Isabel Pantoja entró en el plató por la puerta grande.

Isabel Pantoja entró en el plató por la puerta grande.

Televisión EN 'PRIME TIME'

Isabel Pantoja: “Vuelvo más fuerte de 'Supervivientes'; he superado los miedos de mi pasado”

La gala del 'reality' hondureño estuvo marcada por la entrevista a la tonadillera y la eliminación de Mónica Hoyos.

Noticias relacionadas

El reloj de la cuenta atrás de Supervivientes sigue avanzando de forma inexorable. La final está a la vuelta de la esquina y este jueves se celebraba una nueva gala con numerosos alicientes, pero dos por encima del resto: conocer el nombre del último concursante que abandonaba la isla y, sobre todo, recibir a  Isabel Pantoja (62 años) en el plató de Telecinco.

A la espera de que llegaran ambos momentos, la gala discurrió con diversas valoraciones de familiares y concursantes eliminados desde los estudios de Fuencarral y la prueba de recompensa desde la isla. En esta ocasión, el ganador fue Omar (31), cuyo premio fue comerse un flan con abundante nata. Esta vez pudo disfrutarlo sin las prisas del reloj y con una cuchara. Después le dieron la opción de compartirlo con sus compañeros, pero en medio de un pique por asuntos de honradez decidió comérselo él solo.

Tras ese breve periodo de tensión llegó el momento de conocer a quién había salvado el público. Los espectadores decidieron en esta ocasión que Fabio Colloricchio se impusiera a Mónica Hoyos y por tanto sea el argentino el que esté en la gran final junto a Albert, Omar Montes y Mahi Masegosa. La celebración del modelo, bailando junto a Mahi, irritó a Mónica. Posteriormente, el modelo ganó sendas pruebas y se ganó el derecho a ser el primer finalista de esta edición.

Casi sin tiempo para encajar la clasificación, Jorge Javier Vázquez recibía en el plató a la gran protagonista de la noche: Isabel Pantoja. Sus hijos Kiko (35) y Chabelita (23), junto a su sobrina Anabel (32) fueron los primeros en dar la bienvenida a la tonadillera. Besos, abrazos y lágrimas de emoción fueron la guinda a un momento tan esperado por la audiencia. El público también se rindió a la concursante, coreando gritos de "¡Isabel, Isabel!".

LA ENTREVISTA

Después del recibimiento, Isabel Pantoja (62 años) tomó aire para enfrentarse a las preguntas de Jorge Javier Vázquez (49). La primera de ellas fue muy directa: "La última vez que hablamos por teléfono antes de irte a Supervivientes me hablaste de ir a pescar. No te lo imaginabas tan duro, ¿verdad?".

La cantante se mostró contundente: "La verdad es que no me lo esperaba tan duro. Mis dos hijos y mi sobrina, que son las tres personas más cercanas a mí, me dijeron cosas diferentes sobre esta experiencia: Kiko (35) me decía que estaba loca; Chabelita (23), que se cambiaría por mí; y mi sobrina Anabel (32) que fuera y disfrutara".

Pero más allá de la experiencia, tocaba hacer balance. Por ello el presentador preguntó a la sevillana si volvía más fuerte tras su paso por la isla. Un "sí" rotundo fue su respuesta, justo antes de valorar que gracias a su paso por Supervivientes ha podido "conocerse mejor". Más concretamente Pantoja reconoció "que me he quitado de encima muchos miedos. El principal, mi pasado reciente, que sigue estando ahí". Sobre este asunto, Jorge Javier Vázquez preguntó si aún le quedaban pasos por dar o estaba superado. "Está totalmente enterrado", contestó.

Pantoja recibió el apoyo de todo el público y del presentador.

Pantoja recibió el apoyo de todo el público y del presentador.

Llegaba el momento de abordar uno de los asuntos que más polémica ha generado: su abandono forzado por enfermedad. "Gracias a Dios y al doctor de la isla hemos cogido muy a tiempo lo que tenía. Estaba confundida, no sabía por qué me sacaban de la isla, estoy con mucho dolor, estaba a una semana de la final, quería llegar hasta allí, lo prometí", reconoció la tonadillera.

El presentador de la gala hizo hincapié en que "tenías que llevar un régimen de comidas, cinco al día, no se podía saltar las normas del concurso. Y además la alimentación no iba a ser la adecuada". Pantoja reforzó esa tesis: "Me tenían que dar desayuno, almuerzo, merienda y cena y un medicamento durante una semana, eso hacía imposible mi permanencia en la isla". Jorge Javier Vázquez remarcó que "nos hubiera gustado que hubieras estado, pero la salud es lo primero". "Lo entiendo perfectamente, estoy en manos del especialista, estoy muchísimo mejor aunque tengo que volver el viernes. Luego tengo que hacer vida normal", repasó la cantante.

En este punto, Vázquez halagó la actitud de la concursante: "Para mí has superado ampliamente las expectativas, porque podrías haberte quedado en un segundo plano y no has rehuido ningún conflicto. Has ido a jugar y a participar, los charcos te gustan, ¿no?". Isabel Pantoja reconoció que "me meto en los que puedo, en los que me dejan. Me ha costado reprimirme con varios compañeros, no me apetece nada nombrarles".

Uno de los puntos más morbosos era ver cómo se iban a tratar Carlos Lozano e Isabel Pantoja tras sus tensiones en Honduras. Jorge Javier Vázquez ejerció de pacificador y tras quitar hierro al asunto consiguió que ambos enterraran el hacha de guerra. "Allí quizás todo se agrande más. La convivencia ha sido más bien mala y quieras o no todo lo veíamos casi todo mal. No vuelvo a la isla ni loca, me quedo en la playa de Zahara de los Atunes", bromeó la tonadillera.

Más polémicas

Al margen de las discusiones protagonizadas con otros concursantes, lo que ha marcado el paso de Isabel Pantoja por Supervivientes 2019 es, sin duda, sus numerosos intentos de tirar la toalla. En este sentido, la sevillana reconoció que en algunos momentos lo pasó "muy mal", pero que "si ha habido alguien que me ha ayudado a no abandonar, además de la cadena y la productora, son Chelo García-Cortés y Dakota. Omar también, pero no está aquí para decírselo".

A continuación pidió perdón a sus hijos por habérselo hecho pasar mal. "Siento dolor al ver estas imágenes. Allí estaba sola", lamentó la cantante, mostrando una versión con la que no estaba de acuerdo Jorge Javier Vázquez, quien la achacó que "te refugiaste muy pronto en la desazón y había gente dispuesta a echarte un cable".

Otro de los momentos de desencuentro entre presentador y entrevistada llegó con la aportación de Pantoja en la isla. “Me parece muy positivo que hayas llegado hasta aquí y que no hayas ganado. Deberías haber participado más, sois unas jodidas vagas (en alusión a Chelo García-Cortés)", le espetó Jorge Javier Vázquez, un comentario que fue rápidamente contestado por la cantante.

"La media de edad de este concurso es de 30 o veintitantos años. Chelo y yo tenemos una edad. Yo llevo trabajando desde los 13 años, quizás tendría que haber venido antes. Estoy herida desde la primera semana". Los argumentos de la cantante no convencieron a Vázquez: "No nos podemos refugiar en la edad. Hay señoras que van a mi gimnasio que tienen una forma física envidiable".

Isabel Pantoja y Chelo García-Cortés, en su primer día en la isla.

Isabel Pantoja y Chelo García-Cortés, en su primer día en la isla.

"¿Han ido a Honduras? Este señor [por Colate] está vivo de milagro, eran pruebas de atletismo", contraatacó la tonadillera.

Después de repasar la especial relación que ha tenido con Omar en la isla y de comprometerse a entrar en GH Dúo con Jorge Javier Vázquez como pareja, a Isabel Pantoja le esperaba un importante escollo en la entrevista. "Se ha comentado mucho tu relación con Chelo García-Cortés, era de señora y sirvienta, donde tú eras la señora, sin duda. ¿Tú no pensabas que este programa iba a provocar este encuentro?".

"Me extrañó que me mandaran a un columpio. Hemos estado allí y no hemos hablado del pasado, sólo de la isla. En este momento no tengo nada que reprocharle, sólo quiero hablar con ella. Cuando una persona tiene una amistad de tantos años con Chelo y nos hemos querido tanto, es normal echarla de menos. Ha habido detalles que no quiero comentar aquí, lo hablaré con ella luego a solas. Ella siente admiración porque le gusto como mujer, persona y como artista, no equivoquemos cosas, paso de todos esos comentarios".

Si ese asunto lo resolvió con más o menos soltura, aún quedaba el más difícil todavía: ver los vídeos en los que se resumía las situaciones entre Kiko y Chabelita mientras Isabel Pantoja ha estado en Honduras. El rictus de la cantante cambió radicalmente a medida que se iban sucediendo los capítulos, hasta tal punto que acabó con la mano tapándose la cara y llorando. "¿Por qué, si sois mi vida?", lamentaba mientras se abrazaba a su hijo. Kiko Rivera apeló a la sinceridad, antes de reconocer que tiene discusiones con su Chabelita "como todos los hermanos".

Disfruta de tu noche, has hecho un concurso fantástico y pondremos todos de nuestra parte para que todo vaya mejor”. Y como la noche iba de finales felices, Jorge Javier jugó el papel de reconciliador forzando un encuentro a tres bandas que rompió a Chabelita: "Yo no quería entrar porque es la noche de mi madre. Este no es lugar para arreglar cosas, sino fuera". A pesar de ello, ante la insistencia de la tonadillera, Kiko y Chabelita acabaron abrazándose.

El fin de Supervivientes

El reloj de la cuenta atrás de Supervivientes sigue avanzando de forma inexorable. La final está a la vuelta de la esquina y este jueves se celebraba una nueva gala con numerosos alicientes, pero dos por encima del resto: conocer el nombre del último concursante que abandonaba la isla y, sobre todo, recibir a Isabel Pantoja en el plató de Telecinco.

A la espera de que llegaran ambos momentos, la gala discurrió con diversas valoraciones de familiares y concursantes eliminados desde los estudios de Fuencarral y la prueba de recompensa desde la isla. En esta ocasión, el ganador fue Omar, cuyo premio fue comerse un flan con abundante nata. Esta vez pudo disfrutarlo sin las prisas del reloj y con una cuchara. Después le dieron la opción de compartirlo con sus compañeros, pero en medio de un pique por asuntos de honradez decidió comérselo él solo.

En la entrevista, Isabel vivió momentos dulces y amargos.

En la entrevista, Isabel vivió momentos dulces y amargos.

Tras ese breve periodo de tensión llegó el momento de conocer a quién había salvado el público. Los espectadores decidieron en esta ocasión que Fabio Colloricchio se impusiera a Mónica Hoyos (42) y por tanto sea el argentino el que esté en la gran final junto a Albert, Omar Montes y Mahi Masegosa. La celebración del modelo, bailando junto a Mahi, irritó a Mónica. Posteriormente, el modelo ganó sendas pruebas y se ganó el derecho a ser el primer finalista de esta edición.

Casi sin tiempo para encajar la clasificación, Jorge Javier Vázquez recibía en el plató a la gran protagonista de la noche: Isabel Pantoja. Sus hijos Kiko Rivera y Chabelita Pantoja, junto a su sobrina Anabel fueron los primeros en dar la bienvenida a la tonadillera. Besos, abrazos y lágrimas de emoción fueron la guinda a un momento tan esperado por la audiencia. El público también se rindió a la concursante, coreando gritos de "¡Isabel, Isabel!".

[Más información:  Las cinco preguntas incómodas que debería hacer Jorge Javier a Isabel Pantoja]