Irene Villa atraviesa por uno de los momentos más felices de su vida.

Irene Villa atraviesa por uno de los momentos más felices de su vida. Dani Pozo

Famosos COMIENZO DE UNA VIDA DIFERENTE

El divorcio de Irene Villa: "Juan Pablo y yo nos llevamos genial y tenemos custodia compartida"

Noticias relacionadas

Este miércoles se conocía la inesperada noticia: Irene Villa (40 años) y Juan Pablo Lauro se separan tras siete años de matrimonio y tres hijos en común, Carlos (6), Gael (3), y Eric (2). Una situación complicada ante el cual la escritora hace gala, una vez más, de la entereza que tanto la ha caracterizado estos años y desvela a JALEOS los detalles de esta decisión.

"Estamos cada día mejor. Han sido meses difíciles pero por fin tomamos la decisión, y ahora estamos genial", explica la periodista. Unas palabras que resumen a la perfección la filosofía de vida que siempre ha seguido Irene Villa. Ni el atentado sufrido cuando tenía 12 años a mano de ETA, ni la pérdida del que sería su cuarto hijo por tratarse de un embarazo ectópico el año pasado, ni ahora esta separación han podido cambiar la positividad con la que afronta cada etapa de su vida. 

"Teníamos esperanza de superarlo, pero hemos decidido seguir con la magnífica relación que siempre tuvimos, especialmente por los niños". Los tres pequeños que se han convertido en el centro del mundo de Irene Villa y Juan Pablo Lauro, como ellos mismos han comentado en varias ocasiones. "Desde luego, no es un trance fácil. Pero ambos sabemos que nuestra relación durará siempre, y lo que más nos importa es que los niños estén bien y felices. ¡Y así es!". A lo que añade que decidieron "recientemente terminar con la convivencia. Algo quizá atípico pero nos sentimos mejor así".

Irene Villa juntoa su marido y sus hijos.

Irene Villa juntoa su marido y sus hijos. Dani Pozo

Y es por ello que ya han comenzado a realizar algunos trámites de la separación (todavía no han firmado el divorcio). Lo más importante es que han decidido que la custodia sea "compartida", a lo que contribuye que él "además vive al lado del colegio y nos llevamos genial", comenta a este medio. 

También han decidido comenzar con con el reparto patrimonial. Concretamente, se han llevado las gestiones precisas para que la compañía Saber que se puede S.L., que se dedica a actividades de representación de la escritora, deje de estar administrada por Juan y pase a Irene Villa, que desde el mes pasado figura como administradora única. 

Su buena relación es más que evidente en las palabras que dirige a este medio. Desde que la pareja se conoció siempre ha estado muy unida. Evento al que acudió Irene, él iba de su mano. Cuando presentaba un nuevo proyecto, Juan aparecía por detrás siendo su mayor apoyo. En sus redes sociales, la imagen era de una familia feliz. Pequeños detalles que conforman una familia feliz que no quieren perder con la separación.

Irene Villa en un entrevista con EL ESPAÑOL.

Irene Villa en un entrevista con EL ESPAÑOL. Dani Pozo

"Este verano tuvimos una alejamiento por motivos laborales que ha desembocado en separación", explica la periodista sobre las causas de este divorcio, añadiendo que puede ser una ruptura "quizá momentánea". Pero Irene siempre ha sido consciente del interés que suscita hasta lo más pequeño que ocurre en su vida, y no ha dudado en compartir este momento de gran trascendencia con los medios y el público que tanto cariño le tienen. "El lunes nos llamaron", comentaba, "y como hemos empezado a vivir cada uno en una casa, creo que teníamos que comunicarlo por el cariño que siempre nos tuvisteis todos", añade. 

Sin embargo, haciendo gala también de esa sinceridad, quiere dejar claro que lo ha hecho para comunicarlo, no para obtener ningún beneficio económico. "Lo único que me está doliendo es que alguien pueda pensar que me he lucrado con esto. ¡Jamás se me ocurriría!", para recalcar que no se trata de "exclusivas ni nada". 

Lo cierto es que desde pequeña Irene ha estado habituada a los medios de comunicación, y siempre ha relatado cómo se han ido desarrollando los principales hitos de su vida. "Solo lo compartimos del mismo modo en que hemos compartido toda nuestra historia de amor", explica. 

Ahora "él está estudiando mucho para ser piloto. Lleva ya muchísimas horas de vuelo. Y yo estoy viajando sin parar". Sin ir más lejos, este fin de semana se encuentra viajando, cosa que agradece para no tener que encontrarse con todos los "fotógrafos que tengo en la puerta", asegura entre bromas. 

Casi una década juntos

Irene y Juan Pablo Lauro se conocieron por medio de la Fundación También hace nueve años. Fue un flechazo a primera vista que los llevó al poco a iniciar una relación que terminó llevándoles al altar en junio de 2011 en la iglesia San Francisco El Grande (Madrid). 

Ver esta publicación en Instagram

Y hoy también!! #7 años de matrimonio !! Que cómo se consigue? Como siempre nos han dicho: #amor #paciencia y #generosidad !! Verdad @juanpablolauro ? Como escribí hace tiempo en @yodona : “Respetar el espacio del otro, superar inconvenientes, rememorar buenos momentos, bailar, dedicar tiempo a la pasión, analizar de forma positiva etapas pasadas, reír juntos contando anécdotas, viendo fotos... parece fácil, pero requiere mucho equilibrio mental mantener la paz hasta en los momentos más convulsos. Merece la pena porque es una suerte, un privilegio e incluso motivo de infinita gratitud, compartir la vida contigo, pues, aunque no te necesite, por algo te elijo.”

Una publicación compartida por Irene Villa (@_irenevilla_) el 4 de Jun de 2018 a las 2:43 PDT

Juntos han tenido tres hijos que son el centro de su mundo, como dejan constancia ambos en sus redes sociales. Instantáneas que daban fe de una relación de amor de la que nadie se podía esperar que terminara rompiendo. 

El propio Juan compartió en junio de este año una publicación en Instagram junto a un emotivo mensaje cuando se cumplía el séptimo aniversario de su boda.

"¡7 años casados! Nunca olvidaré las palabras del abuelo Andrés cuando le pedí tu mano. '¿Se van a amar? ¿Se van a respetar? Siempre habló en plural porque aunque era tu abuelo, ¡quería lo mejor para los dos! 

Amor, gracias por todo lo que vivimos estos 7 años juntos, por nuestras sonrisas, lloros, felicidad, enfados, charlas, silencios, miradas, mimos, distancias, apoyo, sencillez, complejidad, comprensión, impulsividad entre mil cosas. ¡Gracias por ser la mamá mas maravillosa y dulce del mundo! 

Ver esta publicación en Instagram

@_irenevilla_ 7 años #casados! Nunca olvidare las palabras del #abuelo Andres cuando le pedí tu mano. Se VAN a amar? Se VAN a respetar? Siempre hablo en plural porque aunque era tu abuelo, quería lo #mejor para los dos! Amor #gracias por todo lo #vivimos estos 7años #juntos, por nuestras #sonrisas, lloros, #felicidad,enfados,#charlas,silencios, #miradas, #mimos, distancias, #apoyo, sencillez, #complejidad, #comprensión, impulsividad entre mil cosas. #Gracias por ser la #mama mas #maravillosa y #dulce del #mundo! #Amor el #7 es #nuestro #numero, hemos #superado mil cosas juntos y solo pido a dios poder #seguir a #tu #lado #superando muchas mas. #Te amo #Te admiro #Te disfruto #Feliz 7 años amor

Una publicación compartida por Juan Pablo Lauro (@juanpablolauro) el 4 de Jun de 2018 a las 1:35 PDT

Amor el 7 es nuestro número, hemos superado mil cosas juntos y solo pido a Dios poder seguir a tu lado superando muchas más. Te amo. Te admiro. Te disfruto. Feliz 7 años amor".

Sin embargo, hace pocas semanas comenzaron los rumores de una posible crisis cuando Irene Villa acudió sola en su última aparición pública. La escritora no quiso perderse el espectáculo dirigido por Emilio Aragón (59), y lo hizo sin Juan de su lado, algo que llamó la atención porque siempre ha acudido a este tipo de eventos con su marido. Unas crisis que finalmente se ha confirmado con el anuncio de su divorcio. 

[Más información: Irene Villa: "Ya estoy bastante mejor. No podía parar de llorar"]