Hace una semana Rocío Carrasco (43 años) rompía su silencio para desvelar su historia personal y familiar. Lo hacía en el estreno del documental Rocío: contar la verdad para seguir viva, que este domingo ha continuado con la emisión de los episodios dos y tres en la pantalla de Telecinco. 

Noticias relacionadas

A las 22:06 horas de la noche Carlota Corredera (46) comenzaba al programa y advertía que estas dos nuevas entregas serían "mucho más intensas" que las pasadas. Además, presentaba una nota de audio enviada por la hija de 'La más grande', quien ha desvelado cómo se encuentra ante el revuelo mediático que ha generado su testimonio. "Hola, soy Rocío y quería mandaros este mensaje para deciros que estoy bien, que estoy aquí con los míos, que estoy un pelín desbordada con lo que ha acontecido, pero al mismo tiempo estoy tranquila y serena", ha dicho. Además, ha agradecido por las muestras de cariño recibidas y ha asegurado que tiene fuerzas para seguir contando su historia.

Rocío Carrasco no ha podido contener las lágrimas durante su relato. Telecinco

Minutos después de escuchar las palabras de Rocío, comenzaba el segundo episodio, Se nos rompió el amor, que comprendía sus vivencias entre febrero de 1996 y julio de 1998. Más tarde, Ese hombre -de julio d 1998 a julio de 1999, que desvelaba el infierno que vivió Rocío Carrasco en su segundo embarazo y cómo tomó decisión de separarse de Antonio David Flores (45). A continuación, los titulares más destacados de la noche.

Su primer embarazo

1. "Fue uno de los días más felices de mi vida. Con 18 años iba a cumplir uno de mis sueños. Iba a tener un hijo. Para mí era lo más importante y lo más grande que me podía pasar". 

2. "Le dije estoy embarazada y él se cayó al suelo y se hizo una herida en la cabeza. En ese momento me dijo que eso no podía ser. Yo sé por qué me lo dijo. Yo sé que él sabía que si dentro de mí existía la más mínima posibilidad o si se me hubiese pasado por la cabeza no tenerlo, en el momento en el que él me dijese no puede ser, yo iba a hacer todo lo contrario".

3. "Abrí la puerta del camerino y sonreí. Ella miraba al espejo, me miró, sonrió y me dijo: '¿A qué estás preñada?'. Y dije: 'sí'. La reacción de mi padre fue completamente diferente. Me dio un bofetón que la cabeza me dio vueltas. Me dijo: 'Te lo dije. Te ha arruinado la vida'. Después del bofetón me dio un abrazo y me dijo: 'Que tonta has sido. Te lo he dicho. Ha conseguido lo que quería'". 

4. "Nadie me dijo que tenía que casarme, pero sí me fueron lanzando mensajes de 'ahora toca lo que toca'. Era una bola que se iba haciendo cada vez más grande.

5. "Me pregunta su madre '¿Y si es niña?'. Yo le respondo: 'Rocío'. '¿Y si es niño?' 'A mí me encantaría que se llamara Pedro Juan'. Y me dice ella: 'O Juan Pedro, ¿no? Porque el hijo te lo ha hecho mi hijo, no te lo has hecho tú con un dedo'. Yo empecé a llorar de vergüenza porque me parecía una cuestión irrespetuosa. Cuando él me ve llorando empieza a increparme y a decirme si me parece normal llorar e ir de víctima".

La boda

6. "La boda la organizaron entre mi tío Amador, Gloria y mi madre. Yo cuando me casé estaba embarazada de tres meses. Era mi deseo, pero también era el deseo de mis padres, de los suyos. Era formalizar algo que se tenía que hacer. Fue un día muy feliz y yo lo viví como un cuento".

7. "No tengo ni fotos ni alianza porque la tiré por el váter. No tengo absolutamente nada. Yo no tengo nada que ver con esta persona o con este ser". 

8. "Después de la boda llega la luna de miel. Teníamos la exclusiva vendida a ¡HOLA! Nosotros no sabíamos a dónde íbamos hasta que nos montamos en el avión. Lo sabía Amador. Llegamos a Mauricio y me encantó, pero tampoco lo disfruté".

9. "Esos meses se suceden con una panza inmensa que yo amaba y adoraba, pese a que estaba muy gorda. Tenía una media depresión. Solo comía cosas que nunca hubiese comido estando en mi sano juicio. Pero me daba igual, estaba feliz. Me sentía la mujer más guapa del mundo. Cuando me enteré que era una niña, me volví loca. Otra Rocío para la familia. Pasó a no tener importancia nada de lo demás que pasara en mi vida. Que yo estaba embarazada era lo único importante".

10. "Rocío nació el 13 de octubre de 1996. Era una muñeca. Nació preciosa. Él estaba feliz, loco de contento. No sé si fue el día más feliz de su vida. Pero el día que se aseguró el futuro sí".

11. "Yo me pasaba el día con la niña y hacía absolutamente de todo. Era la mujer más feliz del mundo. Era una sensación de felicidad absoluta. Estaba completa. Siempre me voy a considerar una buena madre. Pasó a ser lo más importante de mi vida. Era una niña maravillosa y que moría con su madre. Me sentía querida por ella y yo era la mujer más feliz del mundo. Cuando era pequeña, yo era muy feliz".

12. "Yo a él, al principio, hasta que me separo, lo tengo como un buenísimo padre".

13. "Había cosas que a mi madre no le gustaban. La prepotencia, tener la razón siempre, hacer una discusión de un tema normal una discusión fuerte... Pero tragaba, porque su hija estaba donde estaba. No le quedaba de otra. Y se la añadía que era el padre de su nieta. Por respeto no se metió nunca. Tampoco vio nunca una cosa salida de tono de las que yo había vivido. Había cosas que él no podía evitar porque era su forma de ser". 

Rocío Carrasco y Antonio David Flores, en una imagen de archivo. Gtres

Infidelidad

14. "El segundo embarazo no fue como el primero. Sí buscábamos ese niño. Él se tomó la noticia súper bien porque además, habíamos hablado de tener un segundo bebé".

15. "Empiezo a ver cosas que no me gustan. Empiezo a ver demasiada complicidad con una chica llamada Sonsoles. Demasiados detalles que no eran los esperados con una persona que acabas de conocer. Lo hablé con él y le pregunté qué estaba pasando. Su respuesta era que yo estaba loca, que a mí el embarazo me estaba afectando la cabeza, que veía cosas donde no las había, que las hormonas me estaban sentando mal".

16. "Lo encontré comiéndose la boca con la tía detrás de la barra. Él me ve. Yo salgo corriendo y llorando. Me da un ataque. Empiezo a llorar, me empieza a doler mucho la barriga y empiezo a tener pinchazos como si fueran contracciones. Él se viene detrás de mí y me vuelve a decir 'tú estás loca, no estás bien de la cabeza, el embarazo te está afectando la cabeza'. Empiezo a tener un ataque de pánico, que no me entra como mujer, me entra como madre. Le pedí que me llevara a casa. Me dijo 'yo no te llevo, te vas andando y yo me quedo con esta'. Me fui andando a las seis de la mañana, llorando. Tenía en mi cabeza el 'estás loca'. En ese mismo instante decido que me separo. No sabía cuándo, ni cómo pero sabía que se había terminado".

17. "Luego me enteré que lo sabía todo el pueblo, menos yo, hasta que lo vi. Por el balcón me gritaban 'eres una cierva embarazada'".

Ese hombre

18. "Me lo decía habitualmente. Que por culpa de los celos iba a malparir.Yo no me creí nunca que yo estuviera loca, pero sí es cierto que me hizo dudar sobre mi actitud, sobre mi verdad y sobre mi sentir". 

19. "La actitud de él era de desprecio absoluto, de humillación absoluta, de crueldad. Estando en la playa levanto la vista y veo que viene Sonsoles a donde estábamos nosotros. Él empieza a hablar con ella, a tontear y le digo que me lleve a casa. 'Si te quieres ir te vas andando yo no te voy a llevar. Yo me quedo con ella', me dijo. Me fui andando hora y media a casa".

20. "Otra noche me pasé con dolor de tripa y llorando. Cuando llegó le dije que era un sinvergüenza. Me cogió del camisón, tenía un ventanal muy grande y me sacó medio cuerpo por fuera de la ventana. La barriga me estaba dando en el borde de la ventana. Giré la cabeza como pude y le dije 'procura que cuando llegue abajo me hayas matado'. En ese momento él tomó consciencia de lo que estaba haciendo y me soltó rápidamente. Respecto a ese episodio, él dice que no fue real porque había rejas en esa ventana. Esas rejas se ponen en el 2010".

21. "En una de esas veces que salimos los dos, pero vuelvo yo sola, no salgo a abrirle la puerta. Por lo que él tiene que dormir en el coche. José Antonio, el marido de Gloria lo encuentra, le pregunta por mí y le reprocha su actitud. Él le responde: '¿Tú que harías si se te pone una tía con dos tetas así de grandes adelante?'". 

Rocío Carrasco, junto a Antonio David y Rocío Jurado, tras el nacimiento de su segundo hijo. Gtres

Su segundo embarazo

22. "Me pasaba el día llorando y con ataques de ansiedad. Me acurrucaba en el suelo de mi habitación, me agarraba la tripa y me quedaba encogida. No podía ir la cosa bien de ninguna manera". 

23. "Me metí en la ducha y vi el agua correr con sangre. Pensé que iba a perder al niño. Entonces vino su hermana corriendo y yo le decía 'Luci, el niño, Luci, el niño, qué me pasa, hay sangre'. Creo que en ese momento estaba de 22 semanas. Fui al ginecólogo, me revisó y me dijo que había expulsado el tapón mucoso, pero que no parecía que hubiese peligro. Lo que tenía que hacer era guardar reposo y estar tranquila".

24. "Sabía que algo no iba bien, tenía bajadas de tensión, pinchazos… Me aterroricé porque pensé que iba a perder al niño y porque en el caso de que eso ocurriera, que fuera real que yo iba a malparir a su hijo, que iba a ser culpa mía, porque estaba loca. Él lo que me dice es 'te lo he dicho. Tienes que estar tranquila'. Temía por la vida de mi bebé. Pensaba que ese embarazo no iba a llegar bien".

25. "No iba a contarle a mi madre lo que me pasaba porque era algo que me había buscado yo. Pero se lo conté muy a posteriori. Ella me dijo un simple 'te lo advertí'.

26. "Mi tío Juan me entrega unas cartas y veo una factura de teléfono. Me sorprendo por la cantidad de dinero y empiezo a ver un número repetido. Se me empiezan a dormir las manos. Empiezo a no poder respirar y el corazón empieza a bombear. Me acuerdo de que mi prima Rosario era amiga de Sonsoles. La llamo y empiezo a ver que coincide. Empiezo a llorar, llorar y llorar". 

27. "Llorando, con un ataque de pánico, le pregunté por el número. Me dijo 'loca, que estás loca'. Me dijo que era una enferma, que los celos me estaban volviendo loca y que iba a malparir. Lo negó. Cogí el teléfono y llamé. No me enorgullezco de lo que he hecho, pero lo hice. Pregunté por ella y me dijeron que no estaba. Dije 'soy Rocío Carrasco, la mujer del novio de su hija. Llamo para decirle que prepare una habitación en su casa para que él se vaya con su hija'. Le dije que se fuera, se puso a llorar e hincado en el suelo me decía que era un escándalo y que me quería". 

28. "Intentaba distraerme con Rocío, no pensar en determinadas cosas, estar con ella… Yo tenía mi idea muy clara. De que aquello se había terminado. Eso también me ayudaba a seguir para adelante. Yo me lo marqué como una meta. Lo que pasa es que no sabía cuándo, porque yo no iba a permitir que mi hijo naciese y no estuviese su padre. A mí me han educado en unos valores que han sido muy importantes en vida. A lo mejor he sido esclava de ellos. Pero no se me pasaba que su hijo naciese sin su padre". 

El nacimiento de David

29. "Lo recuerdo con mucha felicidad porque mis peores temores no se habían materializado. Pero lo recuerdo con mucha tristeza porque en el hospital él calló a mi madre diciéndole: 'Rocío Jurado, no des más la nota".

30. "El niño nació con 2,7 kilogramos. De esto solo contaré que hubo que trasladarlo de hospital. Se lo llevaron al 12 de octubre, no a La Paz, a las cinco horas de haber nacido. Llamo a mi médico para pedirle que me firme el alta para irme con el niño. Me dice que no me puedo ir y le digo que me da igual. Finalmente, firmé un alta, eximiendo de responsabilidad al médico y al hospital. Me fui al 12 de octubre y allí me senté en una habitación donde tenía en frente a mi niño. Me quedé esa noche. Recuerdo que al día siguiente fui a mi casa a ducharme y volví para quedarme en esa silla otra noche. Y así varios días. Uno de esos días llega esta persona todo arreglado y le pregunto a dónde va y me dice que a Málaga porque le dan un premio. Me dijo 'mi hijo está rodeado de médicos, no le va a pasar nada'".

31. "Yo siempre he intentado que ellos tuvieran un vínculo fuerte. No el que tienen hoy por hoy, porque considero que hoy tienen un vínculo muy fuerte. Parte del que yo inculqué en su día. Pero considero que hoy, a Rocío le han hecho hacerse responsable de demasiadas cosas de las que no tiene que ser responsable". 

32. "Mi enano, la ternura personificada. Moría con su madre. No te podía ver triste… Era una maravilla. Siempre cantando. Le encanta la música y todas las canciones de su abuela. Mi madre decía que era un ser de luz y su bombón de nata. Era como un ángel. Me despertaba mucha ternura, mucho sentimiento, de querer protegerlo. En algún momento me llegué a sentir incluso culpable. Con el paso del tiempo entendí que no era así. Pero llegue a cuestionarme…"

33. "No hay una sola imagen que yo denote cariño hacia esa persona. Pero tenía que seguir guardando la compostura. Estoy así hasta junio cuando decido que ha llegado el momento. Lo había hecho por mis hijos, como todo lo que he hecho en mi vida. Pero pienso que ya no podía seguir y que me iba a Chipiona". 

34. "Le digo que me voy a Chipiona con los niños y que cuando vuelva en septiembre presento la demanda de separación. Él empezó a gritarme y me dice 'Rociíto estás segura de que te vas a separar'. Y le dije que sí. Me dijo 'pues te vas a cagar. No vas a saber de donde te van a venir. Te vas a levantar de una y te va a venir otra'. Eso me lo dijo gritando con la mala suerte de que mi madre lo escuchó y subió las escaleras. '¿Que mi hija qué?'. Y él le dijo: 'tú te callas, Rocío Jurado. Tú no conoces a Antonio David Flores'. Se calló, se dio la vuelta y se fue. Esa es la única verdad que ha dicho en su vida. Que me iba a cagar, que me iba a levantar de una y que iba a caer en otra. Lo ha cumplido". 

35. "Sabía el pánico que mi madre le tenía a cualquier tipo de escándalo porque ella no se quería ver metida en nada de eso. Él sabía como la tenía que atemorizar. Así lo hizo. Rocío Jurado fue muy valiente, pero él supo callarla". 

[Más información: "Me dijo 'te voy a quitar a tus hijos'", "Me pegó un tirón y di con la cabeza en la mesa": Rocío Carrasco, en titulares]