Russell Crowe en un montaje de JALEOS.

Russell Crowe en un montaje de JALEOS.

Famosos QUIÉN LO HA VISTO Y QUIÉN LO VE

La impactante transformación física de Russell Crowe de la que todo el mundo habla

Desde que en marzo de 2017 apareciera con unos kilos de más practicando rugby, el físico del intérprete de 'Gladiator' no ha dejado de experimentar cambios. 

El físico del intérprete Russell Crowe (54 años) vuelve a acaparar titulares. No es la primera vez, pero sí la más sorprendente y la que más ha impactado a su público. Parece que nada queda de aquel galán de la alfombra roja que jugaba con su barba entrecana, con su consabido atractivo y sus ojos azules.

Hasta el año 2014 su aspecto varió lo justo y por exigencias laborales, pero desde ese año la hemeroteca no ha sido piadosa con el actor. Ya en 2017 su club de fans publicaba en las redes unas imágenes de Crowe practicando rugby en las que se apreciaba una evidente subida de peso. Sin embargo, ha sido este año cuando Rusell ha impactado sobremanera sin un solo músculo a la vista y con lozanía que nada tiene que ver con el gimnasio 

El actor en su última visita a Roma.

El actor en su última visita a Roma. Gtres

Con una barba descuidada aunque igual de entrecana que siempre, un pelo largo y desgreñado y un sobrepeso más que destacable, Rusell ha presentado en Roma el espectáculo Il Gladiatore, un evento único que ha revivido en el Coliseo al gladiador Máximo, al que dio vida el actor australiano en la película de Ridley Scott (80).

Eso sí, no ha sido ese evento el que ha llamado la atención de los medios, sino el aspecto físico del propio actor. Una 'dejadez' que ha sorprendido pese a que el oscarizado actor suele modificar su físico para ajustarse a las exigencias del guion. Aunque se desconoce el motivo de su nueva imagen, lo cierto es que ha costado identificar a Crowe. 

El que fuera el musculoso Máximo Décimo Meridio de Gladiator llegó a engordar 30 kilos en medio año para su papel en Dos buenos tipos. Ya entonces tuvo que ajustarse a su personaje, llegando a los 120 kilos. Siempre que ha tenido que coger peso por el trabajo al poco tiempo los ha perdido, pero en esta ocasión no ha sido así: parece que le está costando recuperar su aspecto musculado y deportivo a sus 54 años. Durante su estancia en Roma, el intérprete no ha hecho ningún tipo de alusión a su aspecto físico. Habrá que conocer si este cambio es por placer o por obligación profesional. 

[Más información: Russell Crowe se come a 'Gladiator': su sorprendente transformación física]