Por fin ha llegado el día D, la noche en que Rocío Carrasco (43 años) ha roto su cotizado silencio después de 25 años, contando así la verdad de su historia personal y familiar "para seguir viva". Lo ha hecho en el documental Rocío: contar la verdad para seguir viva, producido por La fábrica de la tele, que este 21 de marzo se ha estrenado en Telecinco con dos capítulos. En concreto, el episodio 0, Como las alas al viento, en el que Rocío aborda en profundidad los motivos que le han llevado a virar el rumbo de su vida rompiendo su silencio; y el capítulo 1, Como una olaque arranca en el verano de 1994, cuando una jovencísima Carrasco conoce en una playa de Chipiona al que posteriormente fue su pareja, Antonio David Flores (45). 

Noticias relacionadas

A las 22:06 horas de la noche daba comienzo el estreno de este documental que, como bien ha asegurado Jorge Javier Vázquez (50), "ha organizado un revuelo extraordinario en el país". Tanto, que el autor de la banda sonora de la serie, Gjon's Tears (22), ha viajado a Madrid desde Suiza, su país natal, para entonar en directo la canción Tout l'univers, que representará a su país en Eurovisión. Ha llegado la noche de Rocío, donde se recolocará su puzzle vital de vida. Más de 60 horas de entrevista. A continuación, los titulares más destacados de la noche: 

Rocío Carrasco, rota de dolor durante el documental sobre su vida. Mediaset

Episodio 0: 'Como las alas al viento'

1. "Estoy nerviosa, mucho. Y con ganas, pero muy nerviosa. Mucho, mucho. Tengo ganas de llorar. Me lo debo a mí y se lo debo a la gente que me quiere y ha estado conmigo. Mi marido, mi suegra, mis amigos. Es mi familia. Otra familia. La que yo he elegido aparte de la de sangre, porque ha pasado tiempo. Porque creo que ahora puedo hacerlo. He estado mucho tiempo sin poder verbalizar muchas cosas, sin poder asimilar. Sin poder interiorizar cosas. Y creo que ahora sí puedo".

2. "He llegado a tocar fondo y me he dado cuenta de que no podía seguir de esa manera. Esta mañana he pensado que me quería meter debajo de la cama. Me ha durado poco. A muy pocas personas les he contado lo que voy a contar hoy. A muy pocas mías. Luego, desgraciadamente, lo he tenido que contar a extrañas, a muchos jueces, a equipos psicosociales, a muchos médicos, pero a gente mía muy poca. No me gusta despertar sentimiento de pena o hacer que gente que quiero se sienta mal. Soy fuerte y tengo que serlo". 

3. "Me han llamado mala madre demasiadas veces. No solo por la calle, me lo han dicho en medios y en programas de televisión. Y me han hecho sentirme como tal. Demasiadas veces. Nunca se le ha cuestionado a este señor, siempre han dado por veraz lo que esta persona ha dicho de mí. Si yo no hubiese tenido a mis hijos, a mí todo eso no me hubiese importado en absoluto, pero eso era lo que ellos recibían día a día. Y lo que se les estaba quedando en la mente". 

"Creo que Rocío sí piensa que soy mala madre"

4. Sobre si su hija Rocío piensa si es mala madre: "Dicen que por sus acciones los conoceréis. Por sus acciones, creo que sí. Mi hijo es especial, y yo sé que a mí mi hijo me adora. Lo que pasa es que no se le permite. Sé que él es, por su situación, un niño que se amolda y que gracias a Dios es feliz de por sí. Y a mí David, en ese sentido, no es que me preocupe menos... Sé que él me ama, y eso me da tranquilidad. Pero Rocío sí lo piensa, creo que sí lo piensa". 

5. "Cuando ese señor me devolvía a los niños en la puerta de casa, al principio salía y los metía para adentro, él me increpaba y me insultaba y aprovechaba esas tomas de contacto para decirme 'te los voy a quitar, te van a odiar. Te los voy a quitar, hija de puta, voy a hacer que te odien'. Ellos no tenían edad de mentiras, ellos tenían edad de disfrutar. No tenían derecho a perturbar ese mundo. Y cortó el vínculo materno, lo sesgó. A mí me lo quitó. Ha ido proclamándose de padre modélico, solo le importa él. No le importa nada más".

Carrasco en el plató de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva'. Mediaset

6. "Es que mis hijos han crecido creyendo esa versión. Ahí se denota la crueldad. Por eso yo le pongo 'el padre impío'. Porque no tiene piedad, no le ha importado el bienestar de sus hijos. Eso no se hace a una criatura de cinco años, no puedes quitarle su figura materna. Eso no lo puedes hacer. Y eso es lo que ha hecho. Ella quería estar conmigo". 

7. "Ella tenía pasión por su madre, que soy yo. Que la que la ha parido he sido yo. Yo soy víctima, pero ellos también. Ellos también son víctimas de una mente diabólica. Él ha conseguido lo que me dijo cuando nos separamos, 'te vas a cagar, Rociito'. Me ha quitado lo más importante que tengo en mi vida. Me los ha quitado, no porque hayan desaparecido, me los ha quitado teniéndolos. Ha hecho que me odien. Que tengan esa imagen de mí. Que es mucho más cruel todavía, si cabe. Yo los he tenido muertos en vida". 

"Estoy en tratamiento psiquiátrico"

8. "El título del documental es ese. Y ese título viene por un hecho, por un suceso de 2019. 5 de agosto de 2019. Es un suceso de mi vida que yo no hubiese verbalizado jamás si no hubiese sido porque sé que se ha puesto en conocimiento de medios de comunicación, lo que pasa es que no lo han hecho público. Tarde o temprano, si no lo contaba yo, lo cuentan. Y creo que me pertenece a mí y solo a mí. Antes de ese día, ponen en mi conocimiento que mi hija va a ir a defender a su padre al plató de GH VIP. Yo en ese momento no estoy bien emocionalmente por todo lo que llevo pasado. Yo, nadie lo sabe, pero llevo en tratamiento psiquiátrico desde el año 2011, con un tratamiento fuerte y un diagnóstico bastante fuerte: síndrome ansioso depresivo moderado y grave, cronificado en el tiempo".  

9. "Esto no lo digo yo, lo dicen varios profesionales y, entre ellos, el gabinete adscrito al tribunal de violencia sobre la mujer, que emite un informe demoledor en el cual su conclusión, entre otras, es ese diagnóstico. Digo esto porque quiero explicar cómo estaba yo en ese momento. Vengo de estar hundida durante mucho tiempo. De tener que hacer un ejercicio descomunal cada vez que salía a la calle, de no querer salir de mi casa. De no poder desarrollar mi vida normal. De no querer saber nada. Y me llega esa noticia". 

Rocío contando su intento de suicidio en la serie documental. Mediaset

10. "Cuando me llega, por mi cabeza empiezan a pasar todos los 20 años anteriores y todo lo que se me venía encima otra vez, pero ya con un elemento mayor que era mi hija en un plató defendiendo a su padre. Yo no veía a mi hija desde el 27 de julio de 2012. No estaba preparada, pero mucho menos para ver lo que iba a defender. No estaba preparada para verla a ella, pero no quería volver a sentir miedo. No quería seguir sintiéndome cuestionada por todo el mundo. No quería seguir viviendo en esas circunstancias. Y ese día 5 decidí que no quería seguir viviendo. Ese día determino que no puedo, que yo no quiero. Que no quiero volver, que yo ya había hecho todo lo posible porque todo eso cesase. Que ya había llegado el momento en que todo se terminara y la única manera era quitándome de en medio. Me tomé varias pastillas diferentes y me quedé dormida".  

"No quería seguir viva, ver el odio en mi hija"

11. "Fidel me salvó, fue el que entró en la habitación porque yo no me levantaba. Al hospital, yo llegué dormida, no recuerdo nada, bien lo sabe Dios. En Urgencias me preguntan, yo digo que no quiero seguir así. Que me da igual no haberlo conseguido, pero que lo voy a conseguir. Y que siempre me quedaba el puente de Segovia para desbordarme. Me ingresan en otro hospital que tenía una planta especializada para eso. Cuando tomo consciencia de la barbaridad que quería hacer, yo me doy cuenta en ese momento de lo que he hecho y me parece que era una soberana putada para los míos. Pero en ese momento no piensas en nada ni en nadie. Lo único en lo que piensas es que no quieres volver a pasar por lo mismo". 

12. "No quieres volver a ver el odio en tu hija y no quieres volverte a sentir mala madre. Que has perdido las dos cosas más importantes de una madre, que no quieres volver a verlo en la tele mientras estás cenando en tu casa. Es una acción cobarde y egoísta, pero es la puta realidad. Posteriormente, me fui del hospital porque me avisaron de que había alguien de prensa merodeando por el parking. Tuve una entrevista con el médico y le dije que me quería ir a mi casa, porque allí me sentía segura. No me esperé a que me dieran el alta. Me fui". 

"Él ofreció mi informe a dos revistas"

Rocío Carrasco, muy emocionada. Mediaset

13. "Ese informe llega a manos de la otra parte. Para cuando eso ocurre, esta persona ya está dentro de la casa de GH VIP y coincide cuando mi hija entra en la casa y le dice a su padre 'no te preocupes, está todo mejor que lo dejaste'. Eso para alguien que no sepa la historia puede resultar algo normal, para mí no. Sé que con posterioridad a ese programa, por parte del padre, se ofrece ese informe mío a dos revistas de este país con un mensaje de 'mira lo que se ha inventado ahora'. Una vez que todo este episodio vergonzante para mí queda atrás, empecé a madurar la idea de que ya había tocado fondo y que nadie se merecía darle el gusto de quitarme de en medio". 

14. "Solo espero que se sepa la verdad constatada, documentada. Probada. Aquí no hay 'tu verdad, mi verdad'. Hay una verdad. Yo no espero que le ocurra nada a él, solo espero que me deje tranquila. Con mis hijos, casi que prefiero que sigan creyendo la versión que tienen. El día que mi hija se dé cuenta de todo lo que ha pasado y de lo que ella ha formado parte, y de quién es su padre realmente, va a ser el peor día de su vida. Y no me gustaría que sufriera. A mí nadie me devuelve los finales de curso de mis hijos, besos, abrazos, todo lo que yo he perdido durante tiempo. El poder ejercer de madre, lo que me he perdido de ellos". 

15. "A mí nadie me va a devolver todo lo que yo, por culpa de esta persona, he tenido en mi vida. Nadie me va a devolver los Reyes, y las Navidades. Nada de eso. No he podido disfrutar de ellos. Quiero paz, que se sepa la verdad. Que se haga justicia, la única verdad que hay. Que se me deje de juzgar, que se deje de hacer daño. Quiero vivir con lo que me queda porque lo otro ya no lo tengo ni lo voy a tener. Se me ha coartado como madre. Como mujer, como persona. Todo en mi vida, se me ha arrancado la posibilidad de hacer mil cosas en mi vida". 

Episodio 1: 'Como una ola' 

16. "Lo conocí en Chipiona, en el verano del 94. Me habían quedado siete u ocho asignaturas, porque siempre he sido muy estudiosa. Mi madre me mete interna. Cuando termino julio me voy a Chipiona. Un amigo de toda la vida me presenta a este ser en la playa. Le dijo 'pues Rocío es hija de Rocío Jurado' Él dijo que no me conocía. Primera mentira de un periplo de 20 años. Porque, ya avanzada la relación y yendo a Málaga, la madre era fan de la Jurado y tenía guardadas en un cajón todas las revistas mías y de mi madre".  

17. "Ese verano fue bonito, un amor de juventud. Estás ilusionada, con 17 años. Era felicidad. El primer beso fue en la piscina del hotel Brasilia. Así es como se entera mi madre, viendo la revista. Fue el año en que a mi madre le pusieron un monumento en Chipiona. Y se lo presenté ahí. Yo en ese momento pensaba que me estaba enamorando. Hoy por hoy, sé lo que es estar enamorada: eso no lo era. Era la ilusión de una cría de 17 años. Me hubiese ocurrido lo mismo con otra persona".  

18. "Mi madre se creería que se iba a quedar ahí, en un rollete de verano. Me llegaban noticias de que estaba con una motera, dándose un beso con fulanita... Siempre quieres creer a esa persona. Era mucho victimismo por su parte, cuando te dice 'te quiero' te lo crees. Nos contactábamos con cartas y luego las utilizó en la prensa. Cuando nos separamos, se llevó un montón de documentación de casa y, entre esas cosas, estaban las cartas. Las usó para lucrarse".  

19. "Decidí que cuando cumpliera los 18 me iba a Argentona. En la boda de mi madre y José yo iba presentándole a todo el mundo. A José siempre le tuve mucho cariño. Ahora los sentimientos son diferentes. No creo que fuese una decisión acertada, desgraciadamente para ella. Ella lo decidió así y estaba enamorada".

"Mi padre me dijo que iba a volver con una barriga"

20. "El día que cumplo 18 cometí la torpeza de dejar el curso, me cogí un avión y me fui a Barcelona. Cometí la fatalidad de dejar a mi madre llorando en el suelo: 'Rocío, no te vayas, no me gusta, Rocío. Va a ser tu perdición'. La dejé en el suelo. Es una de las cosas que más me arrepiento en la vida. Mi padre me dijo 'te va a arruinar la vida y vas a volver con una barriga porque es lo que quiere'. No se equivocaron ninguno de los dos". 

21. "En Argentona no tenía trabajo ni familia. Mi día a día era esperar a que esa persona viniera de trabajar. Muy pronto me empiezo a dar cuenta de que las cosas que me decían podían ser verdad. Desaparecía y aparecía con la novia de un compañero. Cosas que te van escamando. Yo me asomaba a la ventana para ver si venía, me asomé y los vi a los dos como muy pegaditos. En ese momento ya me dio una sensación de 'hostias, qué está pasando'".

22. "Al poco tiempo ocurre lo de la famosa multa. Fue una bomba. Sonó el teléfono y esta persona lo coge. Se quedó callado. De piedra. Me dijo que era del cuartel, 'me tengo que ir al cuartel'. Pasan horas y no viene. Me cuenta que lo han llamado para hablar con él. Me dice que ha sido un error, porque él y su compañero habían dado el alto a un ciudadano y este hombre los había denunciado. Me creo el error. Él empieza a decirme que esto pasa porque es mi novio y un personaje. Es la primera vez que aparece la mano negra en su vida. Todo excusas". 

23. "Esa persona se salta el arresto domiciliario. Se lo saltó en varias ocasiones. Un día unos chavales le increparon y se fue hacia ellos. Le decía yo que qué hacía, que eran chavales. Les agredió físicamente. Con la mala suerte de que uno que agrede es el hijo de su cabo. Y lo denuncian. Hay un juicio y le cae otra condena. Otro arresto. Cuando lo condenaron civilmente, él no fue quien se fue: fui yo la que le dije 'te van a largar mañana, vete antes'". 

24. "Yo, con la convalecencia por mi accidente de moto, estaba impedida. Necesitaba a alguien. Una pareja de amigos me acogió en su casa. En esa casa ya hay algún episodio de agresión verbal de él hacia mí. Yo recuerdo agresiones verbales de inútil, no sirves para nada. En esa época estaba más gordita, y era 'estás gorda'. Que puede parecer una tontería, ya no es la palabra, es la forma. Él tenía una cara de puertas para adentro, prepotente, todo lo sabía; y luego tenía la otra parte, que era cuando había cámaras". 

25. "Me decía que me quería, que hacía las cosas por mi bien. No ves la gravedad, y lo normalizas. Sé que hubo una o dos veces que la cosa, estando en casa de mi amiga, pasó a mayores. Recuerdo un tirón de pelos, me coge del pelo y me da para abajo, me tira del pelo hacia abajo. Estaba sentada en un sofá, en una mesa camilla. Él me agarra el pelo y me dio con la cabeza en la mesa. Hay muchos episodios en esa época, no sé si por defensa emocional, que los tengo olvidados. En ese momento lo justificaba. Me dijo que me fuera con mi madre y que era una hija de puta. Llegan perdones y cosas y yo justifico, creo y disculpo. Lo veo ahora y pienso que qué poco sabía yo en aquel entonces que iba a ser mi verdugo". 

[Más información: Rocío Carrasco rompe su silencio sobre sus hijos 25 años después: las claves de su entrevista más dura]