Bertín Osborne presentando 'Lluvia de estrellas'.

Bertín Osborne presentando 'Lluvia de estrellas'.

Televisión FLASHBACK

¿Se acuerda de 'Lluvia de estrellas', el programa que te transformaba en artista cruzando una puerta?

Antena 3 exprimió al máximo un espacio que estuvo seis años en la parrilla, presentado por Bertín Osborne.

Noticias relacionadas

Ni de Estados Unidos, ni tampoco de Reino Unido. Algunas de las producciones que desfilan por la programación de las diferentes cadenas televisivas de nuestro país tienen su origen en un destino a priori tan inesperado como Países Bajos. La explicación es muy sencilla: Gestmusic, una de las productoras más importantes a nivel nacional, pertenece al grupo Endemol, de origen neerlandés.

Esa conexión es la razón por la que algunos programas que allí triunfan son adaptados a España. Un ejemplo de ello es el espacio que hoy recordamos, uno de los más populares y conocidos en la segunda mitad de la década de los 90: Lluvia de estrellas. Presentado por Bertín Osborne (64 años), Antena 3 apadrinaba este talent show en el que concursantes desconocidos se subían al escenario para imitar a grandes artistas musicales.

El programa comenzó a emitirse en 1995 y rápidamente se ganó el favor de las audiencias: en su primera temporada lo siguieron una media de 3.400.000 espectadores, lo que suponía un apabullante 27,4%. Los ingredientes de este éxito eran varios. Por un lado, el hecho de que concursasen personas anónimas abría la puerta a que se pudiera presentarse en ese plató tu vecino o tu propia jefa. Si sumamos la emoción habitual que supone ver quién va avanzando de ronda, con la interpretación que forman parte de la banda sonora de muchas vidas, el resultado no puede ser otro que Lluvia de estrellas.

Donde sí había caras conocidas era en el jurado. Como las nuevas tecnologías aún no tenían la presencia de la que gozan en la actualidad, el programa estableció que la criba de aquellos concursantes que iban avanzando rondas la iban a realizar el mítico Lauren Postigo y el periodista y crítico musical Carlos Tena (76). Ambos contaban con la opinión de compañeros como Joaquín Luqui en las grandes finales.

Trampolín reducido

Más de veinte años después de su emisión, poca gente que recuerda el nombre de alguno de los ganadores, personas que vivieron su momento de gloria y fama y que después regresaron a sus vidas sin más, aunque, eso sí, con un jugoso premio monetario en su poder. Así, en la segunda edición, el primer clasificado se embolsó nada menos que 3 millones de pesetas, unos 18.000 euros.

Sin embargo, sí que ha habido casos de famosos cuyo primer acercamiento a la pequeña pantalla llegó de la mano de este programa. El más célebre es el de David Civera (40). El turolense se presentó, sin llegar a ser mayor de edad, a este concurso para imitar a Enrique Iglesias (44). Ese camino también lo siguieron Tamara (35), aunque en su caso a través de la versión infantil, poniendo voz a Pocahontas; y los actores Adrián Rodríguez (31) y Elena Rivera (27), que interpretaron a edades muy tempranas Chayanne y Paloma San Basilio, respectivamente.

Ese precisamente fue otro síntoma del tirón que tenía Lluvia de estrellas en materia de audiencias. Desde la productora Gestmusic y la cadena Antena 3 no dudaron en explotar al máximo este filón, a través de galas especiales, y las versiones infantiles de Menudo show y Menudas estrellas, donde aparecieron los ya citados Adrián Rodríguez, Elena Rivera y Tamara.

A través de unos u otros formatos, Lluvia de estrellas permaneció nada menos que seis años en antena. Sus cifras se movieron entre los 3.400.000 espectadores de media en la temporada inaugural y los 2.113.000 de la final, alcanzando su techo en la segunda edición, seguida por más de cinco millones de personas y un share medio del 37%.

Esas cifras y el recurrente negocio de la nostalgia hicieron que Televisión Española recuperara el programa allá por 2007. Fue presentado por Sonia Ferrer (42) y formó un jurado con la periodista Beatriz Pecker (64), Marcos Llunas (48), hijo de Dyango, y los cantantes Sergio y Estíbaliz. A ellos se sumaba el televoto, una forma de fomentar la participación de los telespectadores. Ya fuera por su falta de originalidad o por no responder a las expectativas fijadas, Lluvia de estrellas solo duró una temporada en la cadena pública.

[Más información: ¿Se acuerda de 'Factor X', el programa que descubrió a Angy o Leire Martínez?]