Vanessa Revuelta en la inauguración del Hotel Healthouse Las Dunas.

Vanessa Revuelta en la inauguración del Hotel Healthouse Las Dunas.

Famosos SIGUE LA ESCUELA DE SU PADRE

Vanessa Revuelta, la heredera que colgó los libros para impulsar el imperio saludable de su padre

Noticias relacionadas

Tiene auténtica devoción por su padre del que lo ha aprendido casi todo y es el referente en su vida. Su flema catalana le sale en la conversación. Se llama Vanessa Revuelta, tiene 44 años y es hija de Félix Revuelta (71), uno de los hombres más ricos de España. Ahora regenta Healthouse Las Dunas de Estepona, el único hotel de salud de lujo de España. Su nueva etapa como rostro visible del mítico Naturhouse no hace sino magnificar la marca. Hasta hace solo un par de meses, en que asomó su cara por las páginas del papel couché tras la sonada boda con Guillermo García Morenola imagen de Vanessa era anónima.

La familia Revuelta ha levantado un auténtico imperio mundial gracias a los productos dietéticos con el sello Naturhouse. Su heredera -y 'ojito' derecho de su padre- ha trabajado codo con codo desde los 14 años al lado del que le enseñó todo: "En verano las vacaciones eran muy largas y mi padre quería hacernos saber lo que cuestan las cosas. Nos ponía a trabajar desde que éramos niños. Mi padre me enseñó que las cosas no caen solas del cielo".

Vanessa Revuelta y su padre, Félix, en la salida a bolsa de Naturhouse.

Vanessa Revuelta y su padre, Félix, en la salida a bolsa de Naturhouse.

Ella es consciente de la responsabilidad de pertenecer a una de las sagas más poderosas y prestigiosas de España y "para mantener este estatus todos tenemos que trabajar unidos". Vanessa es vicepresidenta en Naturhouse junto a su hermano Kilian, y el concepto "unión" va totalmente prendido al de "éxito". En esta etapa de su vida dice tenerlo todo: "Estoy viviendo uno de los momentos mas dulces de mi vida. Me acabo de casar con el padre de mi hija Cassandra, que es una muñeca de nueve meses que nos da miles de alegrías. El trabajo que desempeño me llena al cien por cien. Así que sí. Podría decir que soy muy afortunada y firmo por quedarme como estoy".

De historiadora a empresaria 

Vanessa es catalana y lleva cuatro años viviendo en la Costa del Sol. Su vocación iba por otros derroteros cuando era una adolescente: "Estudié Historia. Me encantaba esa carrera. Pero poco a poco me fui metiendo en el negocio familiar y me fui a Londres para prepararme en Comercio Internacional. Luego a Alemania".

Para ella, el referente de la Historia nunca debería perderse. Le da mucha pena lo que está pasando en Cataluña. "No sé cómo se ha podido llegar a este punto. Me entristece lo que está pasando en mi tierra. Mis amigos me cuentan situaciones que se están viviendo en Barcelona, que parecen de ciencia ficción. Es increíble que hayamos llegado a esto". Para ella Manuel Valls (56) está siendo un revulsivo en la política y puede ayudar mucho "a que se normalice la situación". El político es amigo de la familia. En agosto de este año su padre fue el anfitrión en Marbella del ex primer ministro de Francia y candidato ahora a la alcaldía de Barcelona.

Vanessa Revuelta, hija de Félix Revuelta.

Vanessa Revuelta, hija de Félix Revuelta.

El político acudió al hotel de Vanessa con su nueva pareja, Susana Gallardo (53). "Todos en la familia confiamos en la labor de Manuel porque todos queremos a Cataluña". Precisamente su padre, Félix Revuelta, fue el primer empresario español que sacó sus empresas de Cataluña. Ahora, en parte, gracias a la labor de Vanesa y al empeño que le ha puesto al negocio hotelero, el Ayuntamiento de Estepona ha acordado nombrar hijo adoptivo de la localidad a Félix Revuelta. "Estamos todos felices. Mi padre es un hombre al que solo recuerdo viéndole trabajar las 24 horas del día y es un ejemplo para todos nosotros. El reconocimiento que le van a hacer es maravilloso". El consistorio costasoleño ha valorado al empresario riojano "por estar poniendo en valor la ciudad de Estepona y proyectándola a nivel internacional".

Vanessa expresa que es un orgullo que su establecimiento esté considerado como el mejor hotel de bienestar, relax, salud y belleza de Europa: "Con la marca hemos atraído a clientes procedentes de todo el mundo que buscan realizar programas de pérdida de peso, anti-edad, para dejar de fumar, planes para 'desestresarse' o de desintoxicación general. Estos tratamientos se diseñan a medida del cliente y pueden desarrollarse desde un fin de semana, una semana de desintoxicación, un mes de régimen e incluso su nuevo programa de un año, Quality Lifestyle".

Su creadora dice que al paciente le es muy fácil seguir la dieta en su país, porque hay tiendas en todo el mundo con los productos: "Una señora que viene de Rusia a Healthouse luego puede continuar en su país el tratamiento porque todo lo que tiene que tomar están en nuestras tiendas allí". Los profesionales formados por la familia Revuelta de Healthouse y Naturhouse han creado una serie de programas específicos y personalizados adaptados a las necesidades particulares de cada uno. El hotel está frecuentado por la jet set internacional, y modelos como Karolina Kurkova (34) ya han probado esta fórmula.

Su pasión por el sushi 

La familia Revuelta en la salida a bolsa de Naturhouse.

La familia Revuelta en la salida a bolsa de Naturhouse.

Una de las pasiones de Vanessa es el sushi. "Y se toma muy rico en el 'Bistro Félix', el negocio que acabamos de abrir dentro del hotel, que retoma el glamour de la antigua jet de Marbella". Allí su padre celebró en julio su 71 aniversario con una gran fiesta homenaje que no se perdió nadie. "Lo mejor es que tenemos una barra dedicada en exclusiva a la comida japonesa bajo el concepto 'Omakase', que significa 'lo mejor del chef' en nipón, de la mano del chef José María Viera, donde se pueden degustar exquisitos productos en un ambiente ceremonial donde el culto a las formas crea una atmósfera indescriptible", comenta Vanessa.

En su ocio a la empresaria le gusta pasear con su hija Cassandra y jugar al golf: "Me aficioné junto a Guillermo, mi marido, y la verdad es que engancha". Leer es otra de sus pasiones. Y pasar mucho tiempo con los suyos. Su esposo es empresario del sector de la construcción. "Hacemos un buen tándem", sonríe Vanessa. Su estilo es muy informal, no se considera obsesionada por la moda "desde que vivo aquí cambié los tacones por calzado cómodo. Esta ciudad nos da la libertad de vivir mucho más libres y también se traduce en la forma de vestir". Vanessa es de las que piensa que hay que disfrutar del momento: "Es lo único real que tenemos en la vida, y que el éxito nunca se convierta en una esclavitud".

[Más información: El fiestón hawaiano de Froilán y Victoria Federica en Marbella]