Carlota Corredera y María Patiño han protagonizado un tenso enfrentamiento en Sálvame a raíz de la opinión vertida por la colaboradora sobre la entrevista de Rocío Carrasco en Rocío, contar la verdad para seguir viva.

Noticias relacionadas

La colaboradora reaparecía este miércoles en el programa tras unas cortas vacaciones y, por primera vez, se pronunciaba públicamente sobre la emisión de los dos primeros episodios de la serie documental, donde la hija de Rocío Jurado confesó haber intentado suicidarse por el constante maltrato al que la ha sometido, presuntamente, Antonio David Flores.

Sobre aquel fatídico 5 de agosto de 2019, Patiño quiso matizar que el informe médico del ingreso de Rocío Carrasco contiene detalles que la protagonista omitió en su entrevista: "Había interrumpido el tratamiento psiquiátrico y le habían dicho que se había desestimado una denuncia que había interpuesto contra su ex", desvelaba.

En ese momento, Carlota Corredera intervenía para argumentar contra las palabras de la colaboradora: "A mí lo que sí me gustaría saber es quién tiene la capacidad para poder decir qué desemboca en un intento de suicidio", aseveraba. María negaba estar haciéndolo y la presentadora insistía: "Tú lo acabas de hacer".

"¡No es verdad, me estás manipulando!", espetaba Patiño, visiblemente enfadada por la interpretación de Carlota. "Si estás dando a entender que sé por qué se intentó suicidar, es falso. (...) A mí no me vas a poner a los pies de los caballos", continuaba.

"¿Acabas de decir que Rocío Carrasco lo omitió aposta para poner todo el peso sobre sus hijos?", preguntaba la presentadora elevando el tono. "¿Aposta? Si pensara eso tendría que decir que esta 'tía' está manipulando la verdad, y eso de mi boca no ha salido", respondía María indignada.

A continuación, Corredera cortaba la discusión para acercarse al puesto de la dirección, momento en que se escuchaba a María Patiño quejarse de la actitud de la presentadora. "Es que me estoy sintiendo muy mal", comentaba a sus compañeros.

Crítica con Irene Montero

Además de intentar ser crítica con algunos aspectos del relato de Rocío Carrasco, Patiño intentaba defender la presunción de inocencia de Antonio David, algo por lo que no le gustó la intervención de Irene Montero, ministra de Igualdad, en defensa de Rociito: "Una ministra de Igualdad, ante un proceso de un hombre no condenado, si es desconocedora, debe estar y representar lo que para mí representa la igualdad. Yo también tengo derecho a decir lo que opino, porque tengo un hijo varón, y espero que, si algún día es absuelto de un caso, que no le están condenando mediáticamente. La ministra de Igualdad no se puede involucrar en un tema así".

Kiko Hernández respondía entonces a su compañera: "Yo tengo dos hijas y quiero que nunca pasen por lo que ha pasado Rocío Carrasco", espetaba el colaborador.