Susana Cereceda.

Susana Cereceda. Gtres

Famosos GUERRA FAMILIAR

Susana Cereceda, hija del dueño de La Finca, en libertad tras su detención

La hija mayor de Luis García Cereceda, promotor de la urbanización más exclusiva y segura de Europa, fue detenida el pasado jueves en el marco de la operación Tándem. Tras veinticuatro horas, Susana Cereceda ha sido puesta en libertad.

Noticias relacionadas

Susana Cereceda (50 años), hija del dueño de la exclusiva urbanización La Finca de Somosaguas y el restaurante Zalacaín, ha sido puesta en libertad tras su detención del miércoles 30 de mayo en el marco de la 'Operación Tándem'. La primogénita de Luis García Cereceda, acusada de revelación de secretos, falsedad documental y cohecho se topaba con la policía judicial en el aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez cuando ponía pie en pista tras unos días en Sudáfrica. Ahora Susana, tras veinticuatro horas de angustia, puede respirar 'tranquila' en su domicilio de la citada urbanización.

Yolanda García Cereceda, hermana de Susana, y Jaime Ostos Jr.

Yolanda García Cereceda, hermana de Susana, y Jaime Ostos Jr. Gtres

El motivo de su detención, junto a la de Francisco Lorenzo Peñalver, socio de su progenitor en Procisa, la inmobiliaria que creó La Finca, se debería a los presuntos vínculos que ambos tendrían con el comisario Villarejo. Tanto a Cereceda como a Peñalver se les acusa de haber contratado los servicios del excomisario de la Policía José Manuel Villarejo para investigar a Yolanda Cereceda, (47) hermana de Susana y también hija de Luis, con quien mantiene un fuerte pulso por controlar la rentable empresa que gestiona todo el lujoso complejo urbanístico. Cabe destacar que en esta prestigiosa zona, que se ubica entre Somosaguas y Pozuelo de Alarcón (Madrid), viven estrellas de la música, el cine o el fútbol como Cristiano Ronaldo (33), Sergio Ramos (32) o Alejandro Sanz (49).  

El polémico comisario, que se encuentra encarcelado desde hace meses por su implicación directa con la 'Operación Tándem', habría elaborado informes con información privado no solo de Yolanda y su exmarido, Jaime Ostos (51), sino también de la viuda de su padre, Silvia Gómez Cuétara y otros familiares. La pugna eterna entre las hermanas por el control de Procisa nace en el año 2010 cuando el padre de ambas fallece; y Susana, por primogénita, considera que debe manejar las sociedades y una fortuna que supera los 1.000 millones de euros.

"Mi hermana asumió que era la sucesora. Le parecía incompatible que las dos fuéramos socias. Yo no estaba de acuerdo y comenzaron los problemas: no me dejaban ver a mi padre, no me llegaba información sobre las empresas...", declaraba Yolanda Cereceda para Vanity Fair. Ahora, una guerra que se presumía meramente familiar, pasa a escenificarse en los juzgados con graves acusaciones y delitos que Susana Cereceda deberá demostrar que no ha cometido

[Más información: La millonaria Yolanda García Cereceda ahora luchará por recuperar a sus tres hijos]