Adela Montes de Oca, la hija número 14 de José María Ruiz-Mateos en montaje JALEOS.

Adela Montes de Oca, la hija número 14 de José María Ruiz-Mateos en montaje JALEOS.

Famosos LA VERSIÓN DEL ENTORNO DE ADELA

¿Está la hija número 14 de Ruiz-Mateos huyendo de las deudas en EEUU? Hablamos con su madre

Después de conocerse que la joven estaría en paradero desconocido, JALEOS se ha puesto en contacto con Patricia Montes de Oca.

El nombre de Adela Montes de Oca (28 años), la hija número 14 de José María Ruiz-Mateos, vuelve a la primera plana mediática después de que se haya publicado su 'desaparición' en Estados Unidos tras su luchado reconocimiento. El objetivo de esta supuesta huida, se pretexta, sería esquivar las deudas que ascienden a 636 millones de euros del patriarca de Rumasa como consecuencia de que el letrado de la familia, tras la prueba satisfactoria de ADN, la incluyera en la lista facilitada a los acreedores.

Y es que, como apunta en exclusiva El Cierre Digital, la joven ha heredado no solo el apellido que tanto anheló y por el que se llegó a exhumar el cuerpo del difunto empresario, sino también su legado de deudas. Que no es precisamente exiguo. Por tanto, ante la desesperada búsqueda que emprendieron los acreedores de los Ruiz-Mateos, Adela habría puesto tierra de por medio y estaría en una suerte de limbo ilocalizable y sin ninguna intención de retornar a España.

Para conocer la versión de los Montes de Oca, JALEOS se ha puesto en contacto con la propia Adela, pero tras una infructuosa conversación -"Lo siento, no conozco a ninguna Adela", se declara al otro lado-, se descuelga de nuevo el teléfono para hablar con su madre, la mexicana Patricia Montes de Oca. Esta vez con más suerte. 

Patricia y Adela Montes de Oca junto a la letrada Teresa Bueyes.

Patricia y Adela Montes de Oca junto a la letrada Teresa Bueyes. Gtres

Tras exponerle el motivo de la llamada, rápidamente explica y resta alarma: "Me acaban de pasar la información. Mi hija no está huida ni desaparecida, ella nació y creció en Estados Unidos y aquí sigue, como siempre". En sus palabras, Adela no esquiva ninguna deuda porque "no debe nada a nadie". "Estamos tranquilas", apostilla Patricia. Siempre en su versión, deja claro que "desde 2010" tanto ella como su hija eran conscientes de que los Ruiz-Mateos no tenían dinero: "Por tanto, mi hija nunca fue a por el dinero, sino al reconocimiento de un padre. Ya sabíamos entonces a lo que nos enfrentábamos".

Y antes de terminar la conversación, vuelve a incidir: "Tanto la abogada de mi hija como su entorno saben perfectamente cómo y dónde está". En ese sentido, las Montes de Oca respiran tranquilas y lo "han dejado todo" en manos de su letrada Teresa Bueyes al mismo tiempo que se mantienen firmes en su inocencia y en la versión de que ellas no deben nada a nadie: "Todo está bien y en orden". 

Adela y su infatigable lucha 

La lucha de Adela Montes de Oca viene de muy atrás y conoció su punto de ebullición cuando consiguió exhumar el cadáver del empresario para realizar la prueba de ADN ante la sistemática negativa de sus hijos, que nunca han reconocido como tal a Adela. Tras la orden judicial, el análisis dictaminó que Adela era su hija con un resultado positivo del 99,9%. José María Ruiz-Mateos fue citado hasta tres veces en vida para hacerse la prueba de paternidad reclamada por Montes de Oca, quien asegura que mantuvo contacto con el empresario hasta el año 2013. Él nunca acudió a hacerse las pruebas y acabó pidiendo el sobreseimiento de la causa alegando padecer "una enfermedad muy grave e incurable".

La hija número 14 de José María Ruiz-Mateos.

La hija número 14 de José María Ruiz-Mateos. Gtres

Entonces, después de ese pequeño triunfo, Adela mostró su inmensa alegría y sus intenciones de cambiarse el apellido. No obstante, tuvo que esperar al 6 de junio de 2017, cuando tuvo lugar el juicio de paternidad en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Pozuelo de Alarcón (Madrid) Ese día, a la salida del juicio, Montes de Oca se mostró "satisfecha". Eso sí, los que ella considera sus hermanos no acudieron a la cita pese a estar citados. "Sabía que no iban a venir, no se atreven a verme. El problema lo tienen ellos, no yo. No he hecho nada", aseguró a las puertas de los juzgados. Por su parte, el abogado de los Ruiz-Mateos habló por ellos y argumentó ante el juez las razones por las que la familia del fallecido empresario ha mantenido que Adela no es su hija biológica. "Me han dicho que no soy su hija porque no me parezco a él", explicó Montes de Oca.

Con respecto a las deudas de los Ruiz-Mateos -y contrariamente a la versión actual de la madre de Adela facilitada a JALEOS asegurando que las conocían desde 2010-, en ese momento Montes de Oca se mostró incrédula: "No comprendo que solo me digan a mí lo de sus deudas. ¿Y al resto de mis hermanas no le dicen nada? De todas formas, en algún sitio tendrán el dinero. No entiendo sus deudas, viven muy bien en mansiones". 

Lo que desconocía Adela era que con el reconocimiento de paternidad venían incluidas también varias obligaciones, heredadas por ley, ya que en España se heredan derechos, pero también obligaciones y débitos si se acepta la herenci, como fue su caso. Patricia Montes de Oca conoció a José María Ruiz-Mateos en Chicago, en casa de unos amigos. Tuvieron varios encuentros amorosos durante 10 años y en uno de ellos se quedó embarazada de Adela. 

[Más información: Los Ruiz-Mateos alegan que Adela Montes de Oca no es 'la hija 14' porque "no se parece a ellos"]