Paz Padilla y su hija, Anna Padilla, en un combo de JALEOS

Paz Padilla y su hija, Anna Padilla, en un combo de JALEOS JALEOS

Famosos FIN DE AÑO

El fiestón de Paz Padilla y su hija dando las campanadas en su restaurante

Noticias relacionadas

Este jueves pasará a la historia para Paz Padilla (49 años). Su energía y entrega le han llevado a marcarse un 'triplete'. Desde primera hora de la mañana estuvo grabando el programa de Nochevieja de Sálvame Diario. Por la tarde, presentó el mismo en directo, y nada más salir de las instalaciones de Mediaset puso rumbo a Los Tunantes de la Villa, el restaurante que regenta en Villaviciosa de Odón (Madrid). Allí tuvo lugar un encuentro entre amigos y conocidos, que se dieron cita en el establecimiento para adelantarse a la celebración del fin de año. La fiesta se prolongó hasta altas horas de la madrugada.

Con el local lleno a rebosar, los asistentes pudieron degustar de la gastronomía del restaurante. Lo que comenzó como algo tranquilo, acabó cambiado en cuestión de segundos. Paz fue la encargada de recibir a los invitados, entre los que se encontraban gran parte de los familiares de la humorista, como es el caso de su sobrino, que es a su vez uno de los socios del bar, o su marido Antonio. Su hija, Anna Ferrer(21), que llegó junto a unas amigas, no quiso perderse la fiesta con su madre. Ambas están muy unidas, y así lo volvieron a demostrar durante la noche del jueves. JALEOS estuvo presente en la fiesta.

Paz Padilla este jueves en la fiesta

Paz Padilla este jueves en la fiesta JALEOS

Cuando pasaron las 23:30 horas Paz agarró el micrófono -a la vez que controlaba la música que se escuchaba- para hablar a las más de cien personas que se encontraban en el local: "¡queda media hora para el nuevo año"! avanzaba. Ha estado muy presente en ella en todo momento su sentido del humor y la energía que desprende, algo que sorprendió a los allí presentes, entre los que se encontraba Jesús Manuel, el excolaborador de Sálvame, siendo este el único de los compañeros en asistir a la celebración. 

El ambiente se acabó animando a más no poder y todos se felicitaron el año nuevo entre uvas y risas, y daba la sensación de que estábamos ante el mismo 31 de diciembre. La música cobró el protagonismo durante toda la noche, y Paz Padilla también. Si bien es cierto que su hija Anna se mostró más tímida, resultó muy agradable en el trato con la gente.

Actuaciones espontáneas, bingos musicales, y mucho más. La presentadora dio todo de sí misma y bailó todas las canciones mientras la gente le seguía sin dudarlo, con coreografía de zumba incluida. Y es que Paz ha puesto gran parte de su ilusión en este negocio, un bar especializado en recetas del atún de su Cádiz. Su mayor ambición era crear un centro de reuniones para los amigos, y parece que lo ha conseguido. 

[Más información: El fiestón más alocado de Paz Padilla para celebrar su 49 cumpleaños]