A punto de dar la bienvenida al verano, se puede decir que han quedado ya atrás el riguroso confinamiento, las fases y muchas de las limitaciones con las que convivieron los españoles y la mitad del planeta a lo largo de estos meses. Sin embargo, el coronavirus SARS-CoV-2 sigue entre nosotros y hay que hacerle frente con un accesorio que ya se cuela en las tiendas de moda y complementos: la mascarilla. No solo las farmacias ofrecen y venden esta pieza tan indispensable en la resaca de la pandemia, diseñadores conocidos, fábricas textiles y trabajadores solidarios se han puesto manos a la obra para crearlas y venderlas, y los famosos no han sido menos.

Noticias relacionadas

Al inicio del confinamiento, cuando el material sanitario era escaso, rostros vip como Paz Padilla (50 años) o Vicky Martín Berrocal (47) tomaron sus maquinas de coser para fabricar sencillas mascarillas de tela. Pero una vez España está abastecida de ellas en centros homologados, también hay quien ha sacado partido a la existencia del accesorio obligatorio de la nueva normalidad y ha querido hacer diseños especiales y surrealistas de las mascarillas, para que no solo protejan sino que aporten un toque cool a los estilismos.

Es el caso del actor y Dj Aldo Comas (35) que ha usado su creatividad para lanzar una colección de mascarillas sencillas de varios colores, como negro, rojo, blanco, rosa palo o tejido vaquero, a las que se pueden añadir abalorios y cadenas colgantes.

La colección de Aldo Comas en la que posa como modelo su mujer, Macarena Gómez.

De la mano de la joyería Yomime, el intérprete presenta Mask&Charms by Aldo Comas, un catálogo en el que tanto él como su mujer, Macarena Gómez (42), ejercen de modelos. Las mascarillas simples, sin decoración, cuestan 20 euros, y cada abalorio puede comprarse por separado -el más barato tiene un precio de 9 euros y el más caro 60 euros-. Las piezas que van ya diseñadas y decoradas pueden adquirirse desde 35 euros hasta los 65 euros.

Patricia Conde (40) ya tiene la suya y así lo compartió en su perfil de Instagram, donde bromeó con los dilemas que le crea su nueva adquisición: "¡Hoy salgo a cenar!... tengo dos horas para cambiarme de vestido hasta dar con el que quede mejor con mi nueva mascarilla... @yomimejoyas #maskandcharms by @aldocomas (Ahora tengo que comprobar si con joyas me protejo solo yo o también a los demás...)".

Pero en el panorama patrio y vip también hay quien ha preferido promocionar mascarillas muy especiales y 'brillantes'. Es el caso de las influencers Alejandra Rubio (20) y Alba Díaz Martín (20), que han lucido unas piezas muy millennial y muy alejadas del prototipo que recomiendan las autoridades sanitarias.

Hace unos días, la también experta en redes y moda, Madame de Rosa (38), que además ha vivido en sus propias carnes las consecuencias del coronavirus tras dos meses infectada por el Covid-19, mostraba su nueva mascarilla. "Se la vi a Alba Díaz y me enamoré a primera vista", expresaba Ángela Rozas -verdadero nombre de la influencer-.

Se trata de una pieza creada por Susana Kumar, diseñadora de bolsos tipo clutch muy famosos, y cuesta 60 euros. Sin embargo, el atractivo diseño hace imposible su utilidad por sí misma, por eso ha de llevarse siempre sobre la mascarilla quirúrgica recomendada por Sanidad, tal y como mostró en un vídeo la estilista Ana Antic.

También se ha aliado al brilli-brilli la hija de Terelu Campos (54). Alejandra fue de las primeras en posar en las redes con una mascarilla. Pero la suya tiene truco. Tanto truco que ni siquiera es una máscara facial. 

Fue el 12 de marzo, fecha en la que todavía no se había decretado el estado de alarma ni el confinamiento, cuando la joven se mostró en su perfil de Instagram con la nariz y boca tapadas con una tela blanca repleta de cristales de Swarovski. Ese accesorio que luce no es más que un top de la colección debut de la joven modista Beatriz Mora, que Alejandra usó como mascarilla para una sesión de fotos en blanco y negro.

Alejandra Rubio y Alba Díaz apuestan por los brillantes incrustados.

Pero no solo particulares y personajes famosos se han sumado a la fiebre por el complemento de moda. Grandes firmas textiles, desde Inditex hasta marcas de lujo, están creando piezas con la tela sobrante de sus prendas para que los clientes puedan adquirir el look completo. 

A ello se ha unido también la archiconocida compañía lencera Victoria's Secret. Este verano, la marca de los ángeles más famosos de las pasarelas no solo presenta su catálogo de bañadores y sets de ropa interior, las mascarillas se han hecho un hueco en la tan deseada firma 'celestial' a 90 euros cada una.

Estas son las mascarillas que ha puesto a la venta Victoria's Secret.

Alessandra Ambrosio (39), Gigi Hadid (25) o Kendall Jenner (24) cambian sus alas por el accesorio sanitario que más ventas va a acumular este 2020. Y es que esta nueva normalidad no entiende de top models o personas de a pie, todos han de protegerse y la mascarilla -con brillantes o no- es la salvación de un planeta en lucha.

[Más información: De Carlota Corredera a Nieves Álvarez: los famosos salen a sus balcones para aplaudir a los sanitarios]