El Premio Cervantes de 2002, José Jiménez Lozano, ha fallecido este lunes en Valladolid a los 89 años, según han confirmado a Efe fuentes próximas a las familia. Nacido en Langa (Ávila), el 13 de mayo de 1930, Jiménez Lozano ha muerto en un hospital de la ciudad vallisoletana.

Noticias relacionadas

Como escritor, publicó veintiséis novelas, doce libros de cuentos, nueve poemarios y siete diarios. En 1988 recibió el Premio Castilla y León de las Letras y un año después el Premio de la Crítica por El grano de maíz rojo. En 1992 obtuvo el Premio Nacional de las Letras Españolas y, en 1999, la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes y en el 2002 fue galardonado con el Premio Miguel de Cervantes de las letras españolas por su trayectoria.

Ha sido colaborador asiduo de periódicos nacionales como El País, ABC y La Razón, y regionales (grupos Vocento y Promecal) y en la revista Destino. En noviembre de 2017, el papa Francisco le concedió la cruz 'Pro Ecclesia et Pontifice'. Según consta en su página web oficial, su obra ha sido traducida al francés, al alemán, al italiano, al inglés, al checo, al ruso, al islandés y al holandés.

Tras cursar estudios en la Escuela Oficial de Periodismo y Derecho en la Universidad de Valladolid con alguna asignatura en la de Salamanca, donde se licenció, en 1956 comenzó a colaborar en el diario El Norte de Castilla y al año siguiente sustituyó a Martín Descalzo en su colaboración en el mismo periódico, para el que además ejerció de corresponsal durante el Concilio Vaticano II.

Algunos de sus artículos serían recopilados en el libro Un cristiano en rebeldía, al que siguió la publicación periódica Cartas de un cristiano impaciente y el ensayo Meditación española sobre la libertad religiosa.

Primeras novelas

En 1971 publicó su primera novela, Historia de un otoño, a la que siguió el año siguiente El sambenito y, en 1973, La salamandra. Ese mismo año publicó también una biografía de Juan XXIII y la antología de artículos La ronquera de fray Luis y otras inquisiciones.

Entre 1976 -fecha en la que publicó su primer volumen de cuentos, El santo de mayo- y 1986 colaboró en el periódico El País, mientras que en 1977 se tradujo al checo su primera novela. En 1986 publicó el primero de sus diarios y dos años más tarde, en 1988, recibió el Premio Castilla y León de las Letras y el Premio Nacional de la Crítica por la antología de cuentos El grano de maíz rojo.

El año 1992 ganó el Premio Nacional de las Letras Españolas y se convirtió en director de El Norte de Castilla, para colaborar también en las Terceras de ABC entre 1993 y 2006. Precisamente su artículo El eterno retablo de las maravillas le valió en 1994 el Premio Luca de Tena de Periodismo.

Tras jubilarse de su actividad profesional en 1995, siguió publicando títulos como Las sandalias de plata en novela, El tiempo de Eurídice en poesía o Un dedo en los labios en cuento. En 1998 se convirtió en patrono de la Residencia de Estudiantes de Madrid y un año después fue distinguido con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

Con su artículo Sobre el español y sus asuntos ganó en el 2000 el Premio Nacional de Peridismo Miguel Delibes que concede la Asociación de la Prensa de Valladolid, mientras que en 2001 se convirtió en patrono del Instituto Cervantes y en 2002 ganó el Premio Cervantes, el máximo galardón literario en castellano.

En 2006 ganó el Premio Cossío de Periodismo a la trayectoria profesional y fue nombrado Académico de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo. Doctor Honoris Causa por la Universidad Francisco de Vitoria desde 2008 y corresponsal honorífico de Radio Televisión de Castilla y León desde 2015, en 2017 recibió la cruz 'Pro Ecclesia et Pontifice'. En junio de 2019 recibió la Medalla de Oro de la provincia de Ávila y ese mismo año publicó la colección de cuentos La querencia de los búhos.