó en su momento que los mensajes del artista estuvieran amparados por la libertad de expresión y de opinión, derechos que "cuentan con algunas barreras", y estarían condicionados "por otros derechos y exigencias constitucionales" como el respeto a los demás o la prohibición de "conductas de alabanza de actividades terroristas que alimente un clima favorable a su reproducción". De esta manera, teniendo en cuenta todas las causas, el rapero podría enfrentarse a 20 años de prisión.