Carlota Corredera en sus últimas vacaciones (izda); Carlota durante el verano pasado (dcha).

Carlota Corredera en sus últimas vacaciones (izda); Carlota durante el verano pasado (dcha).

Famosos TRAS EL TRATAMIENTO PRONOKAL

Carlota Corredera, la última víctima de las dietas milagro

Las últimas imágenes de la presentadora de 'Sálvame' en sus vacaciones de verano evidencian el efecto rebote de su tratamiento Pronokal. 

Carlota Corredera (43 años) disfruta de unas merecidas vacaciones en Formentera junto a su hija y su marido Carlos de la Maza donde ha protagonizado uno de los posados de verano más esperados desde que se sometió a la dieta firmada por Pronokal. La gallega aparece jugando junto a su pequeña luciendo un bañador de cuerpo entero en color negro y que deja ver un aumento de peso. 

Las imágenes evidencian un profundo cambio físico en la periodista que está viviendo en su cuerpo el incesante efecto rebote del tratamiento que tantas alegrías le dio en un primer momento. Ahora ve cómo el tratamiento no le garantiza una permanencia en el peso con el que terminó su dieta. 

Carlota en una imagen de su Instagram.

Carlota en una imagen de su Instagram.

Hace algo menos de un año que la presentadora aparecía en público con un radical cambio de imagen. Perdió 60 kilos gracias a una intensa dieta que le llevó a volcar su ánimo en un único objetivo: alcanzar su peso deseado. 

Lo consiguió. La gallega se emocionaba al recordar el arduo proceso por el que había tenido que pasar para conseguir un mejor tipo. No quería lucir el mejor cuerpo, no era tan sólo un cambio físico, para ella era un requisito para ganar en salud. Ahora, meses después de aquella aparición, las redes sociales de la presentadora han visto aterrizar más de un comentario hablando de una posible subida de peso. 

Carlota se sometió al tratamiento Pronokal, una dieta muy estricta de 500 euros al mes, y que, como ya avanzaron los médicos a este medio, tendría un fuerte efecto rebote. Explicaron que una rápida pérdida de peso no se puede mantener a largo plazo porque se trata de una dieta puntual y no de un cambio en su estilo de vida. Para que el peso de la periodista no sufra nunca un aumento tras el tratamiento recomiendan una dieta gradual y moderada, que se alargue en el tiempo y así conseguir mantenerse en el peso tras el paso del tiempo. 

A pesar de la mala fama de algunas dietas milagro, sus compañeros de programa también se han unido a este fenómeno. El último en hacerlo ha sido Jorge Javier (47) que se mantiene en su deseo de perder peso y ha querido confiar en la técnica que tantas alegrías le dio a su amiga y compañera. "Muchos ya sabéis que el peso y yo siempre hemos tenido una relación con altibajos, pero espero que esto también sea un gran éxito", escribía el presentador. 

"Sí, yo también te veo mas gordita que hace unos meses, será la tele...", ha escrito una de las seguidoras de Carlota. La periodista ha cambiado su estilo de ropa en los últimos meses, ya no se deja ver con prendas ajustadas y coloridas. En sus últimas apariciones en Sálvame ha optado por los colores oscuros, en especial el negro, que favorecen a todos los cuerpos. 

Parece que la gallega quiere vestir ropa más holgada. Sus últimas opciones de vestuario suelen tener un patrón común: prendas anchas, en colores oscuros y que muchas veces combina con kimonos o blazers

Los comentarios se han tornado en algo más explícitos en la fotografía que subió Carlota en el día de su aniversario de boda. "Has engordado un poco, no?", comenta una persona en el tablón de la presentadora.  "Horrible ese vestido, deberías vestir más juvenil", escribe una de sus seguidoras en una imagen en la que luce un mono negro y el pelo recogido. 

"Puede ser que te hayas cogido algo de peso??? Te veo más rellenita pero estas guapa igual. Un beso", escribe una seguidora en una fotografía de la presentadora en su Instagram. En esa imagen Carlota viste un pantalón estrecho en color denim que combina con una camiseta negra y un kimono estampado de flores que esconde la silueta de la presentadora. Esta prenda se ha convertido en un habitual en el fondo de armario de la gallega. La largura hasta la mitad de la pierna hace que la persona que lo viste luzca más esbelta. Sus fans han notado un cambio en el peso de la presentadora y no han tardado en escribirlo en su tablón de comentarios. 

Para la gallega, su pérdida de peso fue todo un logro personal. Siempre ha confesado mantener una batalla constante con la comida, incluso ha llegado a explicar que los alimentos han sido su refugio cuando la ansiedad le invadía. Así le ocurrió con la muerte de su padre y su hermano. 

Carlota Corredera está viviendo uno de sus mejores momentos. Ya forma parte de la parrilla televisiva como presentadora del programa de Mediaset y en el ámbito personal está feliz junto a su hija y su marido, Carlos de la Maza. Para no acabar con la armonía que la acompaña, ha decidido borrar los comentarios que parecen en su tablón de Instagram y que resultan ofensivos. Así lo han notado algunos de sus seguidores que no han dudado en decírselo y escribirlo en los comentarios. Críticas que van a acompañadas de más de una apreciación sobre su estado físico. 

[Más información: El curioso caso de Carlota Corredera: 60 kilos menos y se hace famosa]