Aída Nizar durante el programa.

Aída Nizar durante el programa. Televisión.

Famosos POLÉMICA EN EL PROGRAMA

Aída Nízar, agredida en el 'Gran Hermano' italiano

La tertuliana está siendo una de las concursantes más mediáticas del 'reality', con toda la casa en contra. 

a

Aída Nízar (42 años) es una de las concursantes que más está dando que hablar en Grande Fratello, la versión italiana de Gran Hermano. La última de las polémicas de la tertuliana en el programa ha incluido un episodio de gran tensión e incluso un intento de agresión física a Nízar. 

Como viene siendo habitual desde que comenzó el reality, Aída ha protagonizado varios enfrentamientos con el drag queen Baye Dame. La relación entre los concursantes es bastante mala, y en la última disputa la tensión ha llegado a niveles dramáticos, hasta el punto de que el senegalés intentó agredir físicamente a la española. Sí lo hizo verbalmente.

Lo cierto es que la actitud de ambos no gustó a los organizadores del programa, que decidieron tomar acciones contra los dos concursantes: "Ser un competidor de Gran Hermano es una responsabilidad y requiere un comportamiento siempre correcto y civil. Vuestras continuas provocaciones y comportamientos ya no son tolerables”, informaba Barbara d’Urso (60), la presentadora.

Baye Dame ha recibido una expulsión disciplinaria, y ha tratado de excusarse asegurando que perdió los papeles porque fue la tertuliana quien le incitó: "Me equivoqué, pero Aída Nízar fue muy buena provocándome, me dijo que tengo que volver a Senegal", aseguró.  

Aída Nízar, por su parte, ha sido nominada de manera disciplinaria y será el público el que decida su castigo. La tertuliana también trató de justificarse, y al ver que nadie la comprendía llegó incluso a amenazar con abandonar el programa explicando que no estaba mostrando la mejor versión de sí misma. Fueron tantas las emociones vividas en ese momento, que tras llorar sin parar la española terminó vomitando en el baño. 

La vallisoletana no está consiguiendo los resultados esperados del concurso. Aunque entró con muchas esperanzas de llevarse el maletín, su fuerte temperamento y los enfrentamientos que ha protagonizado están haciendo que sea una de las concursantes de las que más se habla, pero no por las buenas razones. Habrá que ver qué decide el público en la próxima gala. 

[Más información: Aída Nízar revoluciona Italia: "Aquí me pagan lo que merezco"]