Manu Tenorio en el aeropuerto.

Manu Tenorio en el aeropuerto. Gtres

Famosos PASO A PASO

Manu Tenorio, tras su fatídico accidente: "Puede que vuelva al quirófano"

Manu Tenorio (43 años) va recuperando poco a poco su vida normal después del fatídico accidente doméstico que vivió este verano. El cantante no ha querido faltar a la cena solidaria organizada por la Fundación Querer. Allí, ha hablado de cómo afrontó el primer concierto que ofreció tras el accidente.

Su mujer, Silvia Casas (44), también quiso acompañar y arropar al artista en una noche especial. Ambos se pararon juntos a hablar con los medios de comunicación: "Es un buen enfermo", confesó, Silvia. El sevillano, con la simpatía que le caracteriza, también quiso dar detalles sobre su proceso de recuperación.

¿Cómo está?

Bien, me estoy recuperando todavía. No he salido del tema de las quemaduras, pero sigo con mi trabajo y con mis compromisos profesionales. Me estoy recuperando pero no estoy al 100%. He aprendido a tomármelo con calma porque todo esto lleva un tiempo y hay que aguantarlo.

Le vemos que tiene secuelas en las manos.

Eso es lo de menos. El problema es que en el brazo todavía tengo una herida que todavía tiene que cicatrizar y estamos viendo si pasar otra vez por quirófano. Pero bueno, estoy bien.

Tenorio: "Quizás habrá que ponerme un injerto extraído de la pierna" JALEOS

¿Algún injerto o algo?

Sí, efectivamente, sí. Quizás habrá que ponerme un pequeño injerto extraído de la pierna porque si no la curación me llevará meses, y esto influye mucho en la vida diaria.

Enseguida le vimos cantando.

Iba dopado hasta las orejas porque el dolor es inhumano pero tenía un concierto y la verdad es que fuimos para allí y me recibieron de una manera extraordinaria, fueron súper cariñosos pero cumplí con mi profesión. Son muchos años de trabajo y yo fallar a un concierto, se me tiene que caer un piano a lo alto de la cabeza.

¿Todavía tiene dolores?

No, los dolores ya se han mitigado, ya no existen pero sí que es cierto que tengo una placa que todavía no ha cerrado y requiere una serie de curas y un tratamiento.

Silvia Casas y Manu Tenorio en una cena benéfica.

Silvia Casas y Manu Tenorio en una cena benéfica.

Supongo que ha tenido que disimular mucho por el niño en esos momentos de desesperación.

Sí, la verdad es que sí. Cuando llegué a casa con los brazos vendados empecé a inventarme una historia de que era como una especie de disfraz de súper héroe. Él vino corriendo hacia mí pero cuando me vio con los brazos vendados no quería acercarse. Pero bueno, hablándole a los niños con tranquilidad y explicándole las cosas la verdad es que lo asumió.

Estaba pensando investigar la situación.

Si estuviésemos en Estados Unidos sería millonario porque hay abogados que van a saco, pero yo realmente prefiero invertir mi energía y mi vida en cosas más positivas. Esto puede ser un litigio que me llevaría años y prefiero invertir el tiempo en nuevas canciones, conciertos y en mi familia.

Hay que ser positivos.

Claro, quiero curarme del todo, recupera mi vida completa y al máximo lo antes posible y dejar esto atrás.

A la cocina ahora no se acerca.

La verdad es que estoy un poco tarado. No me da miedo. Aquello fue un accidente. Un accidente es algo fortuito que sucede de manera puntual pero eso no quiere decir que yo coja miedo. Lo más gracioso es que después de eso arreglamos el tema y continuó rompiéndose electrodomésticos en casa.

¿Ampliar la familia? ¿Les gustaría?

Nos gustaría, pero somos conscientes de que tenemos una edad, que ya tenemos un niño... Si viene, bienvenido será.

[Más información: Manu Tenorio, sobre su accidente: "El dolor es insufrible"]