La Real Academia Española define la palabra apestado como aquel "que es rechazado o marginado por la mayoría". Una acepción que representa fielmente la posición actual de Antonio David Flores (45 años) en el panorama social y televisivo tras el desgarrador testimonio de Rocío Carrasco (43) en la docuserie de Telecinco Rocío: contar la verdad para seguir viva. La figura del ex guardia civil causa en estos momentos el repudio masivo de la sociedad, que se posiciona al lado de una mujer que tras 20 años callada por fin ha gritado su horror ante millones de españoles.

Noticias relacionadas

El revelador testimonio de la hija de La más grande ha señalado de lleno al padre de sus hijos. Carrasco, con un nerviosismo y miedo palpables y con gotas saladas cayendo sobre sus mejillas, se dirige a Antonio David como el "monstruo" que "arruinó su vida", un "ser diabólico" que ha puesto a sus hijos en su contra durante años.

Solo dos capítulos emitidos -de las más de 60 horas grabadas- han sido suficientes para movilizar a todo un país, conseguir que representantes políticos de todos los colores se pronuncien y hacer que la sociedad se posicione a favor del relato de Rocío por encima de la verdad jurídica que atañe al caso. El dolor de Carrasco traspasó la pantalla, su narración en primera persona sobre los episodios de maltrato físico y psicológico que vivió logró que Twitter se inundara de #YoSíTeCreo.

El dolor de Rocío Carrasco traspasó la pantalla y ha recibido el apoyo masivo de la sociedad.

Este hashtag fue utilizado por la ministra de Igualdad, Irene Montero (33), para dar a conocer su opinión y apoyar a Rocío como "víctima de violencia de género". De hecho, Montero entró en directo en Sálvame para subrayar la importancia del relato público de Carrasco.

El pronunciamiento de la ministra del Gobierno llegaba minutos después de que Carlota Corredera (46) anunciara el cese contractual entre el exyerno de Rocío Jurado y el programa: "Hoy, 22 de marzo de 2021, Sálvame anuncia el cese de la vinculación laboral de Antonio David Flores con este programa de televisión, así como con la productora La Fábrica de la Tele. Mediaset ha hecho extensiva esta medida también al resto de programas del grupo audiovisual". Con estas palabras de la presentadora se fraguada el inicio del fin del exmarido de Rocío Carrasco en su periplo televisivo durante décadas. La irremediable decisión estaba ya tomada con mucha anterioridad y es que fue la propia Rocío Carrasco y su marido, Fidel Albiac (48), los que pusieron dicha condición. Además, en ese mismo sentido, el matrimonio ha retirado todas las denuncias que tenía interpuestas contra los colaboradores de Mediaset.

Precisamente, algunos de los rostros televisivos que han sido a lo largo de los años duros detractores de la hija de Pedro Carrasco y muy críticos con su faceta como madre, entre ellos, Belén Esteban (47) o María Patiño (49), han cambiado drásticamente de parecer tras la emisión del documental. La expareja de Jesulín siempre se ha posicionado junto a Antonio David, pero ya horas antes de conocerse el capítulo cero de la serie, Belén reculaba y aparecía en directo con una ardua defensa a Rocío. De igual manera, Patiño ha asegurado con rotundidad que "Antonio David está condenado". Otras voces, como las de Carlota Corredera o Chelo García Cortés (69), que durante años se han mantenido imparciales a falta de tener las dos versiones, una vez han escuchado de boca de Rocío como habla de su exmarido como "su verdugo", ambas se han determinado del lado de ella.

La ciudadanía, la política, los medios... son incontables los sectores públicos que se han posicionado del lado de la versión de Rocío y que buscan alejarse de la figura de Antonio David, pese a que quedó impune de todos los delitos que ha expuesto su exmujer en la docuserie. Precisamente por ello, algunas voces piden volver a poner el foco sobre ese caso sobreseído que está sin cerrar, un proceso judicial que está a la espera de que puedan surgir nuevas pruebas con las que, al fin, Carrasco pudiera demostrar lo que con tanta dureza ha descrito en el prime time del pasado domingo.

Y ahora, ¿podría ir a la cárcel?

Fue en marzo de 2017 cuando Rocío Carrasco tomó las riendas de su realidad y se decidió a interponer una macroquerella contra su exmarido el Juzgado de Violencia sobre la Mujer Número 1 de Alcobendas. Este órgano encontraba "indicios de criminalidad" en las actuaciones que señalaban a Antonio David. Pero a continuación, el juzgado acordaba el sobreseimiento provisional de las actuaciones contra él al no quedar acreditada la existencia de lesiones. Entonces, Carrasco empleó su derecho a recurrirlo y lo hizo ante la Audiencia Provincial de Madrid. Sin embargo, en noviembre de 2018, tras más de dos años de pugna jurídica, los jueces archivaban la acusación de maltrato psicológico continuado. Tras esta decisión, Rocío mostró de nuevo su disconformidad y presentó un recurso de queja ante el Tribunal Supremo, una apelación que volvió a ser desestimada.

Tras años de batalla por medio de las herramientas que proporciona la Justicia, no logró ninguna sentencia, pero sí que se abrió la puerta a que se reanudara el proceso "ante la aparición de nuevos indicios o pruebas". ¿Qué significa esto? ¿Aún puede Antonio David ser juzgado por maltrato? Marcos García Montes, abogado de Rocío Jurado y demás abogado de la familia lo explica de forma clara.

Antonio David y Rocío, cuando presentaron a su hijo pequeño ante los medios junto a Rocío Jurado. Gtres

"Cualquier caso que esté sobreseído provisionalmente, como este, se puede reaperturar si hay nuevas pruebas, sin ningún problema", expone. Según afirma, con esas nuevas evidencias podría celebrarse un proceso judicial por las vías habituales y, por tanto, tras proclamarse un fallo por parte del juez, llegar a interponer las penas o sanciones que sean necesarias al acusado.

Además, el caso que implica a Rocío Carrasco tiene un detalle muy concreto que en caso de reabrirse el proceso ha de tenerse muy en cuenta: "Si hay malos tratos psicológicos y físicos continuados y no han prescrito, precisamente porque son continuados, es evidente que el caso se puede reabrir. Y justo porque son continuados, la prescripción opera sobre el último maltrato, por eso, tal y como lo ha contado y en caso de reapertura, no estaría prescrito. Además, son diferentes delitos: malos tratos, vejaciones, lesiones físicas y psicológicas y amenazas". Todos esos delitos están tipificados en el Código Penal, por lo que, de demostrarse tales acusaciones, el exyerno de Rocío Jurado podría jugarse incluso la entrada en la cárcel.

Tal y como se ha apuntado, el letrado García Montes no es un desconocido para la familia Jurado ni para el propio Antonio David. En el año 2000, el ex guardia civil interpuso una demanda contra Rocío Jurado por unas declaraciones que la cantante había hecho en el programa de la mítica presentadora Mirtha Legrand cuando viajó a Argentina. En aquella sonada demanda civil, Antonio David solicitaba una indemnización de mil millones de pesetas -unos seis millones de euros al cambio actual-. Pero Jurado logró el éxito judicial en 2004 de la mano de Marcos García Montes. El abogado reclamó entonces -y sigue reclamando a día de hoy- a Antonio David los honorarios del letrado y el procurador de La más grande, pues el ex guardia civil perdió contra ellos en nada menos que tres instancias.

En pleno 2021, con el juicio público y mediático a favor de Rocío Carrasco, Antonio David se presenta como el apestado al que nadie desea tener entre sus filas. Porque si ya de por sí la simple sombra del maltrato incomoda fulminantemente a la sociedad actual, cuando una mujer expresa su dolor de la manera tan explícita en la que lo ha hecho Rocío, el colectivo social sentencia en firme por la vía de la empatía y la sensibilidad, sin necesidad de jueces.

Rocío Carrasco y Antonio David Flores paseando por Madrid cuando estaban casados.

Antonio David Flores vive de polémica en polémica desde que llegó a la vida de todos hace más de dos décadas. El malagueño era miembro de la Guardia Civil cuando conoció a Rocío Carrasco. Tras su paso por Chipiona y Jerez, fue destinado a Argentona, el último de sus escenarios hasta su accidentada y polémica salida del cuerpo. Fue acusado de apropiarse junto a otro compañero de 50.000 pesetas -unos 300 euros- cobradas en una multa a un turista francés en metálico por exceso de velocidad. Tras abrirse una investigación interna, Antonio David fue suspendido en funciones y condenado a arresto domiciliario.

Tras saltarse varias veces dicho arrestro, en un almuerzo junto a su entonces novia, David fue increpado por un joven de 14 años al acabó agrediendo. "Con tan mala suerte", declaró Carrasco en su documental, "de que al que agrede es hijo de su cabo del cuartel de la Guardia Civil. Este chaval y su padre lo denuncian y le cae otra condena. Otra vez de arresto domiciliario... Soy yo, cuando sale la condena, la que le dice que se vaya, que le van a largar mañana, que cause baja y se vaya". Una abrupta salida de la Guardia Civil, un fulminante despido sin precedentes de cualquier programa de televisión producido bajo el poderoso paraguas de Mediaset España y con tres hijos... Antonio David Flores, ¿qué va a ser de él?

[Más información: Olga Moreno, 20 años al lado del "monstruo" Antonio David Flores: como una madre con los hijos de Rocío]