Dinio y su mujer Milena en una emotiva imagen navideña para EL ESPAÑOL.

Dinio y su mujer Milena en una emotiva imagen navideña para EL ESPAÑOL.

Famosos EXCLUSIVA

Dinio supera sus problemas de fertilidad en su Navidad más feliz: será padre de una niña

Dinio García (46 años) y su mujer Milena no caben en sí de felicidad en estas fechas tan señaladas. Hace unas semanas, cuando el cubano desveló a JALEOS sus serios problemas de fertilidad y el remedio que estaba poniendo para enmendarlos, ya se lo notaba especialmente feliz. Un sueño se había cumplido sin que nadie lo supiera. Entonces, la noticia de que Dinio García volvía a ser padre era un hecho, aunque solo de puertas para adentro. Tocaba ser cauteloso. Eso sí, "pasadas las dos semanas de riesgo", ya nada frenaba la buena nueva. 

Ahora el cubano puede gritarlo a los cuatro vientos y lo hace nada más iniciar la conversación con este medio. Parece que no se puede aguantar y lo suelta de corrido: "¡Voy a ser padre de una niña!". Por fin, después de más de un año de lucha con su esperma y galopante infertilidad, Dinio atraviesa la época de mayor plenitud de su vida y las navidades más especiales.

Dinio y su mujer posando felices tras saber que serán papás en 2019.

Dinio y su mujer posando felices tras saber que serán papás en 2019.

Esa niña que viene en camino promete zarandear los cimientos de su vida y, de entrada, ya planea una Nochevieja con toda su familia -"hace muchos años que no nos juntamos todos"- y, hete aquí el gordo, unos años viviendo en Cuba. Eso sí, a poder ser después de participar en la edición de Supervivientes 2019. Dinio está imparable. 

Cuéntenos eso que tanto desea y que se calló la última vez que habló con este medio

La noticia es que mi mujer Milena está embarazada, ¡voy a ser padre de una niña! Después de mi problema de fertilidad por haber vivido una vida muy deprisa, y muy alocada, puedo decir que lo he superado. Por eso mandé un mensaje a la juventud de que el exceso pasa factura. Ahora mi mujer ya ha llegado a la semana 15, quise esperar hasta la 12 para estar seguros.  

Usted quería, además, contárselo a su hijo primero

Sí, quería informar a mi familia y mi hijo. Desde el primer momento que yo expliqué todo lo que pasé -que estaba con teratosospermia y luego, por fin, normal-, tenía claro que tenía que servir de ejemplo. Yo no quería dar la noticia para tener prudencia hasta las dos semanas. 

Tuvo claro que el problema lo tenía usted para ser padre, ¿no? 

El hombre culpa a la mujer cuando, en realidad, la culpa es suya. Ahí está el error de los hombres, que a veces nos equivocamos al decirle a ella que la culpa es suya. No todo es eyacular, puedes tener los espermatozoides lentos. La culpa casi siempre la tiene el hombre. Negarlo es un pensamiento muy machista, yo reconozco públicamente que la culpa la tenía yo. 

El cubano y su esposa con renos navideños.

El cubano y su esposa con renos navideños.

¿Cómo vivieron Milena y usted ese momento del embarazo?

En ese momento hicimos un test de embarazo con nuestras doctoras de Dorsia, las que me ayudaron en ese tratamiento que fue muy duro y muy largo. Eso sí, me hizo cumplir uno de mis sueños. Yo tenía dos sueños, uno era volver a ser padre y el otro es participar en Supervivientes. Es mi sueño, creo que, si hace 20 años yo era un cabeza loca, merezco participar ahora. 

¿Qué sintió cuando supo que era niña lo que viene?

Mucha felicidad. Esperamos una niña. Mira, justo si me cogen para Supervivientes estaré participando para cuando nazca en junio. Ya veré qué decido; si vivir el nacimiento o el concurso. Todavía queda tiempo y quiero contar con el apoyo de mi mujer. 

¿Está ya en negociaciones para participar? 

Se lo voy a plantear a mi representante, y él a la cadena. Ya cumplí un sueño y cumpliré el otro. Quiero volver a vivir mi segunda oportunidad. Espero que los directivos me escuchen. No hay nadie más isleño que yo. 

¿Cómo están siendo estas navidades?

Son días muy emotivos. El día 30 me voy a Madrid. Allí celebraremos la Nochevieja toda la familia entera; todos mis hermanos -que llevamos sin estar unidos más de 15 años-, mis sobrinos, mis tíos, mis primos...¡Todos! 

¿Cómo se tomó su hijo la noticia de su paternidad?

La noticia se la tomó mejor de lo que yo pensaba, con mucha alegría. Para colmo, cuando se lo dije entró en casa una perrita, que nos la han dado y la cuida. Sabe que tiene que cuidarla como si fuera su hermana. 

¿Se le marca ya la tripita a Milena?

Se le marca mucho la tripita. Está de 15 semanas y tiene el tamaño de una naranja, a partir de la 15 crece como un aguacate porque yo estoy leyendo mucho para formarme bien. 

¿Está siendo un buen embarazo?

Sí, un embarazo muy normal, aunque mucha náusea y vómitos, lo normal de una embarazada. Desde aquí quiero lanzar un nuevo mensaje a todo aquel que quiera volver a ser padre: hay que ponerse en manos de profesionales, como yo hice. Me dejé llevar por ellos, respiro aire puro por fin.

Dinio posando su mano sobre la tripa: Estoy feliz.

Dinio posando su mano sobre la tripa: "Estoy feliz".

¿Qué planes tiene en familia?

Mi hijo está muy feliz y tenemos pensado irnos a vivir a Cuba. Porque es mi tierra y, aunque adoro España, como la madre patria que es, quiero estar dos o tres años en Cuba. 

¿A qué se dedica su mujer?

Mi mujer es cajera en la sala Bagdad de Barcelona. Ella habla cuatro idiomas y tiene un máster sacado, pero a la hora de hacer números gana más en la sala y en un hotel que va a trabajar ahora. 

Y en Cuba, ¿qué vida llevarán?

Tengo un amigo mío que es directivo de hoteles y llevaré alguna discoteca desde el punto de vista del marketing. De día y todo muy sano. Lo estamos ya estudiando todo. El 2019 es seguro que ya lo acabemos allí. 

¿Qué le pide al Nuevo Año? 

Salud, mucha salud. Una hija llena de salud. El dinero va y viene, no nos interesa nada. 

[Más información: La pesadilla de Dinio para convertirse en padre: sus graves problemas de fertilidad]