Rosa López en imagen de archivo.

Rosa López en imagen de archivo. Gtres

Famosos SU ENTORNO, PREOCUPADO

El peor momento de Rosa López tras romper con su discográfica: perdida y sin ganas de cantar

Rosa López (36 años) parece que la suerte se empeña en no acompañarla. Después de luchar casi dos décadas por ese hueco en el mundo de la música que tanto se merece y por el que lucha día y noche, la última noticia sobre su carrera ha sido demoledora: su relación laboral con la discográfica Universal Music ha terminado de manera inesperada. Las razones, un misterio. Así lo anunció la andaluza hace unos días: "Quiero comunicaros que la discográfica Universal y yo hemos decidido de mutuo acuerdo rescindir el contrato que nos unía, para desde ahora afrontar nuevos retos e ilusionantes caminos". 

Esas palabras, unidas a otras en las que se mostraba agradecida al equipo humano de la discográfica, han sido las únicas que ha pronunciado la intérprete en estos días. Un silencio significativo. De esas declaraciones se desprendía cierta nostalgia, pero, sobre todo, muchas ganas de seguir batallando en el industria. Ahora bien, ¿cómo está realmente Rosa en la intimidad, cuando se apagan las luces? Según ha podido saber JALEOS de un profesional del medio, su ruptura de una de las multinacionales de la música más potentes del momento la ha desubicado tremendamente: "Se ve como perdida, ha sido una ruptura con Universal inesperada y chocante". 

La cantante en una de sus imágenes más recientes.

La cantante en una de sus imágenes más recientes. Gtres

Pese a su positivismo y su buena disposición, "Rosa no está pasando sus mejores días". Según la opinión de la fuente con la que charla este periódico, y que es buen amigo de la granadina, "siente una lógica frustración por la situación en la que vive, a veces se deben tomar decisiones con las que uno no está de acuerdo y Rosa ahora mismo no tiene muchas ganas de cantar. Pero se le pasará el duelo y remontará como siempre ha hecho".

Rosa no lo ha tenido nada fácil desde que salió de la academia de Operación Triunfo y se convirtió en Rosa de España en el festival de Eurovisión. Su carrera, confesado por ella misma, ha contado con más piedras en el camino de las que le gustaría y, eso, merma a veces demasiado. Eso sí, pese al delicado momento por el que está pasando Rosa, se confía en que volverá a brillar: "Tiene a los suyos a su lado y siempre ha sido su mejor medicina"

Rosa y sus últimos años cargados de malas noticias

La cantante durante el programa 'Mi casa es la tuya'.

La cantante durante el programa 'Mi casa es la tuya'. Mediaset

Fue el año pasado cuando la cantante contó dos de sus mayores desgracias personales. Ambas en el fatídico mes de mayo. La primera saltó a la prensa uno de los escándalos más sonados de Rosa, narrado por ella misma en el programa de Bertín Osborne (63): por qué dejó de cantar durante un año. Muy dubitativa a la hora de contar realmente lo que pasó, la artista dio a entender que todo ocurrió por una negligencia médica, en lo que muchos espectadores vieron como un envenenamiento.

"No fue una explotación de la voz. Pasó lo que tendría que pasar. Estaba en una gira impresionante, concierto tras concierto todos los días. Lo que detonó todo esto que la gente decía que me quedé sin voz fue que un día que me trajeron un médico, que no sé si era médico, y me pinchó en el culo un líquido azul y blanco que no sé qué coño era", confesó entre lágrimas. Arropada por su madre, prosiguió: "El primer día canté fenomenal; el segundo, también, y el tercero en El Escorial, en la sexta canción, me estaba asfixiando… No podía ir ni para adelante ni para atrás. Me quedé inconsciente detrás del escenario. Esto no lo he contado en mi vida". 

Días más tarde concedía una exclusiva en una revista en la que desvelaba que le había salido un bulto en el pecho. "Lo tengo hinchado y estoy superagobiada con el tema. Pienso que es el estrés. ¡O que el pecho me pide guerra", asegura con el sentido del humor que la caracteriza.

En otro orden de cosas, Rosa López ha reconocido que en los últimos tiempos no tiene tiempo ni para encontrar el amor. Tampoco lo busca, de momento, ya que según ha afirmado ella misma en más de una ocasión está en un periodo de su vida en el que está "feliz en la soledad deseada". "Estoy sola porque quiero y tengo ganas. No busco ni novio ni hijos ni nada. Busco centrarme en mí. Soy generosa con todo dios, pero tengo que empezar a serlo conmigo misma. Es mi momento". 

Los hombres de Rosa López 

Rosa junto a Salvador.

Rosa junto a Salvador. Gtres

Después de su historia de amor con el cirujano Pablo Muñoz Cariñanos, la interprete de Europe is living a celebration no se rindió en su búsqueda de la felicidad y probó suerte durante otros dos años con Cristóbal Sánchez Arco, quien se convirtió en ese tiempo en representante de la ganadora de Operación Triunfo. Aquello tampoco cuajó y Rosa se refugió en los brazos de un músico, el Dj Luis Ramón Llorente alias 'Monchi'. Sin embargo, este joven protagonizó algún que otro asunto que hizo que la artista renegara de la relación. Aunque después, en noviembre de 2016, se la relacionó con el escritor Anxo Pérez, la cantante no tardó en desmentirlo en su Instagram: "Quiero aprovechar para mandar un beso a mi amigo Anxo… ¡Que me lo han encasquetado de novio! Anxo, lo siento. Cuando ya se está presente en los medios, pasan estas cosas. Aprovecho para mandarte un beso". 

[Más información: Rosa López y el robo de los 90.000 euros de su premio: "A mi padre le estafaron"]