Jorge Javier en una imagen durante esta gala de 'GH VIP'.

Jorge Javier en una imagen durante esta gala de 'GH VIP'.

Televisión MINUTOSTV

Jorge Javier abandona GH VIP en plena fuga de anunciantes: ¡su emotiva despedida y el motivo!

Ha pasado de todo, ¡de todo! Como era de esperar, Antonio David ha llorado... A ver, que no quiero pecar de insensible, pero... ¡les reto!: ¿han visto una sola gala de GH VIP donde no haya soltado una lágrima el ex de Rocío Carrasco?

Noticias relacionadas

Qué noche, qué noche, qué noche -lo repito en honor a Adara, quien siga el tema, me entiende-. Dios, y yo que pensaba aquello de: bah, será algo estándar. Normalito. Asumible. No pasará gran cosa; total, lo gordo siempre se guarda para el final. Estemos relajados, mundo. A eso de las once de la noche me asalta el móvil, berreando casi: "Ojo, que Jorge Javier Vázquez (49 años) va a despedirse del programa. Seguro, aunque sea temporalmente. Ya sabes cómo es de especial". Ya se me ponen las orejas en alerta, como al Coco de mi compañera Ane. Apago fuegos -ahí, Raúl- y me enfrento a esa noche tan temida. 

Joder, qué razón tenía esa persona. Ha pasado de todo, ¡de todo! Como era de esperar, Antonio David Flores (43) ha llorado... A ver, que no quiero pecar de insensible ni infamias parecidas, pero... ¡les reto! Y de verdad, que acabo de cobrar: ¿han visto una sola gala de GH VIP -una gala, insisto- donde no haya soltado una lágrima el ex de Rocío Carrasco (42)? Entiendo que entraña una exhaustiva labor de hemeroteca, pero ya verán... ¡nunca! Cómo llora el jodío. El otro día -pura ironía/mentira-  me dijeron que Antonio David se encontraba en el jardín y un moscardón pasó por su lado y no lo saludó... y se pegó una llorera de siete horas. 

Mila Ximénez llorando tras el abandono temporal de Jorge Javier.

Mila Ximénez llorando tras el abandono temporal de Jorge Javier. Mediaset

¡Cómo se le hace eso a él! Más allá de la broma, ha sido la noche, principalmente, de Jorge Javier Vázquez. Al principio ha querido despedirse de la audiencia con el siguiente mensaje -sabido es que debe intervenirse por una complicación sin importancia tras el ictus que padeció-: "Como sabéis, no estaré en los próximos programas de Gran Hermano por una operación que tengo que realizarme, pero lo voy a dejar en las mejores manos. Carlos Sobera (59) hará frente al Límite 48 horas y Jordi González (57), a las galas de los jueves". Olé, ese Jorge. Que ni oculta, ni se pone receloso por algo que no concierne al espacio. 

Ay, mi Mila Ximénez. Ahí se ha roto. Al principio lo ha encajado con una entereza fingida, esa que el ser humano preparado y curtido cree manejar, pero que resulta ser tan solo un artificio barato: la verdad, al fondo, orejillas alerta, cara desencajada y miedo. ¡Pupila dilatada! Así es Mila, así es la vida. Solo cuando Jorge Javier se permite desengrasar -fictíciamente porque nada se sabe en realidad-, Ximénez relaja el rictus, el alma, los esfínteres y todo lo que engloba al cuerpo... ¡esa llorera, casi gemido desquiciado aunque breve, tardará en irse de mi retina y tímpano. Ese temblor de manos... ¡esa amiga! Ahí hay cosas de verdad. Sin filtros. 

¡Como debe ser! Uno se debe a su público, para lo bueno y lo malo. Él ha entendido ese concepto; por eso, cuando ha conectado con los concursantes lo ha soltado, tamizado de humor. "Tengo que someterme a una operación la semana que viene, que no reviste la importancia de la anterior, espero que estéis bien y nos veamos pronto", ha dicho, o algo parecido, porque el dedo y la emoción no han casado como debieran. 

Dejemos a Jorge, con un mensaje: irá todo bien. De verdad lo creo. Y encima, tío, para que veas; te has ido en el mejor momento, cuando el escándalo Carlota Prado no deja de sucederse y los anunciantes -¿queda alguno?- caen en cascada. En su peor momento. Bah, bah, bah: frivolidades aparte. Lo importante es la salud. Siempre. Y esto, Jorge, es una chorrada. Hazme caso. Me pilla Antonio David, se me tropieza. Veeenga, otro paréntesis. Como dicen los documentales. Habla Antonio David Florres, sobre Jurado: "Sí, acabamos bien", "me acuerdo de ella", "hubo una época de mal rollo, pero acabó". Le habla Amador a Antonio David -según este último-: "A mi hermana le quedan pocos días, pero se va tranquila porque cuidas bien". No sé, no sé... me pilla joven. 

Oye, qué me dicen de Adara. La detestaba antes, la amo ahora. Es alguien valiente, que se atreve a perforarse el alma con tal de no camuflar y vivir enclaustrada; de sentir a pecho descubierto.. ¡Sí, sí, se enamoró de otro en la casa! De ese gigante italiano de sonrisa tan extensa. Tan insultantemente blanca, bella! Con ese hombre herido, Hugo, venía no sintiendo el amor esperado... ¡no fiscalicemos el amor! Mejor, no lo hagamos desde la cárcel emocional. 

Expulsado: Antonio David Flores

Finalistas: Noemí y Alba

[Más información: Mila Ximénez y su S.O.S a GH VIP: como no expulséis a Hugo Castejón, ¡demanda!]