La actriz sevillana Azucena Hernández, popular en la época del cine del "destape" de la Transición y que en 1986 se quedó tetrapléjica a consecuencia de un accidente de automóvil, ha fallecido este miércoles a los 59 años, según un mensaje publicado por su familia en sus redes sociales.

Noticias relacionadas

Con 17 años fue elegida Miss Cataluña y un año después debutó en el cine con Las eróticas vacaciones de Stela. Su carrera incluye títulos como Playboy en paro, El Cid Cabreador, Adulterio nacional o Don Cipote de la Manga.

Con Mariano Ozores trabajó en ¡Que vienen los socialistas! (1982) o Todos al suelo (1982) y tuvo pequeños papeles también en La estanquera de Vallecas (1987) de Eloy de la Iglesia y en El retorno del hombre lobo (1980) de Paul Naschy.

Nacida en Sevilla en 1960, empezó a hacer teatro en 1977 y actuó en montajes como Los extremeños se tocan y Enrique IV, adaptación de la obra de Pirandello.

También participó en la revista musical Las leandras e intervino en grabaciones de zarzuela y en el drama de Ibsen El enemigo del pueblo para televisión.