Paz Padilla continúa cosechando beneficios con sus negocios, como su restaurante de Villaviciosa de Odón.

Paz Padilla continúa cosechando beneficios con sus negocios, como su restaurante de Villaviciosa de Odón.

Famosos EMPRESAS DE FAMOSOS

El bar de Paz Padilla obtiene beneficios en su primer año de vida

El local de la presentadora, Los Tunantes de Villa, ha sido todo un éxito desde que se abrió hace dos años. 

Parece que todo lo que toca Paz Padilla (49 años) se convierte en un proyecto exitoso, desde su trabajo en la televisión hasta sus empresas. ¿El último de estos? El local que abrió hace dos años en Villaviciosa de Odón, los Tunantes de Villa. Con este restaurante, la gaditana ha demostrado sus buenas habilidades como empresaria ya que ha conseguido obtener beneficios en el primer año de vida, según ha podido conocer JALEOS

En concreto, los datos revelan que la empresa Los Tunantes de Villa S.L., que fundó Padilla en 2017 junto a su amiga María Heredia Simón y su sobrino y representante José Arturo, ha tenido un primer ejercicio muy lucrativo, con unos ingresos cercanos a los 300.000 euros. Una cantidad nada desdeñable con la que ha conseguido un logro al alcance de pocos emprendedores: obtener beneficios en el primer ejercicioun número pequeño pero significativo que asciende a 592 euros. 

Ver esta publicación en Instagram

Anoche hubo magia✨

Una publicación compartida por ANNA PADILLA (@annafpadilla) el 30 de Abr de 2017 a las 6:04 PDT

Es habitual que en cualquier negocio reciente las cuentas terminen en rojo durante el primer año, ya sea por las grandes inversiones que requiere ponerlo en marcha y que lleva un tiempo recuperarlas o por el tiempo que hace falta para que esa empresa se asiente en su entorno y su sector. No es hasta el tercer año cuando la situación empieza a cambiar. Es algo difícil de conseguir pero no imposible, como ha demostrado Paz Padilla. 

¿Pero de dónde salen estas buenas cifras? ¿Cómo es posible que en menos de dos años un bar pequeño a las afueras de Madrid como Los Tunantes de Villa sea tan conocido? La respuesta se encuentra en su origen y en su motor diario: Paz Padilla. Desde el primer momento la presentadora se ha entregado en cuerpo y alma a este negocio. Ya el 1 de abril de 2017, día de la inauguración, la presentadora compartía una publicación en su Instagram animando a todos sus seguidores y conocidos a acudir al local.

¿El resultado? El estreno fue todo un éxito. Todos querían ver el nuevo negocio de la presentadora y si de paso sus fans conseguían una foto con la gaditana, mejor. Que sea el local de Paz Padilla es importante, pero no lo es todo, ya que el buen servicio y las eventos han jugado un papel fundamental. 

Unas de sus ofertas más interesantes son las fiestas que celebra Los Tunantes de Villa de casi todas las fechas destacables en el calendario, como Halloween, el inicio de la Pascua o las campanadas de Fin de Año. Eventos con música, alcohol y comida que consiguen el lleno completo y que la velada se alargue hasta entrada la madrugada. 

De los clientes que acuden al local, destaca el círculo de amistades de Paz Padilla. De Sálvame, Gustavo González (53), Kiko Matamoros (62), Jesús Manuel (42) o Rosa Benito (39), entre otros; y de La que se avecina rostros como Loles León (69), Pablo Chiapella (42) o Vanesa Romero (40). 

Más negocios boyantes

Este local de Villaviciosa de Odón no es la única fuente de ingresos de la gaditana. El grueso de su dinero proviene de su trabajo como presentadora titular en Sálvame Diario, cargo que ocupa desde hace tres años y que es bastante rentable: cobra una cifra cercana al medio millón de euros, según se hizo público hace varios meses. 

Paz Padilla, a diferencia de otros compañeros de la casa, tiene un contrato por programa y no un contrato de cadena. Así, percibe de forma individual dinero por cada programa en el que aparece en Telecinco. 

Ver esta publicación en Instagram

Que guapa me ponen mi gente @evacampillo @albertodugarte n @gottalenttv

Una publicación compartida por Paz Padilla (@paz_padilla) el 14 de Mar de 2019 a las 1:18 PDT

Además de Sálvame, la gaditana también está trabajando como jurado del programa Got Talent. Puestos en contacto con expertos en el mundo de la televisión, se baraja que por este espacio Paz pueda desembolsarse una cantidad cercana a los 200.000 euros por temporada. Una cifra que se explica por la popularidad que ha conseguido cosechar la presentadora y por las buenas cifras que mantiene este programa.

Por si no tuviera poco con estos dos espacios, también recibe un suculento sueldo por su papel como La Chusa en La que se Avecina. La presencia continuada de la gaditana, unido al caché que ya tenía Padilla (con varios años de interpretación a sus espaldas), hacen que su sueldo pueda acercarse a los 150.000 euros por temporada, según comentan a JALEOS fuentes del sector. 

Ver esta publicación en Instagram

Vaya cara la de #lachusa @la_queseavecina

Una publicación compartida por Paz Padilla (@paz_padilla) el 21 de Feb de 2019 a las 7:53 PST

En el mundo de la actuación, Paz Padilla también se aventuró con la obra de teatro Desatadas, donde interpreta un papel protagonista. Según fuentes de la productora que gestiona este espectáculo a este periódico, la presentadora percibe un caché fijo por cada función. Un salario que responde a su fama consolidada y con la que su sueldo no dependa de cómo se vendan las entradas en taquilla (que está siendo todo un éxito).

Paz Padilla, conocedora de que el trabajo en el mundo del espectáculo y de la televisión puede ser efímero y volátil, también ha creado otros negocios más allá de este sector. Destacan los Tunantes de Villa y su empresa Polboart, fundada en 1996 para gestionar diversos proyectos. El principal de ellos es la casa rural que alquila en Girona, Can Miquelet, una masía del año 1.700 que ha sido reformada para ofrecer el máximo de comodidades. Se trata de una villa de cinco hectáreas de terreno verde y arbolado, que se puede alquilar completa por 1.000 euros al fin de semana.

[Más información: Paz Padilla: "Me hubiera gustado tener siete u ocho hijos, qué mala suerte he tenido"]