"Nosotros llevamos veinte años de glorioso encierro". Si hay una frase que define a la perfección la situación vital, real y sentimental de Rocío Carrasco (43 años) y Fidel Albiac (47) es esa. La pronunció la hija de La más grande en mayo de 2020, en pleno inicio de la desescalada en España tras el duro confinamiento domiciliario, y recoge en solo siete palabras la intrahistoria más complicada y al mismo tiempo más dulce de su matrimonio con el abogado.

Noticias relacionadas

Con el revuelo mediático y social suscitado tras la emisión de la docuserie Rocío: contar la verdad para seguir viva el nombre y apellido de Antonio David Flores (45) retumba con dureza en todos los sectores, al igual que se alude a las principales víctimas de ese trauma familiar, sus hijos, pero parece que se ha pasado por alto un nombre, el de Fidel Albiac. No obstante, su mujer no lo ha olvidado en mitad de su relato más desgarrador: "Fidel es mi salvador, el que me ha ayudado siempre sin pedir nada a cambio", expresa Carrasco en uno de los pocos instantes en los que esboza una sonrisa durante la narración de su testimonio.

Rocío Carrasco y Fidel Albiac al lado de Rocío Flores, en una imagen de noviembre de 2011. Gtres

Mientras relata el inicio de su relación con Antonio David (45) en 1994, Rocío hace una pausa muy significativa y detalla: "Ahora sé que eso no era estar enamorado, porque lo experimenté de verdad años después", puntualizaba en referencia a su historia de amor con Fidel.

Una declaración de amor similar hizo también en agosto del pasado año, en pleno directo en el programa Lazos de Sangre, donde Carrasco no dudó en hablar públicamente de su feliz matrimonio: "Yo tengo esa suerte de haber encontrado un amor duradero. 21 años llevamos ya Fidel y yo. No hay receta para eso. Es amor, respeto y admiración por ambas partes. Es lo esencial en una pareja".

Esas claves han conseguido que el vínculo entre la hija de Rocío Jurado y el abogado sevillano sea uno de los más estables del panorama nacional. Y es que juntos han vivido algunos de los episodios más duros de la vida de Carrasco. Fue Fidel el que conducía el coche con el que ambos tuvieron un gravísimo accidente de tráfico en febrero del año 2000. El vehículo se salió de la carretera dando varias vueltas de campana. Roció sufrió un traumatismo craneoencefálico con levantamiento de cuero cabelludo y la fractura de una vértebra y tuvo que ser ingresada con pronóstico grave durante varios días. Rocío estuvo al borde de la muerte.

También Fidel ha sido testigo de la forma tan triste y abrupta en la que cada uno de los hijos de su mujer se despidieron de ella y nunca más regresaron a casa. Y es que el abogado convivió con los hijos de Rocío Carrasco hasta que estos se mudaron con su padre, algo que Rocío Flores hizo en 2012 y su hermano David en 2016.

No hay duda de que han sobrevivido, literalmente, a los envites más complicados de la vida, y lo han hecho juntos. Más de dos décadas unidos pero apenas un lustro como marido y mujer. Se casaron el 7 de septiembre de 2016 en la finca Valdepalacios de Torrico, en Toledo, sellando así un amor que se impone ante las abundantes críticas.

Durante años la familia Mohedano y el propio Antonio David y sus hijos han dibujado una imagen muy "siniestra" del marido de Carrasco. Culparon al letrado de ser quien "manipulaba" a Rocío, quien estaba detrás de sus decisiones más polémicas y le señalaron como el responsable del alejamiento de hija de Jurado del resto de la familia.

Fidel, apoyando a Rocío Carrasco en el último adiós a su madre. Gtres

"Nosotros creemos que Fidel ha intoxicado mucho. Pero también te digo que si a mí alguien me quiere apartar de mi familia no lo voy a permitir. Ella sigue sin tener relaciones con nadie y eso lleva a pensar que Fidel está detrás", declaró Amador Mohedano (67) en uno de los momentos más álgidos de la guerra familiar. En esa misma época, el ex de Rosa Benito (65) afirmó que Albiac se refería a Gloria Camila (25) y José Fernando (28) -hermanos de Rocío Carrasco- como "los inmigrantes".

También el entorno del viudo de Rocío Jurado desveló por boca de un colaborador de Telecinco un relato muy sombrío que no dejaba en buen lugar a Fidel: "En uno de los últimos ingresos de Rocío Jurado, Albiac le preguntaba de manera insistente que si había dispuesto y dejado arreglado el testamento. Ortega Cano invitó a salir a Fidel y le agarró del cuello: 'Que sea la última vez que molestas a Rocío en el estado que está'".

Para hacer todas estas acusaciones contaban con la baza de que los protagonistas, Fidel y Rocío, siempre se han mantenido callados porque optaron hace años por el silencio como su mejor arma de defensa. Hasta que Carrasco ha decidido hablar claro y hacer terapia pública como nunca antes se ha visto en televisión.

Rocío ha querido destapar de una vez por todas los 25 años de calvario en los cuales más de 21 la ha acompañado -y acompaña- a su lado el hombre que se ha convertido en su fiel bastón, su confidente y el que ha sido capaz de encerrarse, literalmente, en casa por amor.

Rocío y Fidel se casaron el 7 de septiembre de 2016 sin la presencia de los hijos de ella. Gtres

Fidel Albiac es la sombra inquebrantable de Rocío Carrasco desde ¿el año 2000? Los datos sobre el inicio de su relación son confusos. Según la historia que cuentan sus más allegados, la pareja se conoció por una amiga en común, Rocío Mestre, hija del peluquero de Rocío Jurado -quien años después ofrece una imagen muy oscura de Fidel-. La joven era quien salía entonces con Albiac, pero cuando la primogénita de La más grande se cruzó en su camino, la química fue instantánea y él decidió romper su relación y comenzar una historia con Carrasco que aún no ha tenido fin. Sin embargo, la versión de Antonio David es muy distinta. El ex guardia civil aseguró en una entrevista que su exmujer ya se citaba con Fidel antes de separarse: "Voy a un local de copas un sábado por la noche y me encuentro a Fidel y a Rocío. Él estaba sentado en una silla y ella encima", contó.

Sea como fuere, la mismísima Rocío Jurado se pronunció sin tapujos sobre la nueva ilusión de su hija tras la ruptura con Antonio David, y lejos de las malas palabras que tenía para su exyerno, para Fidel se refería en otros términos: "Este chico apareció en su vida y le ha traído mucho bien", confesó con una mirada serena y una sonrisa en la boca ante los periodistas. Aunque, según escribió el paparazzi Gustavo González en su columna de La Razón, "Pedro Carrasco dudaba tanto de Fidel que decidió contratar los servicios de un detective".

Fidel Albiac del Pino es abogado de profesión, pese a que nunca ha ejercido como tal. Cuando su nombre saltó al foco mediático por su relación con la hija de una de las artistas más queridas de España dejó atrás su anonimato, aunque desde entonces tampoco ha demostrado ningún afán por aparecer en los medios de comunicación. Son puntuales las veces en las que la pareja ha posado o hablado para la prensa, siempre en su revista de cabecera, intentando emitir un contenido blanco y aprovechando algún evento o fecha especial, como fue su boda.

Quienes conocen a Fidel, como María Teresa Campos (79) y sus hijas, aseguran que es un "hombre divertidísimo, con un humor muy sarcástico e inteligente". De hecho, el propio Antonio David apuntó esta idea en un Sálvame Deluxe: "Recién separado de mi primera mujer, tuve una llamada de teléfono de Albiac que llegó hasta a intimidarme. Es curioso porque, en el trato cara a cara, es todo lo contrario, es un tío que es encantador, que te cuenta un chiste y te ríes con él", relató.

Fidel Albiac ha permanecido al lado de Rocío tanto en el terreno personal como en el profesional. Gtres

Fidel se ha preocupado de mantenerse en un perfil bajo, cediendo el protagonismo a su mujer, pero controlando todo lo que hubiera a su alrededor. De ahí, que nada más comenzar su noviazgo con Carrasco se convirtió en su representante oficial y en el encargado de manejar las finanzas de la pareja. Estas responsabilidades del abogado sobre su esposa fueron las que hicieron dudar a la familia de ella sobre las posibles "sospechosas intenciones" del empresario y en lo que durante años se han basado los Mohedano para afirmar que Rocío "está manipulada".

Ahora, dos décadas después de que Fidel entrara en su vida, ha sido la propia Rocío Carrasco la que se ha encargado de borrar de un plumazo la idea oscura que envuelve a su marido y proclamar ante el mundo que el sevillano no es otra cosa que "su salvador".

[Más información: Rocío Carrasco desvela las claves de sus dos décadas de amor con Fidel]