En la familia Flores-Moreno, compuesta por Antonio David Flores (45 años) y su esposa, la empresaria Olga Moreno (45), hay dos días grabados a fuego, en rojo en su calendario y corazón: un martes tenso y un lunes negro. En concreto, el martes 16 de marzo y el posterior lunes 22 de ese mismo mes. El martes, de forma sorpresiva, se anunciaba en Ya es mediodía el fichaje de Olga Moreno para Supervivientes 2021, y esa misma tarde la cadena de Mediaset desvelaba, con luces y taquígrafos, el estreno de la serie documental Rocío: contar la verdad para seguir viva. El orden de los acontecimientos es muy importante en esta historia: primero el fichaje de Olga, ya cerrado, y después el anuncio oficial del regreso mediático de Rocío Carrasco (43). 

Noticias relacionadas

Según la información que maneja JALEOS, ese martes fue un día muy complicado en la casa familiar de los Flores-Moreno. La serie cayó como un tsunami en el núcleo duro de la familia. Esa noche, desde su hotel en Madrid y una vez habiendo reaccionado al trailer del documental, Antonio David habla con su familia, con su mujer y su hija Rocío Flores (24). Las calma, las tranquiliza. Se decidió ser prudentes y esperar al estreno. Lo que ocurrió a raíz del testimonio de Rocío Carrasco el domingo 21 fue demoledor. Antonio David viajaba ese día de Málaga a Madrid porque, según se confirma a este periódico, estaba convocado en el programa Sálvame lunes 22 y martes 23. 

Olga Moreno y su marido Antonio David Flores. Gtres

Más allá de realizar otras diligencias, el ex Guardia Civil se trasladaba a Madrid para atender su trabajo. Sin ni siquiera imaginar que en la mañana del lunes su suerte iba a cambiar. Le comunican la decisión del grupo Mediaset de no continuar con sus servicios a raíz del testimonio de Carrasco. Es entonces cuando, siempre según la versión que tiene este medio, Olga Moreno sufre una suerte de crisis con respecto a su participación en el reality selvático. No quiere dejar solo a su marido ante semejante escenario, que, teniendo en cuenta el número de capítulos de la serie documental, se prevé duro a medio plazo. En las últimas horas, se ha hablado en Es la mañana de Federico sobre una posible "renegociación" de Olga con la productora, cuyos términos se desconocen, y este medio no ha podido confirmar este extremo. A través de una fuente de total solvencia, se explica que tanto Rocío Flores como Antonio David sí han animado a Olga a emprender su viaje a Honduras y disfrutar de su concurso, aquí ya se quedan ellos para capear el temporal: "El problema es que ella conoce a David y no quiere dejarlo ante este marrón. Sabe que va a tener la cabeza más en España que en el concurso". Y se añade: "Hazte una idea de cómo puede estar David viéndose hasta en el informativo con esa imagen de algo que no es y que está demostrado que no es". 

"Él está tocado porque ha sufrido mucho con este tema, demasiado. Es la batalla más dura que ha librado con esta mujer. Que te vuelvan a señalar así a nivel nacional... Está mal, pero tranquilo porque sabe que es inocente", se apostilla. Cabe recordar en este punto que si un concursante es anunciado oficialmente por la cadena, con contrato firmado previamente, y decide echarse atrás ha de pagar una indemnización. Si se analiza el crudo panorama económico que podría tener Antonio David al quedarse sin trabajo en Mediaset, sin propiedades ni empresas a su nombre, todo hace indicar que finalmente Olga Moreno hará frente a su trabajo en Supervivientes por el bien económico y familiar.

"Ella es una madraza, tanto con su Lola como con Rocío y David, y una mujer que siempre antepone a los suyos, y así lo hará esta vez. A su entorno no ha comunicado otra cosa que su viaje a Honduras", se opina. Desde la cadena de Fuencarral se sostiene que todo sigue según lo previsto, que nada ha cambiado en las últimas horas y nada, pues, se le ha notificado a la cadena y productora. "Ellos en estos días no hablan con nadie de estos temas, se ha impuesto un silencio, pero creo que sí irá. Hasta donde tengo entendido, irá a defenderla una amiga íntima tras lo de David", se erige una voz familiar. Por último, el abogado de Antonio David ha asegurado, al filo del cierre de este artículo, que el excolaborador solo demandará a la "cabeza pensante" de la serie documental, sin entrar a despejar la identidad de esa persona. Tiempo al tiempo. 

Olga, en lo bueno y en lo malo

Antonio David y Olga Moreno en una imagen de 2018. Gtres

Olga Moreno ha estado al lado de Antonio David Flores desde que en 2009 sellaran sus vidas al contraer matrimonio. La madrina de aquel enlace fue Rosa, madre de Olga, y el padrino, Juan Flores, padre de Antonio David. En noviembre de aquel año, el recién estrenado matrimonio anunciaba, feliz, el embarazo de Olga. Poco después, se confirmaba la peor de las noticias: la joven sufría un aborto involuntario. Tres años más tarde, eso sí, la pareja insistía en querer traer al mundo a su primer retoño en común. Así pues, en diciembre de 2012 nace Lola, Lola FloresLa mujer de Antonio David Flores siempre se mantuvo en un discreto segundo plano a nivel mediático hasta 2016. Y más concretamente hasta que Antonio David se enroló en la séptima edición Gran Hermano VIP. Olga salió de la sombra del anonimato, posó vía exclusiva en una revista del corazón y se sentó en Sábado Deluxe para hablar de la lucha judicial de su marido y de su papel como 'segunda madre' de Rocío y David Flores. "Mi marido no es un maltratador. Estoy con mi suegra y mis cuñadas. ¿Sabes qué pasa? Esto nunca lo he hablado con él delante, tenía miedo de emocionarme. Intento no llorar y hacerme la fuerte. Es muy doloroso. ¡Le han colgado un sambenito tan de mentira!", declaraba en Lecturas, en una defensa férrea al hombre de su vida. 

Más allá del rédito conseguido con las citadas intervenciones en prensa, cabe señalar que Olga ha sido el apoyo emocional de su esposo en los años de lucha judicial de este con Carrasco. De hecho, la presencia de Moreno en la vida de los Flores se ha convertido en un auténtico bote salvavidas: "Para los hijos de Antonio David soy su salvación", aseguró la empresaria. Olga mantiene una excelente relación con Rocío y David, a los que conoció cuando tenían apenas 4 y 2 años, respectivamente. En estos días, Olga Moreno regenta una tienda de ropa ubicada físicamente en Málaga, Olé y Amén, donde en tiempos de sequía televisiva han trabajado tanto Antonio David como Rocío Flores. Su negocio malagueño se ha convertido en un filón muy fructífero que, lejos de dar pérdidas, ha reportado buenos resultados

[Más información: Olga Moreno, 20 años al lado del "monstruo" Antonio David Flores: como una madre con los hijos de Rocío]