Jorge Javier Vázquez se plantea denunciar a su excompañera Karmele Marchante por los graves insultos que la periodista ha vertido contra él a través de sus redes sociales, entre los que se pueden leer calificativos como "misógino maltratador" o "enano psicópata".

Noticias relacionadas

El presentador, que ya ha sido objeto de los vehementes ataques de la excolaboradora de Sálvame, ha puesto el asunto en manos de su abogado para que estudie la posibilidad de tomar medidas legales contra ella, según ha publicado Informalia.

"Jorge ha puesto en manos de su abogado el asunto y está estudiando la posibilidad de demandar a Marchante. Esa mujer no calibra el alcance de sus insultos y ya puede ir buscando un buen letrado que la defienda", declara una fuente del entorno del catalán al citado medio.

Karmele Marchante ha cargado duramente contra 'Sálvame'. Mediaset

El movimiento de Jorge Javier se produce tres días después de que Karmele Marchante recurriera a su cuenta en Twitter para insultar a los que fueron sus compañeros en Telecinco por haberla mencionado en Sábado Deluxe. "Me acaban de avisar de que el cocainómano y ladrón de Hacienda está hablando de mí en esa pocilga de basura de Telecinco y el enano psicópata no lo ha parado. Les tengo amenazados que como me mencionen canto", escribía la excolaboradora.

"El enano psicópata y el cocainómano o dejan de hablar de mi o canto. ¿Dos misóginos, maltratadores y ególatras se atreven a mencionarme? Vaya par de desdichados solos y abandonados. Uno le da al alcohol y el otro al polvo", rezaba otro de los numerosos tuits que la periodista ha disparado contra Jorge Javier Vázquez y Kiko Matamoros.

Lejos de borrar sus insultos o retractarse, Karmele ha continuado con las injurias y sigue amenazando con revelar supuestos secretos incómodos para la cadena. "Tengo munición de sobra", afirma. Además, este lunes volvía a cargar contra uno de sus excompañeros: "No aprenden. El fascista cocainómano ha vuelto a la carga hoy contra mí. La Viagra causa estragos cerebrales y como él está MUY ENFERMITO necesita una sparring. Es envidia de un [emoji de cerdo] cateto que nunca ha pisado un aula. Que le den", publicaba.

Cabe recordar que ya el pasado mes de agosto la periodista también utilizó sus redes para pedir que se dejase de hablar de ella en Sálvame o contaría lo que vivió en la cadena, haciendo referencia a "carreras de drogas en baños y camerinos, alcohol, mentiras no informativas, órdenes de la dirección para desvirtuar aconteceres para mayor audiencia...".