Carmen Martínez-Bordiú (69 años) lleva un tiempo alejada de los medios de comunicación. Desde la muerte de su madre, Carmen Franco, en diciembre de 2017, la que fuera una de las reinas del papel cuché nacional se instaló en Portugal y se alejó de los focos. La última vez que se la pudo ver fue en la exhumación de los restos mortales de su abuelo Francisco Franco del Valle de los Caídos el 24 de octubre de 2019 junto a sus hermanos y sobrinos. 

Noticias relacionadas

Esta semana, su nombre volvía a colarse en la prensa del corazón por su supuesta ruptura con el australiano Timothy McKeague (37). Sin embargo, la duquesa de Franco ha sido tajante cuando JALEOS ha querido confirmar este cambio en su vida sentimental. "Falso", ha sido la forma escueta en la que ha respondido a este periódico. Además, Martínez-Bordiú ha asegurado que no quiere saber nada del mundo mediático y que se encuentra "off de todo". 

Timothy y Carmen viven desde hace más de dos años en la localidad portuguesa de Nazaré, muy cerca de Lisboa. En el país luso, la aristócrata ha conseguido algo que en España parecía imposible, pasar desapercibida. 

Carmen y Timothy en una imagen de archivo. Gtres

La relación entre Carmen y el joven australiano empezó hace cuatro años cuando se encontraron en un hotel y desde entonces no se han separado. En un principio la figura del McKeague generó polémica por su trabajo como coach y algunos medios rescataron imágenes de un accidente de tráfico en el que se vio implicado. 

La vida sentimental de Carmen Martínez-Bordiú ha sido intensa. Ha estado casada en tres ocasiones: con Alfonso de Borbón-Dampierre entre 1972 y 1979, con el anticuario Jean Marie Rossi (90) entre 1979 y 1994 y con José Campos (54) entre 2006 y 2013. También ha mantenido relecciones con Roberto Federici, entre 1994 y 2005, y con el empresario Luis Miguel Rodríguez, (64) de manera intermitente entre 2012 y 2016. 

Si durante años ocupó con sus historias de amor las portadas de las revistas del corazón, Carmen ha optado desde la muerte de su madre, la marquesa de Villaverde, hace ahora tres años, por mantenerse en el silencio más absoluto. Ni siquiera las polémicas de tipo político que rodean a su familia le han hecho romper su mutismo. 

Carmen y Timothy en el aeropuerto de Madrid en 2018. Gtres

Durante casi dos años se encontró enfrentada con la entonces ministra de Justicia Dolores Delgado (58) por la rehabilitación del título de duquesa de Franco que había concedido Juan Carlos I (82) a su madre en diciembre de 1975, recién llegado al trono, con Grandeza de España.

En su momento fuentes cercanas a Carmen aseguraban que su interés era legar algún momento este título a su nieta Eugenia (13), hija de Luis Alfonso de Borbón (46) y Margarita Vargas (37). 

[Más información: Los Franco, obligados a rebajar el precio del chalé asturiano a casi la mitad]