En la década de los 90, el famoso cantante dominicano Juan Luis Guerra (62 años) hizo bailar a medio mundo con su hit Me sube la bilirrubina. Casi sin quererlo, el artista boricua hizo que este término relacionado con la medicina se convirtiera en un concepto popular, aunque desde luego muy pocos conocen qué es exactamente.

Noticias relacionadas

Valga esta pequeña introducción para hablar de la enfermedad que hoy abordamos: el Síndrome de Gilbert. Se trata de un trastorno del hígado producido por el aumento en la sangre de la bilirrubina y que se manifiesta en la piel a través de una pigmentación amarillenta. Aunque no es una dolencia grave, los especialistas aconsejan tenerla vigilada, toda vez que afecta a un órgano tan importante como el hígado y a una anomalía en la sangre.

Por tanto, se podría decir que este Síndrome de Gilbert no impide a las personas que lo padecen (se estima que afecta a entre un 5 y un 7% de la población) llevar una vida completamente normal, lo que explicaría que haya algunos casos de personajes famosos que sean casi desconocidos para el gran público. Estos son los casos de Paz Padilla (50), quien ya apareció recientemente en esta misma sección por otro problema de salud (cálculos renales), y Jordi González (57), tal y como aseguraron sus compañeros Carlota Corredera (45), Lydia Lozano (59) y María Patiño (48) en una emisión de Sálvame del pasado mes de abril.

Paz Padilla confesaba en 'Mi casa es la tuya' que no prueba el alcohol. Mediaset

La actual presentadora de Sálvame ha hablado de este asunto en alguna ocasión en dicho programa, asegurando que es la causa por la cual no bebe alcohol, un hábito sobre el que ha insistido en varias entrevistas concedidas en los últimos años, incluyendo la que protagonizó en el programa de Bertín Osborne (65) Mi casa es la tuya. De hecho, en un momento de la grabación, Bertín ofrece una copa de vino a Paz Padilla, que ella rechaza, al igual que su hija Anna (23), quien reconoció que "ha sido muy exigente con ella".

Detalles

Jordi González también sufre esta afección. Gtres

Este es uno de los aspectos de las vidas personales de Paz Padilla y Jordi González menos conocido. Ambos conocen la importancia del Síndrome de Gilbert, que provoca que la bilirrubina no se procese correctamente por el hígado y sea absorbida por la piel, lo que en el ámbito médico se conoce como ictericia.

Este síndrome se manifiesta en algunas ocasiones a partir de una serie de estímulos
como el esfuerzo físico extremo, el estrés, el insomnio o incluso algunas infecciones. Cabe destacar que en algunos de los casos no solo deja notar sus efectos en la piel, sino que también lo hace en los ojos, dotando a las conjuntivas de un color amarillento, muy habitual en dolencias relacionadas con el sistema hepático.

A pesar de todo ello, se puede decir que se trata de una enfermedad más molesta que dolorosa, de hecho, los especialistas lo categorizan como un trastorno benigno, por lo que no requiere tratamiento. Otro de los rasgos destacables es que se hereda genéticamente, y suele detectarse a partir de simples análisis de sangre cuando los niveles de bilirrubina suelen estar por encima de la media.

Eso sí, un aspecto a tener en cuenta para Paz Padilla, Jordi González y los otros pacientes del Síndrome de Gilbert es que esta enfermedad tiene como característica los niveles bajos de una enzima que puede aumentar los efectos secundarios de determinados medicamentos, concretamente algunos utilizados durante los tratamientos con quimioterapia o para combatir el VIH.

[Más información: La enfermedad de Laura Matamoros que le impide respirar con normalidad]