Mercedes Milá en un evento.

Mercedes Milá en un evento. Gtres.

Famosos MOMENTOS COMPLICADOS

Mercedes Milá cuenta los detalles de su depresión: "Ha sido muy duro y solitario"

La catalana aprovechó la presentación de su nuevo programa, 'Scott & Milá', para dejar claro que se encuentra totalmente recuperada y con energías renovada.

Mercedes Milá (67 años) aprovechó la presentación de su nuevo programa, Scott & Milá, para hablar sobre la depresión que padeció hace años y que ha conseguido superar gracias a un duro trabajo. 

"Ha sido un tiempo muy duro, muy solitario y con muy poca gente cerca", explicaba la presentadora, para dejar claro que esos momentos tan complicados "no los quieres compartir con mucha gente. No sabes lo que te pasa y, entonces, tienes mucho miedo a compartir".  

No obstante, al final descubrió qué es lo que padecía: depresión. "El día que me lo dijeron pensé: 'No puedo tener depresión, si con el carácter que tengo... ¿cómo voy a tener depresión? Esto no puede ser'". Pero tenía todos los signos, y era cuestión de tiempo que aceptara este trastorno: "Comprendí que se llama así y que es mejor que no te avergüences". 

Conocer qué es lo que le ocurría fue un paso fundamental para superarlo. "Se arregla con química, con estudios y con meditación", elementos varios que te ayudan a "encontrar el equilibrio personal y mental". Con tanto tiempo libre se dedicaba a numerosas aficiones: "He aprendido yoga, meditación, psiquiatría, de enfermedades mentales, nutrición, alimentación...".

Mercedes Milá en una imagen de archivo.

Mercedes Milá en una imagen de archivo.

Además de todas estas actividades, hubo una persona fundamental para Mercedes Milá en este proceso: Susana, que trabaja en un centro psiquiátrico en Málaga. "Había días que le decía: '¿Puedes coger el tren y venir?'", relataba la presentadora. Susana acudía a la mañana, la visitaba, y a la tarde ya estaba montada en el tren de regreso a su ciudad. 

Poco a poco fue descubriendo que lo que padecía era una depresión por estrés. "Además, yo trabajo al día los sentimientos, entonces no puedes soportarlo todo. Tu cerebro tiene un límite químico", explicó a los medios allí presentes. 

Durante todo este tiempo que estuvo alejada de la televisión y tratando de asimilar qué le ocurría ha llevado una "una vida totalmente diferente", dedicándose sobre todo a su "madre, a los libros y a Scott (su mascota)". En este sentido, una de los puntos fundamentales que ha conseguido es aprender a "digerir la vejez de mi madre (quien ya ha entrado en la década de los 90)". 

No obstante, la depresión ya es cosa del pasado, y al presentadora regresa a la que es su profesión y su pasión con energías renovadas. "Ahora me encuentro mejor, duermo mejor y como mejor", añadía. 

[Más información: Mercedes Milá regresa a la televisión con más éxito que en sus negocios: sus cuentas, al descubierto]