Desapareció del foco mediático hace días, justo cuando abandonó Madrid tras los primeros episodios de Rocío, contar la verdad para seguir viva. Desde entonces nada se sabía de Antonio David Flores (45 años) y es que como toda España es consciente de que está pasando por su peor momento desde que Rocío Carrasco (43) decidiese romper su silencio y hablar públicamente en televisión de lo que ha sido su vida todos estos años y del infierno que vivió en su relación con él.

Noticias relacionadas

Este domingo se han conseguido las primeras imágenes de Antonio David Flores en Málaga, donde se encuentra recluido en su hogar. Al verle, los reporteros le han preguntado cómo se encuentra y no ha querido decir nada, simplemente un "Buenas tardes" y un "Muchas gracias" al reportero que se encontraba en las inmediaciones de su casa.

Y es que se trata de un momento muy difícil para el ya excolaborador de televisión que hace unas semanas perdió su puesto de trabajo en Telecinco. Además, está siendo cuestionado y juzgado por todos los espectadores que están siendo testigos de la docuserie de su exmujer, de la que aún quedan muchos episodios por emitir.

Antonio David Flores, este fin de semana en Málaga. Europa Press

Lo cierto es que los reporteros que han visto cara a cara a Antonio David este fin de semana detectan un deterioro físico evidente a causa de la oleada de críticas que está recibiendo, aseguran que está "muy delgado" y "demacrado".  Todo ello por el juicio social al que se le está llevando a cabo por el supuesto maltrato, que judicialmente no está demostrado, que ejerció contra su exmujer.

Su examante, Sonsoles, rompe su silencio

Las imágenes que muestran el estado de Antonio David han coincidido casi en el tiempo con la decisión de Sonsoles, la mujer con la que Rocío Carrasco (43 años) le vio besarse cuando estaba embarazada y con la que el ex guardia civil continuó incluso al inicio de su noviazgo con Olga Moreno (45), de emitir un rotundo comunicado.

La mujer más buscada del momento después de que la hija de La más grande pronunciara su nombre en la docuserie Rocío, contar la verdad para seguir viva ha roto su silencio con un documento de tres páginas enviado al programa Socialité de Telecinco.

Sonsoles, en un montaje de Jaleos.

En las líneas redactadas por Sonsoles se distinguen distintos puntos enumerados, pero llaman especialmente la atención algunos aspectos subrayados por el programa Socialité. La protagonista asegura que "ha visto vulnerado su derecho al honor, a la imagen y su protección personal y familiar". En ese mismo sentido detalla que "se han hecho juicios de valor que atentan contra su dignidad".

Además, al exponer estos asuntos, desvela también que se encuentra "en un estado de nerviosismo, ansiedad e impotencia". Debido a todas estas circunstancias, Sonsoles "ruega que se ponga fin a la intromisión ilegítima y al salvaje acoso mediático que se está produciendo" y puntualiza que "en caso de no ser así, tomará acciones legales". Y es que, según indica, quiere mantener "su anonimato".

[Más información: Sonsoles, la examante de Antonio David, rompe su silencio: su extenso comunicado de tres páginas]