Santiago Muñoz Machado es el nuevo presidente de la Real Academia de la Lengua (RAE). Así lo han decidido los académicos de la institución en primera votación y por mayoría absoluta en una votación celebrada a última hora de la tarde de este jueves. El reciente Premio Nacional de Historia 2018 se ha impuesto a Juan Luis Cebrián, exdirector de El País, y al lingüista José Antonio Pascual y sucederá en el cargo a Darío Villanueva.

Noticias relacionadas

Los tres eran los académicos candidatos a dirigir la RAE tras ser los que más votos habían recibido en el pleno celebrado el pasado jueves 13 de diciembre. Sin embargo, al no haber alcanzado ninguno de ellos la mayoría absoluta exigida por los estatutos -Machado también fue en aquella ocasión el que recibió mayor apoyo-, la votación tuvo que volver a celebrarse este jueves. Machado obtuvo 22 votos por los 13 de Cebrián.

Uno de los principales retos a los que se enfrenta ahora Muñoz Machado, el director número 31 en la historia de la Academia, es encontrar una base económica donde sea posible el desarrollo de los programas pertinentes: entre ellos, fortalecer vínculos con Latinoamérica, sin olvidar la brecha abierta del lenguaje inclusivo.

De los 46 académicos que hay en la actualidad, solo tienen derecho a voto 41 porque para ejercerlo hay que tener un mínimo de doce asistencias a los plenos y además dos son electos, es decir no han tomado posesión de su silla.

Muñoz Machado (Pozoblanco-Córdoba 1949) es jurista, experto en Derecho Público y en Derecho Administrativo. Entre sus obras más influyentes figuran las que se refieren al Tercer Sector y la actividad social del Estado, las concernientes al Derecho de las Comunidades Autónomas y las dedicadas al estudio del Derecho de la regulación económica. Y su gran libro de síntesis, Tratado de Derecho Administrativo y Derecho Público General, que es la obra de referencia en la materia, tanto en España como en otros países.

Es también autor de libros de relatos como Riofrío (2010); de investigaciones históricas, El problema de la vertebración del Estado en España (2006); de estudios biográficos, Sepúlveda, cronista del Emperador (2012) y de ensayos sobre cuestiones de actualidad como Informe sobre España: repensar el Estado o destruirlo (2012), obra galardonada con el Premio Nacional de Ensayo en 2013.

"Es un honor ser elegido para dirigir una institución tricentenaria, la mas importante de nuestra cultura y con enorme repercusión en todo el mundo", ha dicho el jurista, al que Villanueva ha ofrecido su "más leal colaboración".

"Que pueda funcionar con normalidad es una cuestión de Estado", ha indicado Muñoz Machado, que ha considerado que resolver "los famosos problemas económicos solo requieren un poco de atención del Gobierno", que está seguro que éste prestará.