Carmen Borrego en una imagen de archivo.

Carmen Borrego en una imagen de archivo. Gtres

Famosos NUEVO RETOQUE

Carmen Borrego vuelve a quirófano para seguir con sus retoques estéticos

La colaboradora ha confesado en 'Sálvame' que volverá a operarse debido al cambio físico que ha experimentado en los últimos meses.

Carmen Borrego (52 años) ha sorprendido a los espectadores en la tarde de este miércoles al asegurar que volverá a pasar por quirófano. El plató de Sálvame se quedaba en silencio para escuchar a la hermana de Terelu Campos (53) afirmar que, debido a las consecuencias de su transformación física y su pérdida de peso brutal y en tiempo récord, se ha visto obligada a tomar esa decisión.

"Tengo que operarme de nuevo, porque me he fastidiado la operación y me tengo que retocar", explicaba. Al parecer, a Carmen se le ha "caído el músculo de la papada" que hace posible que la piel esté firme, por lo que un retoque es la única solución.

A pesar de que ha reconocido sentir cierta "angustia" y estar más nerviosa que en la anterior ocasión, la colaboradora ha querido restarle importancia a este hecho, incluso ha bromeado, asegurando que "no sabe es si se operará de cuello para arriba o de cuello para abajo, ya que puestos a ello se atreve con todo". Lo que sí tiene claro, es que cualquier decisión tendrá que ser avalada en todo momento por su cirujano de confianza, el doctor Javier de Benito

Carmen Borrego en el plató de 'Sálvame'.

Carmen Borrego en el plató de 'Sálvame'. Telecinco

Carmen Borrego hizo realidad una de sus mayores ilusiones -en cuanto a belleza se refiere- en septiembre del año pasado. La hija de María Teresa Campos (77) se sometía a una profunda operación de estética en la que le realizaban una liposucción de la papada con un lifting de cuello.

Eso tan solo fue el inicio de su transformación física, que conduciría a un cambio radical de su imagen. Estaba dispuesta a enfrentarse a todo, incluso a los desafíos que le ha puesto Sálvame en los últimos meses: un entrenamiento y una buena alimentación que se complementaban con asesoramiento de belleza. Y este reto ha sido tan efectivo que ha tenido consecuencias negativas, pero no irresolubles, en su retoque estético de hace seis meses.

Porque a pesar del proceso estricto que ha seguido en su recuperación, su cirujano le ha comunicado recientemente que la zona se ha acabado resintiendo debido a la rápida pérdida de peso que ha experimentado en los últimos meses, lo que conlleva que Carmen tenga que volver a ponerse en sus manos

[Más información: Carmen Borrego: "Terelu ha sufrido más que mi madre con el ictus"]