Paula Echevarría durante el 'Chester' con Risto.

Paula Echevarría durante el 'Chester' con Risto.

Famosos DURAS PALABRAS

Los ataques de Paula Echevarría a la prensa durante el 'Chester' con Risto

La actriz ha hecho un balance de su carrera profesional y ha desvelado los problemas de ser un personaje tan conocido. 

Paula Echevarría (41 años) está en un gran momento profesional y personal: estrenando películas y series cada pocos meses, y en medio de una relación ya del todo consolidada con Miguel Torres (32). La actriz ha pasado de esquivar con indirectas las preguntas de los periodistas a sentarse en los platós de Mediaset. El último de ellos, el sofá del Chester, donde no ha dudado en hablar sobre su vida sentimental y sus problemas con la fama ante Risto Mejide (48). 

Siempre ha estado en el ojo del huracán mediático, con hordas de paparazzis persiguiendo cada paso que daba. Sin embargo, ella asegura que se habla mucho pero no siempre se dice la verdad. Cuando Risto le pide que cuente algo nuevo, "si quiere", Echevarría asegura: "Sabéis lo que cuentan. De todo lo que se ha dicho de mi vida han dicho un 10% de verdad", zanja Echevarría visiblemente afectada por su exposición mediática. "El 90% ni tiene nada que ver conmigo, ni con mi situación... nada que ver con nada".

Lo más delicado de esta fama, para ella, es la presión a la que se ve expuesta Daniella, su hija en común con David Bustamante (36). "No todo tiene precio. Por ejemplo, el año pasado llevé a mi hija a urgencias porque estaba mala. Cuando llegué, había un photocall en la puerta", explica. La asturiana hace referencia a un episodio que se hizo conocido después de que Echevarria compartiera esta experiencia en sus redes sociales a través de un instastories donde se podían ver a los fotógrafos a las afueras del centro médico."No te exagero, igual había 15 fotógrafos que hicieron una especie de photocall mientras aparcaba el coche. Me parecía inhumano que una niña tuviera que pasar por eso", añade.

Pero Paula, que tiene que lidiar con los paparazzis día a día, quiere establecer una diferencia entre los "buenos" y los "malos" fotógrafos: "Está el que no te avisa y a ver si te puede sacar la cara como el culo, el que no respeta la distancia (porque sobre todo, a veces, estoy con la niña), y luego, para mí los buenos son los que vienen te avisan y te dicen: 'No te voy a molestar'. Se van lejos y no te molestan", explica. 

Eisto Mejide y Paula Echevarria.

Eisto Mejide y Paula Echevarria.

La asturiana es consciente de que esta exposición mediática viene con su profesión, aunque ella no quisiera elegirlo. En un momento dado, Risto le pregunta si ella, al venirse de su pequeño pueblo asturiano a Madrid, quería ser famosa o actriz. Una cuestión que Echevarría contesta de manera rotunda, con el rostro serio: "Quería ser actriz, con profesión. Quería tener una profesión en esta vida", a lo que añade que le gusta la fama que conlleva su profesión pero "el resto no la decido yo. Es, quizá, lo que menos me gusta"

El problema de esta popularidad no solo está en la prensa rosa, también con los fans, tanto de Echevarría como de Bustamante. La situación llegó a ser tan insostenible que la hija de ambos, cuando tenía 7 años, les pidió que dejaran de sacarse fotografías con sus seguidores. "Es que llegó un momento... Tú imagínate, cuando íbamos David y yo con ella. Si no era uno, era el otro o, si no, los dos. Y ella fue la que, por favor, nos pidió que no nos hiciéramos más fotografías". Afirma Echevarría que "era tanto y tan seguido que al final lo que nosotros le hacíamos era: 'Cariño ponte ahí', 'cariño ponte ahí', apartándola, apartándola, apartándola. Y llegó un momento donde la niña empezó a llorar y dijo: 'Por favor, basta'".

Otro episodio complicado por la exposición mediática de su hija Daniella tuvo lugar durante la comunión de la pequeña. Fuera de la iglesia y del recinto donde se celebraba el banquete, Paula Echevarría, David Bustamante y la niña posaron ante los medios, pero la asturiana explica que lo hizo para evitar un mal mayor: "Lo que intentas muchas veces, para que no se monte un follón, es tratar de minimizar la situación. Si llegas a la iglesia y te encuentras 50 fotógrafos y cámaras de televisión, para que no se monte un pollo lo mejor que puedes hacer es pararte, posar, que tengan su foto, su vídeo, y ya".

Paula Echevaría ha querido aprovechar el programa para explicar que está en un gran momento personal: "Yo estoy muy bien, de verdad, muy feliz, muy contenta... Estoy en un momento de mi vida de paz", para añadir, "a mi siempre me ha gustado la estabilidad, no sé por qué, me gusta estar cerca de mi familia, tener a mi niña cerca, mis amigos... todo cerca". 

Una parte relevante de esta felicidad es Miguel Torres, que ha conseguido devolverle la sonrisa después del complicado divorcio con David Bustamante. Cuando Risto le ha mencionado al futbolista, la actriz ha querido especificar que está en Málaga pero que "él es madrileño", quizá dando a entender que el deportista terminará volviendo a la capital. 

[Más información: David Bustamante desvela cómo está su relación con Paula Echevarría]