La colaboradora se sometió a una criolipólisis en las piernas.

La colaboradora se sometió a una criolipólisis en las piernas.

Televisión ANÉCDOTA

Nuria Roca desvela el tratamiento estético que tuvo que dejar a medias: "Me dolió muchísimo"

La colaboradora ha relatado su mala experiencia al someterse a una liposucción sin cirugía, aunque confiesa que se plantea volver a hacerlo.

Noticias relacionadas

Nuria Roca (47 años) suele aprovechar sus apariciones en El Hormiguero para hablar sin cortapisas sobre diferentes aspectos de su vida íntima como el matrimonio, la sexualidad o los trucos de belleza. Este jueves, la colaboradora relataba durante su sección los diferentes retoques a los que se ha sometido para mejorar su aspecto, confesando que está operada de las orejas porque "las tenía de soplillo".

Sin embargo, la revelación más sorprendente llegaba cuando Nuria Roca contaba su experiencia tras someterse a una criolipólisis, una intervención sin cirugía para eliminar la grasa corporal. La presentadora explicaba a Pablo Motos (54) que se trata de una técnica no invasiva en la que la grasa se congela a -3ºC, expulsándola de manera natural y sin necesidad de posoperatorio.

La televisiva advertía de que no hay que confundir la criolipólisis con la criogenización, definiendo a esta última como "lo que le hicieron a Walt Disney para rejuvenecer", lo cual causó las risas de los presentes: "Ya no le hacía falta", bromeaba el presentador.

Nuria Roca estuvo en 'El Hormiguero' durante la visita de Miguel Ríos y Emilio Aragón.

Nuria Roca estuvo en 'El Hormiguero' durante la visita de Miguel Ríos y Emilio Aragón. Atresmedia

A priori, para Nuria todo parecían ventajas en este tratamiento para eliminar el exceso de grasa en zonas determinadas del cuerpo: "A mí me dijeron que no dolía", afirmaba. Pero a la hora de la verdad, la colaboradora fue incapaz de finalizar el tratamiento debido al dolor que le causó la intervención: "Me lo hice a medias, una pierna sí y una no. Al cabo de un tiempo tenía una pierna más flaca que la otra. No me hice la otra porque me dolió muchísimo".

Además de la anécdota, el programa desvelaba unas imágenes robadas de Nuria Roca ensayando la coreografía del inicio sin mucho éxito. La frustración de la colaboradora era palpable: "Pero, ¿por qué hoy no me sale?", se lamentaba mientras intentaba una y otra vez realizar el baile frente a quien la grababa, que desde el otro lado de la cámara bromeaba con ironía: "Ya casi lo tienes". 

Con la visita de Miguel Ríos (75) y Emilio Aragón (60) este jueves, El Hormiguero cosechaba un excelente 12% de cuota de pantalla, con 2.166.000 espectadores, siendo la segunda opción más vista del prime time por detrás del incombustible GH VIP, que en su versión express anotó un imbatible 23,9% y más de cuatro millones de telespectadores.

[Más información: La razón por la que Manuel Carrasco ya no lanza panderetas al público en sus conciertos]