Manolo Escobar junto a María Eva García Figueras en montaje JALEOS.

Manolo Escobar junto a María Eva García Figueras en montaje JALEOS.

Famosos "HABRÁ PRUEBA DE ADN"

Novedades en el caso de la hija ilegítima de Manolo Escobar

Fue a finales de 2017 cuando María Eva García Figueras abrió un proceso judicial para que se la reconociera y JALEOS ha averiguado en qué punto se encuentra su lucha. 

La legendaria figura de Manolo Escobar, uno de los mayores iconos de la música popular de nuestro país, sigue siendo noticia cinco años y medio después de su fallecimiento. Si hace unos días JALEOS se hacía eco de la no venta de su chalet -en el que Escobar vivió hasta el final de sus días-, ahora descubre que hay importantes novedades sobre la hija ilegítima del intérprete, María Eva García Figueras, que en 2017 abrió un proceso judicial para que se la reconociera como su descendiente. Esta asturiana alzaba la voz para autoproclamarse hija biológica del mítico artista.

María Eva, natural de Gijón, apareció en escena por primera vez en 2013, justo cuando fallecía el que ella defiende que es su padre. Entonces, guerrera, quiso presentar una demanda de paternidad que nunca se materializó. Fue en 2017 cuando, para asombro de la familia de Escobar, esta asturiana volvió a la carga y presentó esa demanda. Ahora, poco más de un año después, ¿en qué punto está la situación? Este periódico conoce la respuesta. "El caso sigue su curso. El procedimiento lo han pasado a Madrid y todo depende de los juzgados", asegura, sin titubeo, Sara, la abogada de la demandante. 

María Eva García Figueras en una imagen de redes sociales.

María Eva García Figueras en una imagen de redes sociales.

Si bien, aclara, no puede extenderse en demasiados detalles, sí quiere dejar patente en su conversación con JALEOS el trascendental paso al frente que ha dado el caso de la paternidad de su representada: "La demanda ha sido admitida a trámite y la familia de Manolo Escobar tendrá que someterse a unas pruebas de ADN". En todo momento esta letrada se esfuerza en aparentar la entereza y determinación que siente María Eva: "Ella mantiene su versión e irá hasta el final. Hay que tener en cuenta que para que se admita a trámite es que debe haber un principio de prueba". No hay fecha para esa resolución de ADN, pero se da a entender a este medio que la próxima parada del caso será tan próxima como definitoria. 

Así las cosas, esta asturiana está dispuesta a demostrar lo que siempre ha defendido con garra: Manolo Escobar es su padre y mantuvieron un vínculo de padre e hija muy natural hasta que ella cumplió los 18 años. A tenor de su versión, la historia empieza en los años cincuenta, cuando durante seis años su madre y el almeriense mantuvieron una larga relación que termina con su nacimiento. 

La versión de Vanessa, la hija legal de Escobar 

Manolo Escobar, su mujer Anita Marx y su hija Vanessa.

Manolo Escobar, su mujer Anita Marx y su hija Vanessa. Gtres

En 2017, cuando todo vuelve a coger empaque, este periódico se pone en contacto con Vanessa Escobar (59), la hija legal del intérprete. Clara y muy contundente, explica: "No tengo ninguna opinión, no voy a hablar de este tema porque no tiene nada que ver conmigo. Esta chica tendrá que demostrar lo que quiera donde toque". Ya entonces, Vanessa recelaba de las pruebas aportadas por María Eva. De hecho, subrayaba con este medio una posible incongruencia en sus argumentos durante una entrevista antigua de la asturiana: "Hace unos años esta chica dijo que su madre se casó y tuvo una hija y que once meses después nació ella. ¿Se quedó embarazada en tan poco tiempo de un hombre que no era su marido? Solo digo eso".

¿Por qué María Eva cambió de abogado?

En la actualidad, la persona que vela por los intereses legales de María Eva se llama Sara, pero cuando el caso sale a la palestra ella no era su abogada. Justo cuando muere Manolo Escobar, la asturiana se pone en las manos de Fernando Osuna, un abogado especialista en demandas de filiación que ha llevado casos como el de El Cordobés. La relación entre las partes fueron correctas y fructíferas hasta que un día algo cambió. Este medio se ha interesado por las razones que llevaron a María Eva a paralizar su lucha y romper los lazos profesionales con este bufete. "Eso es algo que corresponde al secreto profesional entre las partes. Lo dejamos por cuestiones internas".

Lo que sí parece claro desde el principio es el motivo por el que la demanda inicial que interpuso en 2013 no prosperó: por falta de contundencia en las pruebas. Entonces, la esperada demanda de filiación nunca se produjo "porque no tenía suficiente solidez". El grueso de la aportación de María Eva estribaba en una carta manuscrita en la que su madre rubrica, de su puño y letra, la relación que mantuvo con Manolo Escobar. ¿Significa que en la actualidad María Eva sí ha recopilado pruebas de peso? De entrada, la demanda está admitida a trámite y las pruebas de ADN andan de camino. El tiempo hablará. 

[Más información: La hija de Manolo Escobar, tras la demanda de paternidad: "Deberá demostrarlo"]