El documental Rocío: contar la verdad para seguir viva ha firmado la sentencia de muerte de Antonio David Flores (45 años) de manera social y pública. El ex guardia civil, resucitado y restacado del ostracismo mediático hace año y medio, ha sido despedido de manera fulminante de la cadena donde trabajaba. La misma que este domingo encumbraba a su exmujer, Rocío Carrasco (43), con la entrevista en la que rompía su silencio a la vez que todos los audímetros.

Noticias relacionadas

Junto a Antonio David, penando y purgando, se erige desde hace dos décadas la figura de una mujer sencilla, que huye del escándalo, discreta y prudente, aunque en los últimos tiempos también dispuesta a dar un golpe en la mesa. A su lado, una vez más, en el periplo del malagueño por el averno, Olga Moreno (45), la persona con la que el hombre al que en horario de máxima audiencia han llegado a calificar de "monstruo", ha pasado los últimos años de su vida. La mujer que ha sido como una madre para los hijos de Rocío Carrasco

Olga Moreno en el plató de 'Gran Hermano VIP', programa en el que participaba su marido, Antonio David Flores. Gtres

Rocío Carrasco y Olga Moreno han sido las dos parejas más importantes en el corazón de Antonio David Flores. Con la primera, la única hija nacida del matrimonio entre Rocío Jurado y el boxeador Pedro Carrasco, se casó cuando tenía 20 años. Y ella, de 18, ya iba embarazada de la que sería su primera hija en común: Rocío. Tras la llegada de su segundo vástago, David, el matrimonio firmaba su divorcio en 1999.

Es en 2001, en plena efervescencia mediática de Flores, justo cuando el andaluz abre la caja de los truenos de la finca Yerbabuena en revistas y televisión, cuando conoce a Olga Moreno. Ella era una joven apenas unos meses menor que él, natural de Sevilla y relaciones públicas de El Corte Inglés. Su romance empezaba con tanta discreción como solidez, aunque por aquel entonces, ya sonaban con fuerza los rumores de presuntas infidelidades por parte de él. 

Antonio David militaba en las filas fijas del programa más ácido de la televisión de principios de los 2000, Crónicas Marcianas, y las fiestas posteriores en la discoteca Luz de gas y los finales felices en el hotel Condes de Barcelona eran vox populi entre los periodistas de corazón de la época. 

Antonio David Flores y Olga Moreno en Barcelona en el año 2001. Gtres

"Cuando yo estaba en el internado ya me contaban que este ser estaba con una tal Carmela, que era motera... Otra mujer de Jerez... Una ex de él, llamada Inma...", expresaba Rocío Carrasco en su demoledora entrevista en relación a la presunta tendencia infiel de su exmarido.

Desafortunadamente para Olga, ella también ha tenido que lidiar con estos comentarios desde el inicio de su romance con Antonio David hasta hace apenas unas semanas. La presencia de varias mujeres en el plató de Sálvame, con pruebas audiovisuales y testimonios irrefutables, provocaba una crisis sentimental sin precedentes en su relación, ahora ya reconducida.

Olga Moreno se juraba amor eterno con Antonio David Flores ante los ojos de Dios en junio del año 2009. La madrina de aquel enlace fue Rosa, madre de Olga, y el padrino, Juan Flores, padre de Antonio David. En noviembre de aquel año, el recién estrenado matrimonio anunciaba, feliz, el embarazo de Olga. Poco después, se confirmaba la peor de las noticias: la joven sufría un aborto involuntario. Tres años más tarde, eso sí, la pareja insistía en querer traer al mundo a su primer retoño en común. Así pues, en diciembre de 2012 nace Lola, Lola Flores

Antonio David Flores y Olga Moreno junto a David Flores, hijo del ex guardia civil y Rocío Carrasco. Gtres

La mujer de Antonio David Flores siempre se mantuvo en un discreto segundo plano a nivel mediático hasta 2016. Y más concretamente hasta que Antonio David se enroló en la séptima edición Gran Hermano VIP. Olga salió de la sombra del anonimato, posó vía exclusiva en una revista del corazón y se sentó en Sábado Deluxe para hablar de la lucha judicial de su marido y de su papel como 'segunda madre' de Rocío y David Flores.

"Mi marido no es un maltratador. Estoy con mi suegra y mis cuñadas. ¿Sabes qué pasa? Esto nunca lo he hablado con él delante, tenía miedo de emocionarme. Intento no llorar y hacerme la fuerte. Es muy doloroso. ¡Le han colgado un sambenito tan de mentira!", declaraba en Lecturas, en una defensa férrea al hombre de su vida. 

Pero ¿es posible que un "maltratador" ejerza esa conducta con una pareja y su patrón cambie radicalmente con la siguiente? Según afirmó este lunes en Sálvame Lorena Abellán, vicepresidenta de Mujeres Unidas contra el Maltrato, abogada y experta en violencia de género, "un maltratador lo es siempre".

Y prosigue: "Lo que pasa es que, a veces, no son ni conscientes de que lo son. Ejercen un maltrato hacia una persona por una determinada circunstancia. Y es siempre porque la consideran inferior, más vulnerable o porque le tienen una especial inquina por alguna determinada razón. El maltratador en general lo es siempre, porque lo ha aprendido, porque es su manera de relacionarse con las mujeres o porque es así como él entiende que deben ser las relaciones".

Olga Moreno besa a Rocío Flores en el plató de 'Gran Hermano VIP' donde ambas apoyan a Antonio David. Gtres

Más allá del rédito conseguido con las citadas intervenciones en prensa, cabe señalar que Olga ha sido el apoyo emocional de su esposo en los años de lucha judicial de este con Carrasco. De hecho, la presencia de Moreno en la vida de los Flores se ha convertido en un auténtico bote salvavidas: "Para los hijos de Antonio David soy su salvación", aseguró la empresaria.

Olga mantiene una excelente relación con Rocío y David, a los que conoció cuando tenían apenas 4 y 2 años, respectivamente. En estos días, Olga Moreno regenta una tienda de ropa ubicada físicamente en Málaga, Olé y Amén, donde en tiempos de sequía televisiva han trabajado tanto Antonio David como Rocío Flores. Su negocio malagueño se ha convertido en un filón muy fructífero que, lejos de dar pérdidas, ha reportado buenos resultados

La última de las batallas en defensa de su razón de amor la librará allende los mares. Olga Moreno ha firmado su participación para Supervivientes 2021 y acudirá sin el apoyo en plató de su marido, ahora despedido del grupo Mediaset España. La sevillana rubricaba su compromiso contractual con la productora y la cadena horas antes de que Telecinco detonase la bomba de todas las bombas, el documental de nueve capítulos donde Rocío Carrasco, tras 20 años de silencio, cuenta "la verdad para seguir viva". 

[Más información: "Un monstruo, maltratador y diabólico": el demoledor retrato de Antonio David que lo condena para siempre]