Mila Ximénez era una de los rostros más queridos de la pequeña pantalla, pero no solo para el público, sino también para sus compañeros. Tan visceral como comprensiva, tan dulce como amarga y tan seria como divertida, la colaboradora de Sálvame contaba con la amistad y el cariño incondicional de todos aquellos con los que alguna vez coincidió en un plató de televisión, en un reality o, simplemente, por los pasillos de Mediaset. En ese grupo de personas entraba Antonio David Flores (45 años), quien siempre tuvo el apoyo de la periodista en los peores momentos de su guerra contra Rocío Carrasco (44).

Noticias relacionadas

Después de muchos años de amistad, Mila y Antonio David se reencontraron a finales de 2019 en Gran Hermano Vip, donde se mantuvieron fieles el uno al lado del otro, regalando grandes momentos a la audiencia.

Por ello, y a pesar de que está prácticamente desaparecido desde que se emitió la serie documental Rocío, contar la verdad para seguir viva - en la que Rocío Carrasco le acusa directamente de maltratador físico y psicológico, de haber intentado hundirla y de alienar a sus hijos Rocío (24) y David (22) en su contra- Antonio David Flores, destrozado, no dudó en dar el último adiós a su amiga

"Así quiero recordarte. Riendo. 20 años desde que nos conocemos y aún no me hago a la idea de no volver a verte. Siempre tuve en ti un buen consejo, una mirada cómplice y una buena reflexión de cómo afrontar la vida. Siempre a mi lado, siempre conmigo. ¡Cómo te voy a echar en falta amiga! Guardaré en lo más profundo de mi corazón nuestra última conversación. Me da fuerza cada día. Buen viaje Mila...", publicó en su cuenta de Instagram el ex guardia civil, junto a dos fotografías de ambos cuando concursaron en GH Vip.

Sin dudarlo, y consciente de que en el tanatorio se encontraría con muchos de los colaboradores que en los últimos meses han cargado duramente contra él y contra su hija Rocío, Antonio David demostró el cariño que le tenía a Mila desplazándose a Madrid para despedirla personalmente y acompañar en su dolor a su hija Alba (37) y a sus hermanos, Manolo, Concha y Nani.

Antonio David, en las inmediaciones del tanatorio de la M30 para dar el último adiós a Mila. Gtres

Visiblemente abatido, el excolaborador de Sálvame llegó al tanatorio de la M30 entre aplausos y gritos de apoyo de los curiosos que se acercaron a las inmediaciones de la capilla ardiente de la colaboradora y que le recibieron con mucho cariño instantes antes de entrar a la sala y enfrentarse a la presencia incómoda de algunos de sus excompañeros, como Belén Rodríguez (54), Terelu Campos (55) o Isabel Rábago (47), quienes estaban presentes en ese momento en el velatorio. 

Tras un rato en el interior, Antonio David abandonó el tanatorio sin pronunciarse sobre el reencuentro con estas amigas de Rocío Carrasco y, completamente destrozado, quiso dedicar unas palabras a Mila Ximénez, incapaz de hablar de ella en pasado: "Sabéis que son muchos años de relación, la quiero mucho, la tengo muy presente y mi recuerdo de ella va a ser su carcajada, su sonrisa. Me quedo con el último mensaje que nos escribimos, con eso es con lo que me quedo".

[Más información: Lágrimas y consternación en el funeral de Mila Ximénez: familiares y amigos le dan el último adiós]