Cada día, los internautas publican miles de fotografías en redes sociales de los destinos vacacionales que han visitado. Los selfies en la Torre Eiffel, posados originales en la Torre de Pisa... Pero el postureo ha llegado también a lugares sensibles. Desde que Theodor Adorno dijera su famosa frase, "escribir poesía después de Auschwitz es un acto de barbarie", han pasado varias décadas. Estas palabras de lamento y dolor del filósofo alemán de origen judío han sido pisoteadas por los turistas, los cuales no tendrán ninguna intención maligna probablemente, que se fotografían sonrientes ante un campo que funcionó durante cinco años.

Noticias relacionadas

La cuenta oficial del Memorial de Auschwitz ha publicado un tuit en el que pide a los visitantes del campo de exterminio no realizar fotografías que puedan ofender a la memoria de quienes perdieron la vida allí: "Cuando vayas a Auschwitz recuerda que estás en un lugar donde un millón de personas fueron asesinadas. Respeta su memoria. Hay mejores sitios para aprender a caminar sobre una viga que en un lugar que simboliza la deportación de cientos de miles de personas".

La mayoría de los usuarios han apoyado el mensaje enviado por el museo y han lamentado que se haya tenido que publicar un tuit para disuadir a los visitantes de no faltar al respeto a las familias que sufrieron tanto en el campo.

No es la primera vez

Ya en 2017, el artista israelí Shahak Shapira inició un proyecto en el que montaba imágenes en distintos memoriales del Holocausto para concienciar a la gente de que se trata de un lugar de respeto y no de un parque donde uno puede jugar. La iniciativa se llamaba Yolocaust y muchas de las personas que habían hecho fotos irrespetuosas pidieron disculpas y aceptaron su error.

Yolocaust.

"Soy la persona que inspiró a Yolocaust. (...) La foto que hice era para mis amigos. Pero cuando uno comparte la foto llega a gente desconocida que no te conoce y solo ven a una persona irrespetuosa. (...) No era mi intención. Estoy muy arrepentido", dijo uno de los protagonistas.

El Museo Estatal de Auschwitz Birkenau fue creado en 1947 por el Gobierno de Polonia y es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1979. En el año 2016 superó el récord de visitantes al recibir a más de dos millones.