El Ayuntamiento de Madrid ha comenzado hoy a cambiar el nombre de las calles con reminiscencias franquistas, tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que desestimaba las medidas cautelares solicitadas por la Fundación Francisco Franco contra el acuerdo adoptado por la Junta de Gobierno en mayo de 2017.

En el fallo, fechado el 18 de abril, la sección segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM revoca la suspensión cautelar del cambio de nombre de las calles con reminiscencias franquistas que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 23 de Madrid había decretado en un auto del 24 de octubre de 2017.

Suspensión, suspendida

En la resolución, el TSJM estima el recurso de apelación interpuesto por el Ayuntamiento de Madrid, desestima el interpuesto por la Fundación Francisco Franco, revoca el citado auto y acuerda que "no ha lugar" a la suspensión. Tras la desestimación de las medidas cautelares por la Justicia, el Consistorio madrileño ejecuta el acuerdo "como es preceptivo legalmente", siguiendo la propuesta realizada por el Comisionado de Memoria Histórica en su informe definitivo, indica en una nota de prensa el Ayuntamiento de Madrid.

El proceso se ha iniciado en la mañana de hoy con la sustitución de las placas dedicadas a los generales Millán Astray, en el distrito de Latina, y García de la Herranz, en Carabanchel, por las de la Maestra Justa Freire y la de la Cooperación, respectivamente. Durante los próximos días, se continuará con el cambio que afecta a un total de 49 vías madrileñas.

Mujeres ilustres

El informe final del Comisionado de la Memoria Histórica incluía 52 calles, plazas o espacios públicos de la ciudad, en aplicación del artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica del año 2007. Esta propuesta fue aprobada por el Pleno de 28 de abril de 2017 y, posteriormente, por la Junta de Gobierno. La recomendación del órgano de asesoramiento municipal se basaba en el principio general de recuperar los nombres antiguos de las calles, especialmente cuando eran aún recordados y nombrados así por los vecinos.

Si no se daba ese caso, la propuesta del Comisionado contemplaba el homenaje a mujeres ilustres, a instituciones pedagógicas o personajes de la cultura que contribuyeron a engrandecer el patrimonio inmaterial en tiempos difíciles, y a políticos que se caracterizaron por la defensa de posiciones conciliadoras. 

Te recomendamos

Outbrain

Contenido patrocinado

Outbrain