Ana Obregón, inseparable de su hijo Álex Lequio.

Ana Obregón, inseparable de su hijo Álex Lequio.

Famosos UNA MADRE VALIENTE

Ana Obregón, cuatro meses dejándolo todo por su hijo Álex

La actriz se instaló el pasado 8 de abril en Nueva York para que Álex Lequio se tratara en el prestigioso Memorial Cancer Center y desde entonces, no se ha separado de él ni ha escatimado en gastos.

Este martes a las nueve de la noche Ana Obregón (63 años) y Álex Lequio (26) publicaban al mismo tiempo y por sorpresa una fotografía de ambos junto a Alessandro Lequio (58) en Nueva York, lugar en el que residen desde el pasado 8 de abril. Casi cuatro meses viviendo en la Gran Manzana para tratar la enfermedad del joven en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center. El mutismo por parte del núcleo familiar ha sido absoluto hasta este 24 de julio, justo horas antes de que Lecturas pusiera su portada en los kioscos con la imagen de los tres, los protagonistas se adelantaban y compartían la instantánea en sus redes sociales. Un movimiento que demuestra, una vez más, la intención de Ana por proteger a su hijo.

Ya lo dijo Alessandro el pasado 5 de julio cuando atendió a los medios: "Ana es extraordinaria como madre. Es la única mujer que acompaña a mi hijo todos estos meses", y es que la bióloga lo dejó todo en cuanto le diagnosticaron la enfermedad a su hijo. Cuatro meses sin deparar en gastos para estar al lado de él y que se trate en el hospital más especializado en oncología del mundo, un caro tratamiento al que hay que unir el coste de los hoteles -pues han cambiado en varias ocasiones-, la obtención del visado, además de dietas, burocracias varias y la necesidad de tener que rechazar ofertas de trabajo; todo por una razón de peso: la salud de su hijo.

Ana Obregón, Alex y Alessandro Lequio, esperanzados en Nueva York.

Ana Obregón, Alex y Alessandro Lequio, esperanzados en Nueva York.

El hospital Memorial Cancer Center se encuentra en la zona Este de Manhattan, en una zona privilegiada, muy cerca también de Central Park. Pero la ubicación excepcional del lugar se queda en nada pues es uno de los centros oncológicos más importantes del globo donde los servicios al paciente internacional son uno de los puntos más valorados de su institución. Bajo la dirección del español Josep Baselga, el equipo hospitalario trata al año 40.000 casos de cáncer y sus datos positivos le posicionan en el top mundial, de ahí que no puedan obtenerse tratamientos por menos de 150.000 euros. Una gran cifra que tiene diversas formas de financiación que facilita el centro y que Ana Obregón y Alessandro no habrán dudado en pagar religiosamente por su hijo.

El desembolso por curar a Álex al otro lado del Atlántico supone hacer frente también a los gastos del alojamiento. En un principio, cuando llegaron a la Gran Manzana sin ni siquiera pensarlo, decidieron instalarse en el hotel más cercano al hospital, esto es, en The Bentley a escasos cinco minutos andando. Se trata de un hospedaje de cuatro estrellas a 220 euros la noche.

[Más información: Álex Lequio y Ana Obregón, 'mudanza' en la Gran Manzana para continuar con el tratamiento]

Tras unas semanas, y debido a la ley de seguridad americana, tuvieron que cambiarse de hotel. Decidieron entonces y gracias a su amistad con el empresario Kike Sarasola (54) alojarse en uno de los establecimientos de su cadena hotelera, el Room Mate Grace, en el Midtown, el corazón de Manhattan y ahorrarse unos euros, pues cuesta 160 euros por noche.

Pero pasados los 90 días de estancia en Estados Unidos, el trámite más importante a tener en cuenta es el visado. Para pisar territorio norteamericano es necesario solicitar la VISA que permite pasar la frontera en condición de turista, por negocios o por tratamientos médicos. Hace casi un mes que ese documento expiró para madre e hijo -ya que Alessandro ha viajado a España en este periodo y su contador vuelve a estar en cero al regresar a Nueva York-.

Entrada del Memorial Sloan Kettering Cancer Center.

Entrada del Memorial Sloan Kettering Cancer Center.

Por este motivo han tenido que cursar el Visado de No Inmigrante al Consulado, lo que supone pagar una tasa de 160 euros cada uno y atender a las exigencias de la Embajada. Entre esos pasos a seguir, han de presentar los documentos y justificantes de su estancia, jurar por escrito la nula participación en asuntos ilegales durante su permanencia en territorio americano, personarse en la Embajada y entrevistarse con los funcionarios que validan los visados. Un quebradero de cabeza más que se une a su difícil momento.

No obstante, el Memorial Cancer Center ofrece ayuda a sus pacientes para la obtención del visado mediante una carta redactada por el director del centro en la que detalla el diagnóstico y el tiempo de tratamiento que requiere el demandante de la visa. Esta carta es el recurso final que tienen los pacientes para justificar su estancia en EEUU ante la Embajada, pero no es gratis, ya que deben abonarse 260 dólares, es decir, 223 euros al hospital.

Ana Obregón y Álex Lequio reaparecen en las redes sociales JALEOS

La suma de cada factura es astronómica y todo sale del bolsillo de los Lequio Obregón para ofrecerle a su hijo la mejor de vía para curarse. Ese gran desembolso está dando sus frutos, y es que tal y como muestran las fotografías compartidas por madre e hijo, las sonrisas y la esperanza siguen impertérritas en ellos, y eso no hay dinero que lo pague.

Lo que deja en España

Ana se adentró con ilusión en el proyecto de los Javis tras obtener un papel en Paquita Salas. Prepara sus guiones y el rodaje poco antes de que conociera el diagnóstico de su hijo y lo dejara todo por volar a Nueva York y conseguir la cura en el mejor centro oncológico del mundo.

Por otro lado, la actriz ha dejado a sus padres en Madrid, a quienes está fuertemente unida. Es un momento duro para no tener a los suyos cerca, pero Ana es la fiel compañera de viaje de su hija, esa que nunca se rinde y que es su apoyo constante, y no le puede fallar. Tal y como le enseñaron sus padres a ella.

[Más información: Primera imagen de Álex Lequio tras su paso por el Memorial Cancer Center]